Comienzan las jugadas para quedarse con los votos de Viviane Morales

Análisis Por

Refiriéndose a la “Colombia de la Fe” en una carta y video públicos, Viviane Morales dio por terminada su candidatura presidencial por el Partido Somos, partido que entró al Senado de la República a pesar de que el día del conteo de votos el 11 de marzo aparecían quemados, lo que significó un renacer de los cristianos y se esperaba que también fuera un impulso a la candidatura de Morales.

La exfiscal y exsenadora del Partido Liberal ha librado varias batallas y curiosamente pasó de una respetada jurista, a una mujer polémica al intentar un referendo que quería prohibir la adopción de niños por parte de solteros, viudos, divorciados y parejas del mismo sexo.

Morales además terminó su paso por el liberalismo de forma accidentada, primero, intentó ser precandidata por ese partido, muy a pesar de que tanto su posición sobre la adopción, como sobre el proceso de paz, no eran compartidas por varios grupos liberales, lo que terminó una renuncia a esa precandidatura luego de que el manifiesto para inscribirse fijara condiciones mínimas sobre estos temas, segundo, a principios de año renuncia a su curul y se va para el Partido Somos, un partido cristiano y con el apoyo de su esposo Carlos Alonso Lucio (quien también es líder religioso), inició una campaña llena de retos y que nunca logró un avance significativo en las encuestas.

En una carta pública y un video en sus redes sociales, Morales indicó supuestas “trampas evidentes” de la cúpula del Partido Liberal luego de una demanda que si bien no fue presentada oficialmente por el partido ella sostiene que fue ideada por sus líderes, y que terminó por asfixiar su candidatura.

Lo cierto, es que la campaña Viviane Presidente tenía varios desafíos económicos, como lo dijo la propia excandidata hubo retrasos en el giro de los anticipos para la campaña y a falta de una fuerte financiación externa y de resultados significativos en las encuestas, la campaña terminó en el limbo.

El factor Lucio

Varias fuentes consultadas por Ola Política narraron la forma como Lucio esposo de la candidata, tuvo un factor fundamental en la campaña, no solo le habla al oído, sino también fue fundamental en la estrategia a seguir.

Viviane tuvo la oportunidad de participar en la consulta de la derecha, por invitación del mismo Duque, con quien mantiene una relación cordial. Pero al parecer prefirió la candidatura independiente por concejo de su equipo y en especial del propio Lucio.

La campaña nunca brillo por su estrategia de comunicación, ni aún en los elementos más básicos, como elegir un tema cristiano como bandera política con el slogan: “Llegó la hora de la fe”.

El uribismo fue el primero en buscarla

En cuanto se supo la noticia Iván Duque reaccionó publicando una carta donde propuso desde ya una reunión con Morales sobre la “necesidad de construir una agenda programática común en la que podamos coincidir”

Además, afirmó: “Considero que su trayectoria, su liderazgo con la comunidad cristiana y su papel como legisladora son importantes para consolidar una gran coalición ciudadana que nos permita ganar la Presidencia”.

La excandidata respondió con una carta y una invitación a desayunar, ha dicha reunión también está invitada la candidata vicepresidencial Martha Lucía Ramírez, la reunión podría llevar a Morales a la campaña de Duque de la misma forma que recientemente se adhirió la Senadora Liberal Sofía Gaviria.

Además el caudal de votos de Viviane no es despreciable, con más de 2 millones de firmas para su candidatura, y con un público votante tan disciplinado como los cristianos, es seguro que no se dejará pasar la oportunidad para adherir a la exfiscal a una campaña.

Claudia López fue una voz enérgica contra el referendo que quería promover la entonces senadora Morales, y su movimiento en el congreso junto con Angélica Lozano y el respaldo del también entonces ministro del interior Juan Fernando Cristo, hizo que se hundiera la iniciativa.

López dijo en su cuenta de twitter: “Lamento su retiro. Sin duda machismo e iniquidades son aún barreras a la participación política de las mujeres que debemos superar. Pero también fracasó su apuesta por la discriminacion y homofobia como banderas. Lección: su inteligencia puede estar al servicio de mejores causas”

La última mujer candidata

Aunque en esta ocasión se destaca el elevado número de mujeres como candidatas vicepresidenciales, Morales era la última candidata, luego de la renuncia de Piedad Córdoba y aunque sus posibilidades de ganar eran casi nulas, se destaca que por primera vez desde la Constitución de 1991, no habrá una opción femenina para llegar a la Casa de Nariño.

Ahora bien, debido a que la renuncia se da tan cerca de la elección, Viviane Morales aparecerá en el tarjetón (incluso estos ya empezaron a imprimirse) pero los votos no serán ni nulos, ni contados, lo que deja solo opciones masculinas.

¿Cuándo llegará la hora de una mujer presidente en Colombia?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*