El discurso de las siete palabras

Análisis Por

Las ideas de Gaitán, 65 años después, mas vigentes que nunca.

​Jorge Eliécer Gaitán fue asesinado cuando el pueblo lo seguía fervorosamente y lo iba a elegir Presidente de la República. En el momento de su muerte luchaba contra la violencia y exigía del gobierno hechos contundentes de paz. Durante 20 años había acaudillado las causas más justicieras y sociales. Con triunfos y derrotas en la política, aplaudido y perseguido, temido por los inmorales y los explotadores del pueblo y amado por los desiguales, los irredentos, las mujeres y los hombres con criterios éticos y equitativos, en su deslumbrante trayectoria de jefe liberal y de luchador social fue esculpiendo discursos, consignas, frases, palabras que identifican un ideario profundamente humano y humanista, democrático, social, incluyente, hoy vigente como ninguno.

  1. “No soy un hombre, soy un pueblo; y el pueblo es superior a sus dirigentes”. Con esta frase el líder se identificaba con las muchedumbres que lo seguían fervorosas, apasionadas, a las que invitaba a asumir la dirección de su propio destino. Nadie vale más que el pueblo, al que se sigue despreciando hasta el punto de que la palabra pueblo ha desaparecido del lenguaje político y del léxico de los poderosos de hoy. Gaitán propugnó por un gobierno para la gente.
  2. “Nada más cruel e inhumano que una guerra. Nada más deseable que la paz. Pero la paz tiene sus causas, es un efecto. El efecto del respeto a los mutuos derechos”. Palabras que parecen escritas esta mañana para con ellas referirse al proceso por la paz que se adelanta en La Habana y a sus inconsecuentes contradictores.
  3. “Nosotros no decimos que el hombre debe ser un esclavo de la economía. Decimos que la economía debe estar al servicio del hombre”. Se adelantó Gaitán al neoliberalismo, al consenso de Washington, al aperturismo unilateral y a ultranza, a los que hoy niegan toda posibilidad de revisar el modelo económico que impide corregir las causas de la desigualdad, el peor de los males que sufrimos los colombianos.
  4. Hay que procurar que los ricos sean menos ricos y los pobres sean menos pobres”. Nunca imaginó Gaitán que mucho más de medio siglo después de su muerte, la desigualdad en su país hubiera crecido hasta ser calificados como el cuarto país más desigual del mundo. Si no hubiera sido asesinado, otra sería la situación del pueblo al que tanto quiso.
  5. “Pueblo, por la restauración moral de la República, ¡a la carga!” Ninguna frase tan apropiada como esta para aplicar a la actual vida nacional. La corrupción cubre todos los espacios, los públicos y los privados, las altas esferas del poder y las comunidades menos favorecidas. Cunde el criterio del enriquecimiento ilícito, la trampa, la deslealtad, la avaricia, el cambalache, la mordida, las comisiones, el contratismo, el soborno, el peculado, el ventajismo, todo lo inconveniente, lo fraudulento, lo ilícito, con tal de alcanzar lucros inmerecidos, ganancias ilegales, acumulación de capitales sobre la base de la explotación y del fraude.
  6. Pueblo, si avanzo seguidme; si retrocedo empujadme; si os traiciono, matadme; si me asesinan vengadme”. El pueblo lo siguió enceguecido y confiado. No hubo nunca dirigente tan leal  y consecuente como Gaitán. A su muerte la gente quedó huérfana, sin líder, expósita, sometida a la tragedia que él mismo  avizoró.
  7. “Ninguna mano del pueblo se levantará contra mí y la oligarquía no me mata porque sabe que si lo hace el país se vuelca y las aguas demorarán 50 años en regresar a su nivel normal”. Después de su asesinato, Colombia ha ido de desgracia en desgracia. La violencia no ha cesado. Han pasado años después del medio siglo al que se refirió Gaitán, y no ha llegado la paz, un cometido que exige su memoria.
  8. La palabra Gaitán no es un apellido. Es más que un símbolo. Una leyenda, claro, pero especialmente un compromiso de convivencia, de justicia y de equidad. Por eso el pueblo, su pueblo, marchará el próximo 9 de abril por la paz para todos los colombianos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*