El debate alrededor de la salida de Mockus del Congreso

Análisis Por

El exalcalde de Bogotá, Antanas Mockus, saldrá del Congreso, así lo decidió la Sala Plena del Consejo de Estado, al considerar que sí estaba inhabilitado al ser elegido como Senador, cuando menos de 6 meses antes la Fundación Corpovisionarios (de la que era fundador y presidente), contrató con entidades del Estado.

Todo comenzó al presentarse dos demandas por pérdidas de investidura, y una para anular su elección. Una de ellas (por pérdida de investidura), fue fallada a su favor en ese Alto Tribunal en febrero de 2019, luego la Sección Quinta, consideró que sí procedía la nulidad de su elección, mientras la primera decisión consideraba que no hay inhabilidad al entregarle la representación legal a Henry Murraín desde 2006, para la Sección Quinta, bastaba con que Mockus fuera el representante legal en la Cámara de Comercio de la Fundación, y no con entregar esas funciones a Murraín.

Ante la segunda decisión, el abogado de Mockus, Humberto De La Calle, presentó una Tutela, alegando que se faltó al debido proceso, pues la segunda decisión debía tomar en cuenta la primera, es decir, mantener su investidura (Acción que se resolvió a su favor, pero no garantizaba su permanencia), pero el pasado 21 de enero, la Sala Plena del Consejo de Estado, intentando unificar la diferencia, consideró que la Acción de Tutela no es procedente frente a esa decisión y con eso se procedió a imponer la decisión de nulidad de la elección.

La decisión es polémica porque Mockus posee la segunda mayor votación al Senado en 2018, y una de las más altas de la historia, superado solo por el expresidente Álvaro Uribe, pero el motivo de la nulidad de la elección no está relacionado con su votación, y el número de votos no exime a ningún elegido de las responsabilidades que tiene frente a la Ley.

Los riesgos

Precisamente la decisión de Mockus abre varios debates, entre ellos, la puerta que se abriría de no darse la nulidad, para varios juristas esto permitiría que otros políticos utilicen personas jurídicas, como fundaciones, para hacer contratos con el Estado y alegar que al no estar en funciones en esa organización se pueden ver beneficiados con ello.

Pero también, mantiene el debate sobre la nulidad de la elección y la pérdida de investidura, cuando están sostenidas en los mismos hechos, así el proceso analice motivaciones más o menos objetivas.

El golpe a la Alianza Verde

No sólo la votación de Mockus arrastró varias curules en el Senado de la Alianza Verde, también su presencia en ese partido es considerada con gran aprecio, pues el exalcalde es en propias palabras de parlamentarios de ese partido es: “un faro para la ética pública”.

También es un duro golpe, pues toca a Mockus en el tema que más a defendido, el respeto irrestricto a la Ley, aunque la decisión no determina que él tenía conocimiento de la posible nulidad a la que se enfrentaba (lo que no lo exime de las consecuencias), ni tampoco de utilizar recursos de la fundación para su campaña política u otro acto de corrupción.

La defensa

Ahora Mockus tiene dos salidas, la primera recurrir al recurso extraordinario de revisión, algo que podría tardar varios meses, o que la Corte Constitucional seleccione la Tutela que tumbó el Consejo de Estado para su revisión, selección y decisión que también podría tardar varios meses.

Y aunque no fue decretada su muerte política, pues no se procedió a la pérdida de investidura, lo que significa que Mockus podrá presentarse a más cargos de elección popular, no queda claro si su edad y estado de salud lo permitan a futuro.

Por ahora, una vez notificado el exalcalde, y la Secretaría General del Senado, sería Jorge Guevara de la Alianza Verde, quien ya pasó por el Congreso y fue líder de Fecode, el que asumiría el reemplazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*