Así va el “novelón” del Centro Democrático para elegir candidato presidencial

Análisis Por

En las toldas del Centro Democrático (CD) se vive un verdadero novelón alrededor de las encuestas para encontrar a su candidato presidencial. Este domingo 10 de diciembre se sabrá la tercera entrega que eliminaría a otro de los candidatos, aunque sí el primero logra una diferencia por encima del margen de error, ganaría automáticamente.

Hasta ahora los resultados van así en las dos rondas:

Primera ronda:

Iván Duque: 24 %

Carlos Holmes Trujillo: 17 %

Paloma Valencia: 9 %

Rafael Nieto 8 %

María del Rosario Guerra 8% – Eliminada

44% no sabe no responde

Segunda ronda:

Iván Duque   20,7 %

Carlos Holmes Trujillo 18,2 %

Rafael Nieto  16,3 %

Paloma Valencia 15,6 % – Eliminada

Las jugadas de la tercera ronda

El desafío para el Partido uribista es no solo lograr salir de este proceso con unidad, sino además hacerlo con un candidato viable, que sirva de imán a otros sectores de centro. Algo complejo si se elige a un candidato del ala más dura de esta colectividad.

Pero mientras se hace la medición que inició este miércoles, cada candidato quiere hacer sus propias jugadas:

Rafael Nieto Loaiza

Nieto quien comenzó como la imagen de empresario y con más desventaja, hoy tiene el apoyo del ala más extrema del uribismo encarnada en el destituido ex ministro Fernando Londoño Hoyos, y esta misma semana anunció su adhesión el ex gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, a quien se le cerraron las puertas para una candidatura propia en el CD por sus múltiples líos con la justicia.

Con esto Nieto se casa con una de las partes más duras del uribismo, pero también se abre camino, pues hasta ahora su crecimiento en las encuestas ha sido extraordinario a comparación de sus competidores.

Carlos Holmes Trujillo

El exconstituyente, es además hijo de uno de los liberales del ala socialista más importantes del siglo pasado y llamado igual que él, es ahora uno de los candidatos más sólidos de la contienda.

Esto no solo ocurre por su crecimiento en las encuestas, sino además porque al salir eliminada la candidata María Del Rosario Guerra, las toldas zuluagistas decidieron unirse a su campaña.

Zuluaga al no poder ser candidato es ahora directivo del partido, pero lejos de ser un juez imparcial, ha decidido apoyar abiertamente a Carlos Holmes, quien además fue su candidato vicepresidencial en 2014.

Holmes con un discurso menos polarizante, ha tenido también un crecimiento importante, y es ahora el más cercano a Duque en las encuestas. Lo que podría terminar en una remontada importante.

Iván Duque

El joven senador no la tiene fácil, a pesar de liderar las encuestas, una gran parte de las huestes uribistas no lo ve como el candidato, por un lado se quejan de su edad (41 años), arma que ha usado a su favor alegando renovación, aunque es necesario recordar que personalidades como César Gaviria llegaron a la presidencia a los 43 años, o Ernesto Samper a los 44 años.

Por otro lado, se le critica que algunas de sus posiciones no son del ala más dura de derecha del partido, como su visión de pequeños empresarios en el campo (lo cual generó fuerte debate con Nieto), e incluso su apoyo o no al referendo de Viviane Morales contra la adopción de solteros, divorciados y personas del mismo sexo.

Pero a Duque no le faltan apoyos, entre ellos 18 congresistas que ayer reafirmaron que él debía ser el candidato presidencial, entre los firmantes están Ernesto Macías, José Obdulio Gaviria, y Alfredo Rangel, entre otros.

Uribe “sigue siendo el rey”

Pero si de algo no hay duda es que el ex presidente Uribe sigue teniendo la última palabra. Primero, porque ante la diferencia en las dos primeras encuestas, es probable que no exista un rotundo ganador en la tercera, lo que podría obligar a tener dos finalistas y Uribe sería un factor decisivo, y segundo, porque los mismos precandidatos firmaron un acuerdo de voluntades para que sea el expresidente y NO el candidato elegido, quien haga las correspondientes alianzas con las demás fuerzas del No en el plebiscito restando poder de liderazgo al candidato oficial. Lo que deja claro que “Uribe sigue siendo el rey”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*