Search result

Ivan Dario

32 result(s) found.

“Tenemos que academizar la política, no politizar la academia” Iván Darío Agudelo

Entrevistas Por

Colombia es un país donde falta un gran trabajo alrededor de la Ciencia, la Tecnología, e innovación, en los últimos meses ha sido abiertamente debatido el recorte de recursos de las regalías destinadas a este tema,  para la generación de vías terciarias, además de los recortes de presupuesto a entes como Colciencias.

Hablamos con el Representante a la Cámara por Antioquia Iván Darío Agudelo, un abanderado de estos temas en el Congreso, creador de leyes como la de Spin Off (que permite en el país la creación de empresas basadas en el conocimiento), además de impulsar iniciativas para transformar la forma como el país genera sus recursos más allá de la mera explotación de materias primas.

Esto le dijo el Representante a nuestro periodista Daniel Alejandro López, para Ola Política.

  1. ¿Cuál es el panorama en Colombia en temas de Ciencia, Tecnología, e Innovación?

Es muy importante plantear cómo estamos frente al mundo, que es muy diferente al mundo de hace 10 años, hay empresas hoy que valen más que cualquier país. ¿Cómo estamos frente al mundo?. A Colombia le otorgaron 99 patentes, pero para que veamos la realidad, Estados Unidos 56 mil patentes, Japón 45 mil, la China pasa en un año de 26 mil a 45 mil, Alemania se sostiene con 18 mil e Israel pasa de 1685 a 1838, ¿Sabes que Israel es más pequeño que la Guajira?.

Corea del Sur 15 mil patentes, y este país es el 10% del territorio colombiano, tiene 100 mil kilómetros cuadrados, Colombia tiene 1 millón 132 mil. Tenemos grandes riquezas, innovamos para la guerra, ¿Por qué no innovar por un país en paz?.

Yo he venido luchando por la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología, e Innovación, ya dimos un paso que es la Ley de Spin Off (empresas basadas en el conocimiento), lo más importante en este mundo de la innovación, del conocimiento, de la tecnología, es crear.

Entonces, ¿Qué puede la gente esperar de Colombia?. Tener tierra no es riqueza, la riqueza es usar ese recurso de natural transformándolo, en el caso del café, el que lo produce se queda entre el 9% y 3% de la producción, y quien le transfiere conocimiento, Juan Valdez, Starbucks etc, se queda con el resto de la cadena.

Corea del Sur no tiene petróleo y tienen la segunda refinería más grande del mundo, en Colombia que tenemos petróleo tenemos que importar los derivados del mismo, en la medida que los transformamos. Aquí no somos capaces de transformar nuestros propios recursos naturales.

Colombia que tenemos petróleo tenemos que importar los derivados del mismo

¡Afuera no nos están esperando! Este mundo es competitivo, este mundo nos está devorando.

2.¿Cuál es el papel de los jóvenes en la Ciencia, Tecnología e Innovación?

Yo le hablo mucho a los jóvenes de 18 a 21 años, porque a su edad nunca han elegido un congresista, nunca han elegido un Presidente. Es el momento de reencauzar  la selección natural, necesitamos que sean nuestros hijos los que enterremos a nuestros padres, yo pregunto en Colombia, los que tenemos hijos ¿Algún padre de familia quiso tener un hijo para enterrarlo?, ¿Por qué tienen que sonar trompetas de guerra para enterrar a los hijos ajenos?, esto lo tenemos que acabar.

A los jóvenes les tenemos que decir, vayan a las urnas sin odios, pero vayan. A los jóvenes no podemos responsabilizarlos por lo que ha ocurrido en Colombia, pero ellos son responsables por el futuro, y que a esos jóvenes cuando algún día cuando tengan la edad de nosotros los jóvenes de ese momento no les hagan el reclamo, de que el momento en el que se desactiva el conflicto armado no fueron capaces de construir la nueva Colombia.

A los jóvenes les tenemos que decir, vayan a las urnas sin odios

  1. ¿Cuál es el desafío en la política del país para la Ciencia, Tecnología y la Innovación?

Tenemos que academizar la política, no politizar la academia. A la Universidad le hago un llamado, yo fui profesor por muchos años, hoy la Universidad tiene que pronunciarse, por eso hice la Ley de Spin Off, porque a partir de ahora los docentes e investigadores, podrán ser partícipes de su creación científica. Al no hacerlo hemos creado “cerebros fugados”, vengo haciendo un estudio de la Academia de Ciencias, y un precandidato a la Presidencia Liberal, se acercó a ellos a decirles que iba a crear el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, Humberto De La Calle Lombana.

El ahora Director del Partido Liberal César Gaviria, expresidente, hace 23 años creó la misión de sabios, con un texto hermoso llamado “Colombia al filo de la oportunidad”, y en ese documento nos crearon la ruta, y la ruta es que crear en Colombia una universidad de investigación.

El llamado es que el Presidente debería hacer caso, yo he radicado dos veces esta propuesta de crear el Ministerio, lo que me contesta el Gobierno es que “el palo no está para hacer cucharas”, y este Gobierno debe ser responsable, ya pasó a la historia pero tenemos que continuar. Tenemos que crear esos instrumentos, y demostrarle a este país que la plata que usamos para la guerra es la que tenemos que llevar para educarlos.

4. Hacer un Ministerio de la Ciencia y la Tecnología ¿No es crear más burocracia del Estado para un tema que podría realizar un ente que ya existe?

No, inclusive los recursos están, tenemos que integrar los recursos que ya están, vamos al Ministerio de Defensa, la Policía tiene recursos para la investigación, el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada también. ¿Qué tal si integramos eso, no solamente en términos administrativos? Ahorraríamos muchísimos recursos.

Casi todos los ministerios tienen recursos apropiados para investigación, entonces los podemos recoger, y organizamos el tema de las regalías para poderlos dirigir a Ciencia, Tecnología e Innovación.

Más que un ministerio es un sistema. Ahora, primero, y es una exigencia que hago a este Gobierno, Colciencias tiene que tener un asiento permanente en el Consejo de Ministros, las grandes potencias tienen un científico sentado al lado del Presidente.

¿Qué tal si todos los Ministerios que tienen que investigar lo tienen que transversalizar por Colciencias?. Yo no tengo nada en contra de Colciencias, los he defendido y les he dicho que a ustedes les hacen bullying y matoneo, demos el paso con Colciencias.

5. Un ciudadano de a pie podría pensar que su propuesta es para crear riqueza solo para algunos ¿Cómo decirle que realmente debemos crear más Ciencia, Tecnología, e Innovación?

Si usted toma a los 10 hombres más ricos del mundo, son por una idea, y hay tenemos el desafío de las ideas y el conocimiento. Debemos, primero superar una gran cantidad de normas, y eso es lo que se hizo con la Ley de Spin Off, y eso es para todo el mundo, y segundo, también le hago una reflexión a los profesores, estos profesores pueden llegar a esos muchachos en el aula de clase, ávidos de cambiar, de transformar, de llegar a un mundo para ellos.

Brasil lo hizo, tenía la educación en el puesto número 12 y lo llevó al puesto 2. Aquí hay empresarios que llevan la plata a México, España y Estados Unidos, porque aquí no hay un sistema ideal para investigar, aquí un investigador no se siente motivado y por eso va a construir patentes fuera de Colombia.

Y también un llamado a los jóvenes ahora que estamos cerca a elecciones, que la mayor torpeza es cuando se dejan comprar la conciencia para ir a las urnas, les están comprando la conciencia con su propia plata.

La salida está en la política misma, pero cimentada en la ciudadanía sería, responsable, coherente, que entiendan que lo más importante que tienen es su municipio, su departamento y nación, y que es la empresa más importante que hay que cuidar. Esto tiene que ser una construcción colectiva.

El Ministerio de la Familia y el malestar de los conservadores con el Gobierno

Análisis Por

El Ministerio de la Familia se convirtió y causa de discordia entre el gobierno y el Partido Conservador, tema al que ya se había referido el senador Efraín Cepeda, quien había manifestado que al partido (declarado partido de gobierno) le ha faltado apoyos del Ejecutivo para sus propios proyectos.

Ahora el presidente del conservatismo el exsenador Hernán Andrade, ratifica esa posición presentando una nueva queja al gobierno justo antes de la radicación del Plan Nacional de Desarrollo que ocurrirá el próximo mes.

Andrade se centra en la falta de apoyo para la creación del Ministerio de la Familia, recordando que al Liberalismo sí lo apoyó el presidente Duque en convertir Colciencias en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, además también está en curso la creación del Ministerio del Deporte, un proyecto del Partido de la U.

En el caso del Ministerio de Ciencia, Tecnología, e Innovación, Duque envió un mensaje de apoyo al mismo, que fue iniciativa del senador Iván Darío Agudelo, y terminó siendo aprobado en diciembre del año pasado.

El Ministerio del Deporte que transforma a Coldeportes, ya pasó su prueba en el senado y ahora tendrá que cursar su siguiente debate en la Cámara de Representantes.

Pero el Ministerio de la Familia se atascó, la idea es fusionar al ICBF y las comisarías de familia para crear un ente que no genere más burocracia. Hoy la idea se encuentra parada, luego de que el ICBF la rechazara alegando que no tiene apoyo del Ejecutivo.

El proyecto ha generado polémica, pues se alega que ese ministerio se podría usar para no incluir a las minorías, que promueve un único modelo de familia y que favorece a ciertos grupos religiosos.

Se sabe que el presidente se reunirá con los partidos entre la primera y la segunda semana de febrero, y temas como este serán fundamentales para no desbaratar su coalición y hacerla más grande.

Y no será sencillo pues como le dijo Hernán Andrade al presidente en los medios: “está olvidando a sus verdaderos aliados”. 

El dilema del Gobierno Duque con el Congreso en 2019

Análisis Por

Con el nuevo año también llega una nueva oportunidad para que el Gobierno se reorganice en el legislativo, luego de un arranque lánguido.

El 2018 no fue un año exitoso para el presidente Duque en el Congreso, su Reforma Política se desfiguró, y necesitó recapacitar su relación con los congresistas para aprobar la Reforma Tributaria (Ley de Financiamiento) que también sufrió grandes cambios. Además, se hundió la Reforma a la Justicia que espera volver a presentar.

La estrategia en 2019 será volver a dialogar con las bancadas, reunirse con ellas antes de radicar el Plan Nacional de Desarrollo, y de iniciar las sesiones del Congreso oficialmente.

Pero ¿Qué tendrá que dar el Gobierno a cambio?

La idea es hacer una alianza en la agenda legislativa, que irónicamente solicitan sus propios partidos afines según el Estatuto de la Oposición, como el Partido Conservador que afirma apoyar las propuestas del gobierno, pero no recibir ese mismo apoyo para sus proyectos.

El senador Efraín Cepeda del Partido Conservador lo dijo con claridad en una entrevista para El Tiempo en días pasados: “Nos sentimos satisfechos con el apoyo al Gobierno Nacional pero insatisfechos con la interlocución que se debe tener con un partido de Gobierno”

Mientras en el lado del Partido de la U persiste la división, por ejemplo, en la Comisión Primera, donde las reformas a los temas de paz se estancan pues sus senadores siguen afines a los acuerdos de apoyaron en el Gobierno Santos y no a las reformas de Duque.

La división interna de la U parece la más compleja, pues enfrenta directamente a varios de los congresistas que creen que se debe defender el legado de Santos en temas de paz, y la iniciativa de un gobierno que se opone a ese diseño en varios aspectos.

Los Liberales cedieron en la Ley de Financiamiento, y fueron importantes en no dejar hundir la Reforma Política, y a cambio fue aprobado su Ministerio de la Ciencia, Tecnología e Innovación, iniciativa del senador Liberal Iván Darío Agudelo, pero su posición sigue siendo la de independientes, varios analistas y medios coinciden en que buscan representación en el gobierno.

Mientras Cambio Radical sigue una agenda propia, que comenzó con los proyectos propuestos en la campaña de Germán Vargas Lleras a la presidencia, y no han encontrado motivos o acercamientos que los lleven a ser partido de gobierno.

Indudablemente una alianza en temas legislativos con el Gobierno Duque podría llevar a las mayorías del congreso a aprobar sus proyectos, pero seguramente tendrían cambios y eso afectaría la visión y promesas de Iván Duque en campaña.

Mientras el Centro Democrático, partido del presidente, también reclama más interlocución con sus ministros e incluso algunos congresistas como María Fernanda Cabal o José Obdulio Gaviria solicitan cambios en los ministerios para montar a su ala en el partido en la era Duque.

¿Cómo terminará el gobierno de resolver este dilema?

¿Ciencia para quiénes?

Opinión Por

El pasado 16 de diciembre el Congreso de la República aprobó de manera unánime la ley que crea el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Lo que es sin duda un acierto de nación y un acierto del senador Iván Darío Agudelo Zapata.

Mucho se ha hablado de la posible riqueza que este órgano ejecutivo podría traer al país teniendo en cuenta las experiencias que han vivido otros paises en esta materia, donde gracias al desarrollo científico, tecnológico y la innovación, sus productos internos brutos se han incrementado.

Sin embargo, hoy la profunda desconfianza que tienen los colombianos -por obvias razones- en las instituciones, no les deja creer que este esfuerzo por mejorar el diseño estructural del Estado y la gestión del conocimiento vaya a ser efectivo.

Tuve la oportunidad de acompañar el proceso de creación de la ley -que aún espera sanción presidencial-, y durante esta navidad fui testigo de la percepción de muchas personas en varios diálogos que tuve mientras visitaba las capitales del Eje Cafetero y Bogotá. La mayoría siente que existe la opción de poner en primer plano muchas cosas positivas que pueden inspirar otro relato de país.

Es por esto que la creación e implementación de este Ministerio debe ser un vínculo positivo con la sociedad, con el buen hacer del deber político y el nuevo tiempo donde la inteligencia se gestiona de manera colectiva. Aquí algunas reflexiones para que este logro no se esfume en el pantano de la polarización y más bien sea la gran posibilidad de abrir un diálogo nacional que se alimente de todos los sectores, sin excluir y auto excluirse, porque lo que sí está claro es que ya es muy valioso el simple hecho de que la palabra ‘ciencia’ haga parte del vocablo popular, del imaginario colectivo.

Por ello, uno de los desafíos será entender cómo transformar lo etéreas y gaseosas que a veces resultan las leyes para los colombianos en mecanismos concretos, eso sí, empoderando a la sociedad para que la ciencia haga parte de su cotidianidad:

-La construcción de una cultura científica popular debe ser producto del diálogo y la apropiación, de tal forma que se genere un tejido que empodere a los colombianos del común en torno a la ciencia. Existen conocimientos ancestrales que de ser incorporados al sistema harán que la vision sea cosmogónica. Y ojo que no estoy hablando de ornamentalismos.

-Es necesario que los contenidos científicos sean protagonistas principales de la ciencia, la tecnología y la innovación que se produce en las regiones. Por ello hay que fortalecer la televisión pública regional y nacional, que ha visto amenazados sus recursos tras la imninente desaparición del FONTV con el Proyecto de Ley de Convergencia que, como lo anunció la Ministra TIC, será nuevamente presentado en este período legislativo. Las narrativas transmedia deben ser entendidas como tal y dentro de un sistema de comunicación convergente, pero que no desfinancie sino que fortalezca, democratice y sobre todo construya un Proyecto de identidad nacional, ojalá anclado a la ciencia.

-En Colombia hay más plazas de toros que planetarios y este es un claro síntoma de lo alejados que estamos de una cultura científica. Los primeros son escenarios que actualmente gran parte de la sociedad reclama como obsoletos, y los segundos resultan una necesidad imperante, sobretodo con el resurgir de disciplinas como la astronomía en la ciudadanía del común.

Miren solo este ejemplo: en Bogotá el único dispositivo público que hay para que los niños se acerquen a la cultura científica es el Planetario Distrital. Si analizamos la población de niños de la ciudad, cercana a los 3 millones, frente al número de infantes de la misma ciudad que pueden asistir a este espacio anualmente, unos 200 mil, vamos a encontrar un déficit enorme ¿Será que es momento de reemplazar planetarios por plazas de toros?

-Según las cifras más recientes del SIB Colombia, el país tiene sistematizadas 62.829 especies de flora y fauna. Es la oportunidad para que una de las bases del Ministerio CTI sea la biodiversidad. Incluso ir más allá, ver el link o el ‘match’ entre esto y la economía creativa. La economía creativa ha demostrado ser un importante impulsor de desarrollo en diversos países. Colombia no debería ser la excepción, puede encontrar en la Bioriginalidad un motor para producir bienes y servicios creativos con ciencia, tecnología e innovación.

-Si bien el Ministerio CTI potenciará la inversión en investigación, becas de estudio, infraestructura, negocios transnacionales -que posiblemente habrá que revisar con lupa-, hay que ‘poner el dedo en la yaga’, porque lo que requiere el país es una pedagogía científica que promueva la creatividad de miles de niños y jóvenes, una auténtica transformación en la forma como estimulamos la capacidad de un país en el que el 52,3% de la población es menor de 30 años.

El reto es que haya CIENCIA PARA COLOMBIA, sin distinción alguna, que exista acceso para superar el abandono y la elitización misma de la ciencia, porque si esta nación quiere ser una potencia, es el momento de que la ciencia sea la que tienda los puentes de la equidad.

 

Colombia tendrá un nuevo Ministerio: Ciencia, Tecnología e Innovación

Análisis Por

Después de 4 años de reunir apoyos y coordinar su creación, el senador Iván Darío Agudelo se anota una victoria con la aprobación de su propuesta de crear el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MinCTI).

La idea de la propuesta es convertir a Colciencias en un Ministerio que le de asiento un asiento permanente en el consejo de ministros, y le de relevancia a la ciencia al mismo nivel que otros temas trascendentales para el país.

Han sido variadas las quejas y observaciones académicas, sobre la desventaja que representa para un país que exporta principalmente materias primas el que no le apueste a la ciencia, tecnología e innovación, y de ahí la propuesta de buscar atraer más recursos de diversos sectores a través de un ministerio con ese propósito.

El presidente Iván Duque apoyó la iniciativa, y la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez, aclaró que en medio del gran ajuste que tiene el país en temas de presupuesto, el nuevo ministerio no se traducirá en un aumento de burocracia, pues lo que hace es convertir al actual Colciencias en un ente superior.

Desde que era representante a la Cámara por Antioquia, el hoy senador Agudelo insistió en la necesidad de crear un ministerio para este concepto, de hecho, en diálogo en ese entonces con Ola Política indicaba: Yo he venido luchando por la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología, e Innovación, ya dimos un paso que es la Ley de Spin Off (empresas basadas en el conocimiento), lo más importante en este mundo de la innovación, del conocimiento, de la tecnología, es crear”

El nuevo ministerio, buscará recursos para investigación, y buscará dal una nueva mirada al uso del conocimiento como fuente de recursos y que intenta ponerse a la vanguardia de los países de la OCDE, que en su mayoría tienen ministerios creados con este propósito.

La aprobación tuvo una sólida mayoría en el congreso, y en la medida que logre, por ejemplo, centrar la investigación de los demás ministerios en uno, el país ahorraría recursos y tendría políticas más sólidas orientadas la ciencia, tecnología e innovación.

¿Logrará el nuevo Ministerio desarrollar un sector que siempre fue relegado en Colciencias?, y ¿Quién será el nuevo ministro a cargo de este tema?.

El Congreso tendrá grandes retos y necesitará veeduría

Editorial Por

Después de todo el espectáculo que se da al inicio de cada nuevo Congreso, desde el anuncio de renuncia al senador de Álvaro Uribe, la renuncia a su curul de Iván Márquez, la bajada de pantalones de Mockus, la elección de las mesas directivas, entre muchas otras movidas, llega la hora de pensar en el gran reto para los próximos años. Leer más

Un ministerio para la Ciencia

Opinión Por

Para nadie es un secreto que Colombia a estado divorciada del desarrollo científico y tecnología, donde los grandes logros científicos que hemos alcanzado son el resultado de la perseverancia y dedicación de un grupo de científicos que por puro amor a la ciencia y al conocimiento han dedicado sus vidas al saber, y no como consecuencia del apoyo privado o gubernamental, dado que Colombia carece de una política pública orientada al desarrollo de la ciencia. Estos son los casos del profesor Rodolfo Llinas, Manuel Elkin Patarroyo, Martha C. Gómez, Jorge Reynolds, Adriana Ocampo Uria, entre otros muchos científicos.

No es una casualidad que un grupo relevante o significativo de los mejores científicos colombianos se encuentren desarrollando sus investigaciones en el extranjero, pues es carente o casi inexiste el apoyo a la ciencia y tecnología en Colombia.

Y es que el problema para desarrollar la ciencia en Colombia es consecuencia de una conjunción simultanea de un cúmulo de variables que vuelven casi imposible su desarrollo. La más conocida es la falta de recursos destinados a la investigación y desarrollo que son apenas el 0.2% del PIB, pero no es la única causa, también está la inestabilidad administrativa de Colciencias que en los últimos 10 años a tenido 9 directores diferentes y posiblemente veamos su décimo director el 7 de agosto; también esta la descentralización de los recursos destinados a la investigación en un sin número de entidades y por último el problema del uso idóneo de los recursos de las regalías que en algunos departamentos se las han gastado en grandes elefantes blancos.

Es bajo este panorama que hace un tiempo se ha debatido la necesidad de centralizar los esfuerzos y la política publica de ciencia y tecnología en un ministerio que le de orden y norte claro, propuesta que el hoy senador Iván Darío Agudelo a impulsado y promovido, primero en la Cámara de Representantes como representante a la cámara de Antioquia donde logró la aprobación en dos debates del proyecto de ley que busca crear el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y ahora desde el senado donde se busca su aprobación para volver una realidad el Ministerio de la Ciencia.

Y es que la propuesta del senador Agudelo deberá ser debatida por esa cámara en la actual legislatura, y esperamos que el resto de los senadores estén a la altura del debate para poder crear esta nueva institución que cobije a la ciencia y rompa el divorcio de Colombia con la investigación.

La construcción del Ministerio de la Ciencia no solucionara los problemas de forma inmediata, pero dará los cimientos para trazar una política publica clara y coherente con las necesidades de la academia y la industria colombiana, el nuevo ministerio eliminará la inestabilidad administrativa que padece Colciencias, centralizará los recursos dispersos y generará un mecanismo de vigilancia y fiscalización de los recursos de la ciencia (en especial los de las regalías), solucionando varias de las trabas que existen hoy en día.

Otra virtud del Ministerio de la Ciencia es tener la representación en el consejo de ministros y por ende poder obtener mas recursos para este sector en el diseño del Presupuesto General de la Nación, al poder debatirle al ministro de hacienda en las reuniones ministeriales las decisiones presupuestales y no solo estar sometido a los caprichos del tesoro nacional, donde los recursos sean el rubro restante de los demás sectores.

El ministerio por si solo abre la oportunidad para obtener recursos y construir una política publica clara sobre el rol de la ciencia, la investigación y la innovación en Colombia, pero requiere ser concretado una vez esta nueva institución sea aprobada en el Senado.

Para concretar la política pública de ciencia y tecnología se requiere un nuevo CONPES para este sector porque el CONPES 3934 está desactualizado y fuera de la realidad del sector y estará más obsoleto una vez se cree el nuevo ministerio, también se deberá construir un plan decenal o de mediano plazo que de un norte claro al desarrollo científico-técnico colombiano y de esta forma asignar eficientemente los recursos de la ciencia a medida que estos crezcan.

Es necesario el ministerio de la ciencia para poder organizar y centralizar la política de innovación y sacar a Colombia del letargo que se encentra. Lo anterior nos permitirá llegar finalmente al siglo XXI, por medio de una política coherente y organizada que será la tarea una vez se construya el nuevo ministerio, pues cabe recordar que Colombia es de los pocos países que no cuentan con una agencia espacial entre otras agencias e instituciones necesarias.

Solo falta decir que el debate que empezó la semana pasada con la audiencia publica en el Congreso de la República en la que participaron Colciencias, Asaciones científicas, Universidades, investigadores y la ANDI. Debería ser replicado en los distintos espacios académicos e investigativos a los largo y ancho de Colombia para poder robustecer la nueva institución que regirá la vida intelectual colombiana.

Es necesario extenderle una invitación a las universidades, a los académicos, a los investigadores, científicos y en general a todos los colombianos que se tomen como propia la discusión y vayan al congreso a debatir, a retroalimentar el proyecto de ley que creará el nuevo ministerio, porque es ahora que tenemos la oportunidad de sacar un ente rector de la ciencia cercano al investigador, cercano al científico y cercano a las necesidades de Colombia para poder investigar y construir las respuestas y soluciones que necesitamos.

Panorama a una semana de las elecciones al Congreso

Análisis Por

El próximo domingo será un momento crucial para los 4 años venideros en el país. Se elegirá al Congreso de la República que recibirá al sucesor de Santos, tendrá en sus manos la implementación del Acuerdo de paz, las posibles reformas económicas, las “papas calientes” de la salud, las pensiones y la seguridad urbana.

Un presidente puede ejercer desde el Ejecutivo muchas medidas, pero la labor de cambiar las leyes que hoy operan mal, de crear normatividad para combatir los grandes problemas del país, y de ejercer control político al nuevo mandatario, recae en ese Congreso.

Por todo lo anterior les mostramos un breve panorama a una semana de esta crucial elección:

  1. Campañas al Congreso a toda máquina

El 7 días las fuerzas políticas medirán su pulso en una elección compleja, Cambio Radical aspira a aumentar sus Senadores, un fuerte espaldarazo para Vargas Lleras, con Rodrigo Lara como cabeza de lista, los cristianos aglomerados en Castellanos, y la costa apostando a Arturo Char, esa lista tiene un gran reto por delante, además de estar llena de nombres cuestionados.

El Centro Democrático que abrió sus listas, tiene temores y confianza, Álvaro Uribe Vélez se medirá con número propio al Congreso después de ser Presidente, y muy probablemente se convertirá en el más votado de la historia, pero si sus compañeros de lista no logran votaciones propias significativas, su número de parlamentarios podría caer.

Los Liberales a pesar de la extrañeza de tener a Mauricio Gómez de cabeza de lista, tienen varios candidatos fuertes, como Iván Darío Agudelo en Antioquia, Horacio José Serpa en Bogotá, y Santander, al igual que Luis Fernando Velasco, Fabio Amín Saleme, Sofía Gaviria Correa, Andrés Cristo, entre otros. Eso podría aumentar su número de parlamentarios.

El Polo Democrático le juega a la supervivencia, con Jorge Enrique Robledo, intentando sacar otra votación histórica, además de Iván Cepeda, el partido necesita más de 414 mil votos para continuar, y además debe buscar aumentar su número de congresistas, y así favorecer su apuesta por Sergio Fajardo.

La U tendrá que soportar los golpes de sus congresistas encarcelados y uno de ellos ya condenado. Con Roy Barreras a la cabeza, serán seguramente los que más tienen por perder en esta elección, y no es para menos, con los Besaile y los Elías debilitados y todavía en sus listas, les espera un difícil 11 de marzo.

El Partido Conservador espera al menos mantener sus Senadores y Representantes, se destaca la salida de Roberto Gerlein y el salto de David Barguil, jugadas de un partido que sin candidato presidencial es tierra de nadie en los acuerdos con los candidatos.

Los verdes le apostaron a Mockus, y eso podría consolidar su fortaleza en Bogotá, con votaciones también importantes como las de Angélica Lozano, pero fuera de la capital falta ver si logran más apoyo, y aumentar su número de curules, algo que hoy por hoy no se ve claro, y menos con un Fajardo que ha bajado hasta 8 puntos en las encuestas.

Los que quieren entrar deben enfrentar a los antes mencionados, como la lista Decentes de Petro que por ahora no parece que pase con el umbral o que lo haga holgadamente, también está la disputa por las curules Indígenas entre MAIS y ASI, y los cristianos que buscan espacio propio, como la lista de SOMOS de la candidata Presidencial  Viviane Morales y el MIRA que ganó hace poco curules en el Senado por una decisión judicial.

  1. Las consultas presidenciales

Un efecto vía encuesta a favor de Duque y Petro se explica al movilizar a sus votantes el día de la elección al Congreso, y eso les da la visibilidad que los tiene arriba de las encuestas, por eso muchos analistas prefieren esperar a que pasen las elecciones parlamentarias para hablar de reales favoritismos.

Por ahora según la última medición de Cifras y Conceptos, Duque con el 63% de la intención de voto le gana a Marta Lucía (39%) y Ordóñez (8%), un golpe fundamental en su carrera a la Casa de Nariño que demostraría que sí puede capitalizar el apoyo de Uribe.

Mientras tanto nadie duda que Petro derrote a Caicedo en la consulta de la izquierda, en la última encuesta lo derrotaba con un 89% de la intención de voto, pero lo que todos verán es cuántos votos obtiene la consulta, aunque eso no se traduce necesariamente en votos en primera vuelta como quedó demostrado con Peñalosa en 2014 y Sanín en  2010. Si la lista de Petro al Congreso se hunde o es una minoría muy reducida, y al mismo tiempo su consulta es demasiado baja, podría perder puntos vía encuesta.

El lunes 5 de marzo se abren las urnas en el exterior, con más de 720 mil ciudadanos colombianos registrados, inicia la carrera que definirá el nuevo Congreso. Recuerde que tiene una semana que decidir su voto, pero lo más importante (así sea en blanco), es que vote y decida, no deje que otros lo hagan por usted.

Las cuentas de los Partidos al Congreso

Análisis Por

Las elecciones al Congreso siempre están cubiertas de grandes promesas alrededor de las alianzas regionales que podrían configurar nuevas mayorias. Lo cierto es que en buena medida los grandes cambios que se han producido en las últimas décadas, ha sido por la llegada de nuevos partidos políticos, sea por disidencias de los mismos como en el caso de La U, o por aglomeración de un partido alrededor de un gran elector, caso único del Centro Democrático.

Ahora más que promesas es necesario sentarse a ver los números que podrían representar un cambio en la conformación del Congreso, y que determinarán esa nueva mayoría. Como siempre es más fácil medir aquellos números que se restarían a la última votación de un partido, por lo que siempre hay espacio para las sorpresas.

Partido de Unidad Nacional

En La U existe cierto grado de pánico, pues la división de los últimos 4 años al interior de la colectividad hacen que hoy el Partido del presidente Santos se vea todo menos santista, hace 4 años alcanzaron más de 2.263.206 votos, perdiendo cerca de 7 curules en el Senado, pero garantizando ser todavía el Partido con mayor número de parlamentarios.

La U en la Cámara obtuvo la segunda mejor votación con 2.297.786 votos, para un total de 37 curules. El problema es que ese partido sufrió dos grandes golpes, por un lado la caída de sus dos grandes electores, además son los dos senadores más votados del país individualmente detrás de Jorge Enrique Robledo, se trata de Musa Besaile con 145.402 votos, y “Ñoño” Elías con 140.143. Ambos senadores dejaron heredero en las actuales listas de La U, pero después de los escándalos es difícil creer que lograrán la misma votación de sus padrinos políticos.

También está en prisión el Senador Martín Morales, con cerca de 70 mil votos, es decir, podríamos estar en un escenario donde La U deje de ser después de tres periodos el Partido con más congresistas.

Centro Democrático

El CD tiene la segunda mejor votación del Senado, una votación en lista cerrada, con Uribe a la cabeza y más de 2.045.564 votos, un resultado extraordinario alrededor de un solo nombre, de hecho, se estima que eso convierte a Uribe en el Senador más votado de la historia, aunque por ser lista cerrada los votos se cuentan a toda la lista.

Esta vez el CD tiene un escenario distinto, un Uribe que sabe que no es eterno en la política, abrió las listas del Partido, lo que hizo escapar a los congresistas que no llegarian con votos propios, y además genera un efecto fundamental: por primera vez desde 2006 se medirá el nombre de Álvaro Uribe en solitario en una urna.

El efecto podría ser adverso para el Centro Democrático, pues Uribe disputará los votos de otros candidatos de su propio Partido en Antioquia, y pondrá el peligro a aquellos que no tienen mayor trabajo de base o que nunca se han medido en las urnas con número propio, personalidades como Paloma Valencia, María Del Rosario Guerra, Paola Holguin, o José Obdulio Gaviria, tendrán que demostrar su capacidad de voto individual para no quedar por fuera.

Partido Conservador

Los azules tienen hoy la tercera votación más alta al Senado con 1.944.284 votos, y 18 senadores, son una fuerza importante en el congreso, aunque en la Cámara también son terceros detrás de los liberales y La U.

Este año se la juegan por la renovación del Senado, y ese es el gran desafío del Partido para no perder escaños, pues su mayor elector se retiró después de 50 años en el Congreso Roberto Gerlein Echavarría dijo que no va más, y este Senador sumaba cerca de 127.004 votos, en una entrevista con Blu Radio dijo que no estaba lejos de diálogos con José David Name de La U, es decir, esa importante votación podría fugarse en la costa, mientras otra parte irá con Aida Merlano, que salta de la Cámara y tiene el apoyo de Jose Gerlein hermano y empresario que siempre apoyó a Roberto.

Mientras tanto Hernán Andrade, con más de 67 mil votos, no repite en buena parte por los escándalos en su contra, y va en cambio su hermana Esperanza Andrade, aunque al igual que los Besailes y los Elías en La U, falta ver cuánto afectan los escándalos esa votación.

Aún así el Partido aspira a mantener esas curules y para ellos cuenta con grandes electores como Efraín Cepeda, Nora García, y falta ver la votación de David Barguil.

Partido Liberal Colombiano

Los Liberales tienen la cuarta votación más alta al Senado hoy, con cerca de 1.748.789 votos, pero además tienen el mayor número de curules de la Cámara con 39. Una bancada nada despreciable, pero llena de desafíos.

Por un lado, los rojos pierden a Viviane Morales que se va con sus electores al Partido SOMOS, aún así Morales tenía 53 mil votos en la última elección, a eso es de sumarle la salida de Juan Manuel Galán que representaba más de 75 mil votos, además de Mario Fernández con algo más de 51 mil votos.

La prueba de fuego será para los grandes electores, y los que suben de la Cámara, primero para el hijo del Senador Horacio Serpa, quien llegará con el apoyo que ha venido logrando gracias a su trabajo en Bogotá, además de su afinidad con votantes de otras zonas del país como Santander. Su votación seguramente será importante.

Andrés Cristo repite, el hermano de Juan Fernando Cristo es un candidato importante pues en la última elección alcanzó más de 85 mil votos, además se espera una importante votación de Arleth Casado quien si bien pasó de más de 130 mil votos en 2010 a 63 mil en 2014, podría por lo menos repetir esa votación y claro está Luis Fernando Velasco quien se espera repita.

De la Cámara saltarán nombres importantes como Iván Darío Agudelo, Olga Lucía Velásquez, Julián Bedoya y Carlos Castaño. Ese apoyo se espera mantenga las curules del Partido en el Senado, y la Cámara, pero para eso su votación debe aumentar significativamente, algo que muy seguramente si pasará en el siguiente partido.

Cambio Radical

Con 996.872 votos, el partido del exvicepresidente Germán Vargas Lleras es una pieza clave de estas elecciones, pues es uno de los mayores receptores de fugados de otros partidos.

Su único golpe significativo es la salida de Carlos Fernando Galán de la lista. Galán logró 87.486 votos en 2014, y su reemplazo como cabeza de lista de Rodrigo Lara, de quien se espera una buena votación pues para salir elegido Representante en Bogotá logró más de 100 mil votos.

Sus votos y curules seguramente aumentarán, primero, por la llegada del voto cristiano con la candidatura al Senado de Claudia Rodríguez de Castellanos, espora de Cesar Castellanos fundadores de Misión Carismática Internacional (MCI) y volados del CD, segundo, la llegada de viejos herederos y 5 saltados de la cámara, y tercero, mantener las importantes votaciones de German Varón con más de 79 mil votos, y de su mayor elector Arturo Char, de la poderosa casa Char de la costa Atlántica, cuya última votación fue superior los 108 mil votos.

Debacle de la izquierda

La izquierda la tendrá difícil, por una parte la llegada del Partido FARC, podría generar resistencia a ese sector, pero peor que eso, su profunda división, pues con la salida de Clara López del Polo y la aparición de la lista de la decencia, la mayoría de los partidos de ese sector podrían no lograr el umbral.

El Polo Democrático aglomeró la mayoría del voto de izquierda en 2014, y con eso alcanzó poco más 540 mil votos, que al dividirse con los votos de la Lista de Clara-Petro-Caicedo podría terminar por hundir todo el barco.

Por eso Robledo el Senador en lista abierta más votado del país con 191 mil votos, repite en el Polo para impulsar su lista y la existencia de ese partido, cuyos últimos candidatos presidenciales (a excepción del fallecido Carlos Gaviria Díaz), están hoy por fuera de esa colectividad.

Alianza Verde

Los verdes quieren crecer, y para eso se la juegan con la carta de Antanas Mockus, de quien no se sabe a ciencia cierta cuantos votos acumularía luego de no medirse en las urnas desde las presidenciales de 2010. Pero se espera un importante resultado de personalidades como Angélica Lozano quien a pesar de obtener 30 mil votos a la cámara por Bogotá, heredará la votación de Claudia López poco más de 80 mil votos. También se tienen expectativas de Iván Marulanda que viene del Fajardismo para fortalecer la lista y de Antonio Sanguino quien salta del Consejo de Bogotá donde siempre obtuvo una importante votación.

Opción Ciudadana y MIRA

MIRA quiere regresar al Senado, y para eso armó una lista con fuerte factor femenino, pero sus posibilidades con la llegada del partido cristiano SOMOS, y los votos cristianos en Cambio Radical y Centro Democrático hacen ver difícil esa opción. Mientras el panorama para la Opción Ciudadana es incierta a menos que repita los votos de sus grandes electores, con fuerza en los Santanderes y la costa caribe.

El panorama a dos meses de las elecciones al Congreso

Análisis Por

En dos meses a partir de hoy, es decir el 11 de marzo de 2018, lo colombianos tendremos una cita con las urnas. En una elección fundamental se elegirá al próximo Congreso de la República, y en un escenario político lleno de novedades.

Un partido que logré más de 600 mil votos, tendrá las mejores posibilidades de obtener curules en el Senado, aunque esa barrera de votos podría variar.

Hace 4 años el Partido de La U, era el Partido más votado del legislativo, con más de dos millones doscientos mil votos, perdía curules frente a su resultado hace 8 años, pero se mantenía como la más grande del Senado, y segundo más grande de la Cámara.

Mantener ese liderazgo hoy se ve difícil, pues el fin del Gobierno Santos, genera una debilidad natural sobre este partido, además se su fuerte división interna, con sectores atrapados ante la imposibilidad del transfuguismo. Todo lo anterior sin contar los fuertes escándalos de corrupción que hoy tienen presos a sus dos más grandes electores: Musa Besaile y “Ñoño” Elías, en resumen, repetir ese resultado parece hoy imposible.

El Partido Liberal presenta un escenario distinto, por un lado su cabeza de lista con extrañeza es Mauricio Gómez Amín, pero en la lista en general se ven nombres que seguramente sumarán una importante votación a la lista, como Luis Fernando Velasco, Iván Darío Agudelo, y Horacio José Serpa. La meta del Liberalismo es seguir siendo una fuerza importante en el Senado, y repetir con sus curules su liderazgo en la Cámara.

Los ojos se centran en Cambio Radical, que recibió los nombres de políticos cuestionados, y tiene como cabeza de lista a Rodrigo Lara en el Senado, una apuesta compleja pues Germán Vargas busca aumentar de forma significativa sus curules. Hace 4 años solo obtuvieron 9 Senadores, con cerca de un millón de votos, y 15 representantes a la Cámara. Su estrategia más que el voto de opinión (que se ve afectado por los escándalos de corrupción en su entrega de avales), radica en su capacidad de fortalecerse con sus alianzas en las regiones.

El Centro Democrático hará un experimento nuevo, pues en 2014 llegó gracias al arrastre del ex presidente Álvaro Uribe en una lista cerrada, superaron los dos millones de votos en el Senado, pero ahora con una lista abierta cada uno tendrá que buscar sus resultados, así Uribe siga alcanzando gran votación.

El experimento permitirá tres cosas: primero, conocer en realidad cuantos votos rodean hoy a Uribe más allá de una lista cerrada, es decir, se podrá votar por él directamente desde su reelección en 2006 como presidente, segundo, depura las listas del Partido de aquellos que no han trabajado por organizar sus bases en estos cuatro años, entre los que no volverán está Alfredo Rangel y Thania Vega, además de los cristianos. Y tercero, prepara el camino para el día en que Uribe se retire, pues dejar a sus congresistas con bases organizadas permite que en próximas listas él no esté.

El Partido Conversador busca al menos mantener sus 18 Senadores, con una lista donde se destaca el salto de David Barguil de la Cámara al Senado, el nuevo repitis del Congresista con mayor antigüedad de la historia Roberto Gerlein, y la candidatura de Esperanza Andrade, hermana del actual Senador Hernán Andrade envuelto en un gran escándalo por el cartel de la Toga. Además esa lista se ve afectada por la falta de un candidato presidencial viable, una decisión que podría llevar al Partido a la coalición de derecha, o muy probablemente a Germán Vargas Lleras.

Los independientes juegan a darle un giro al Congreso, pero su capacidad de reunir la votación necesaria, sigue siendo escasa.

Los Verdes se destacan por tener a Antanas Mockus de cabeza de lista, al fajardismo con Iván Marulanda en el número dos, y la llegada de Angelica Lozano de la Cámara. Una apuesta arriesgada tomando en cuenta que no repite su mayor electora Claudia López, ni Antonio Navarro Wolf.

En el Polo la fórmula vuelve ser apostarle a la imagen de Jorge Enrique Robledo, el congresista de ese partido ha prácticamente salvado esa lista en varias oportunidades, y ahora busca aumentar el número de curules apostando las presidenciales a Sergio Fajardo, es de destacar que es la primera vez que un candidato puramente de izquierda no va a primera vuelta por ese partido, un aval con el que se la jugaron Navarro, Carlos Gaviria Díaz, Petro, y Clara López, y a excepción de Gaviria quien falleció, todos los demás están fuera de esa colectividad.

Muchas otras apuestas quedan en el aire, ¿Tomará fuerza la lista de la decencia de Petro y Clara López?, ¿El MIRA regresará al Senado?, ¿Opción Ciudadana repetirá su votación?.

Una elección con miles de candidatos, y a menos de 60 días de concluir.

Ir Arriba