Diez anotaciones puntuales sobre las elecciones del congreso y sus efectos en las elecciones presidenciales

Análisis Por

Se realizaron las elecciones para Congreso de la República y este ejercicio democrático deja un cúmulo de lecciones y experiencias, así como nuevos escenarios políticos para las elecciones presidenciales de mayo y junio próximos.

Uno, se incrementó la participación electoral, lo cual es una buena noticia, así haya sido en una pequeña proporción, porque la abstención sigue siendo la nota predominante (51.4% aproximadamente). Esto hace prever unas elecciones presidenciales con más de dieciocho millones de votantes –siempre se aumenta la participación en la elección presidencial-, lo cual significa que para tener opciones de pasar a segunda vuelta presidencial un candidato debe estar por encima de los cinco millones de votantes.

Dos, se eligió un Congreso plural y no existe una fuerza política que ‘domine’ en el Congreso. De hecho para elegir directivas del Congreso no es suficiente con acuerdos entre dos fuerzas políticas, ni siquiera las dos mayoritarias; se van a requerir más de tres y eso obliga a estos movimientos a construir acuerdos. Es probable que las coaliciones que se construyan para apoyar los candidatos presidenciales para segunda vuelta sean las que prefiguren esta mayoría en el Congreso.

Tres, va a existir un bloque de congresistas en Senado de una tendencia de centro-izquierda que estará cercano al veinticinco por ciento (25%) del total de esta corporación: los diez Verdes, los cinco del Polo, los cuatro de Decentes, los cinco de las FARC, los dos indígenas. Y eventualmente se pueden sumar algunos congresistas de otras bancadas, lo cual prevé un bloque opositor importante para efectos del control político o para impulsar algunas iniciativas legislativas.

Cuatro, en Senado el partido político con mayor representación es el Centro Democrático (19 senadores) seguido de Cambio Radical (16 senadores). En Cámara de Representantes el gran triunfador es el Partido Liberal con 35 representantes a la Cámara, seguido del Centro Democrático con 32 representantes.

Cinco, el partido político que se puede considerar como el gran ganador es Cambio Radical que aumentó siete (7) curules en Senado y catorce (14) curules en Cámara de Representantes. El perdedor, en cuanto al número de curules se refiere, es el Partido de la U, que pierde en Senado siete (7) curules y en Cámara de Representantes pierde (12 curules).

Seis, el partido que queda con el mayor número de curules en las dos Cámaras es el Centro Democrático, con diecinueve (19) Senadores y treinta y dos (32) Representantes, seguido del Partido Liberal con catorce (14) Senadores y treinta y cinco (35) Representantes; luego Cambio Radical con dieciséis (16) Senadores y treinta (30) Representantes, el Partido Conservador con quince (15) Senadores y veintiún (21) Representantes.

Siete, la contienda presidencial apenas inicia en su verdadera etapa. Por ahora lo que se dio fue una salida hábil de algunas candidaturas al organizar las consultas con la elección de Congreso; de esta manera aumentaron la exposición en medios de esos candidatos y eventualmente pudieron jalonar sus listas al Congreso. A esto contribuyeron los medios de comunicación que terminaron planteando una ‘disputa entre izquierda y derecha’ con las dos consultas; equivalencia que no es correcta de ninguna manera.

Ocho, los cinco candidatos presidenciales cuentan, para iniciar con el apoyo de los siguientes congresistas: Iván Duque, cincuenta y uno (51) del Partido Centro Democrático; Humberto de la Calle, cuarenta y nueve (49) del Partido Liberal; Germán Vargas Lleras, cuarenta y seis (46) de Cambio Radical; Sergio Fajardo, veintiséis (26) de los partidos Alianza Verde y Polo Democrático Alternativo: Gustavo Petro, seis (6) de la lista de los Decentes. Falta ver si efectivamente todos los congresistas van a trabajar en función del candidato presidencial. Quedan los congresistas del Partido de la U que son treinta y nueve (39) y que no tienen candidato presidencial y los del Partido Conservador que son treinta y seis (36); sobre estos dos partidos políticos está sin duda la mayor presión y búsqueda de apoyo de las distintas campañas.

Nueve, al interior de la mayoría de los partidos políticos, existen tensiones y diferencias. Las más relevantes parecen ser: al interior del Partido Liberal con la dirección del partido –parece haber descontento de un sector del partido con la jefatura única del mismo-, pero es probable que también con su candidato presidencial; en los Partidos Conservador y de la U. hay un sector de los congresistas que quisieran apoyar al  candidato Germán Vargas Lleras y otro al candidato Iván Duque; en la U. hay un sector, al parecer minoritario, que apoyaría alguna convergencia de centro entre los candidatos Humberto de la Calle y Sergio Fajardo; en el partido Alianza Verde y en el Polo parece haber un sector de congresistas que se sentirían más cómodos apoyando la candidatura de Gustavo Petro, antes que la de Sergio Fajardo. En las próximas semanas veremos cómo se decantan estas tensiones.

Diez, ante la aparente polarización planteado por los medios entre ‘izquierda y derecha’, realmente se abre una gran posibilidad para una opción de centro -podría contar fácilmente con cerca de nueve millones de votantes potenciales- y que corresponde a la tradición de los electores colombianos; todo va a depender de la capacidad que tengan los distintos candidatos de posicionarse en ese espacio de centro y lograr seducir con sus propuestas y sus actitudes a ese potencial de electores que se sentirían más cómodos con una salida de centro, que apoyando una polarización de la sociedad-

 

Doctor en Ciencias Políticas, de la Universite Catholique De Louvain, y Magister en Política Social de la Universidad Externado de Colombia. Es autor de múltiples investigaciones y actualmente Profesor asociado de la Universidad Nacional.

3 Comments

  1. Hoy, hablar de centro izquierda y centro derecha en Colombia es utópico; creó que los márgenes de diferencia se han hecho tan estrechos, que las diferencias permiten el cambio de inclinación con gran facilidad. Espero que los votantes no nos dejemos influenciar por los mal llamados líderes políticos y por el contrario mantengamos nuestro ideal hasta el final del debate político

  2. Ese analisis es sesgado en esta campaña se puede ver que a pesar de insistir por parte de todos los analistas en la division idiologica la gente del comun esta votado por un cambio la ideología es propia de los sectores estudiados el pueblo no piensa ni sabe de eso por que no esta estudiando esta en la supervivencia dificil de este pais y se ve una concurrencia las urnas masiva por el cambio que representa Petro y torpemente lo califican de izquierda con articulos asi como el de el profesor Alejo ayudan a la derecha y descalifican el esfuerzo de los que votaron por el cambio.

  3. El grave problema es que los CONFLICTOS DE INTERESES ECONÓMICOS, BUROCRÁTICOS Y POLÍTICOS LLEVADOS A LA ACADEMIA EN TEMAS POLÍTICOS, SOCIALES, ECONÓMICOS, ETC, HACEN QUE LO DICHO POR PERSONAJES COMO ALEJO VARGAS HAY QUE LEERLO CON RESERVA DE INVENTARIO, SINO ES QUE HAYA QUE CHOCARLE MALAS INTENCIONES QUE REPERCUTEN NEGATIVAMENTE EN LA POBLACIÓN QUE RESULTA PERJUDICADA.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*