El estilo Santos

Análisis Por

Mañana Juan Manuel Santos Calderón dejará definitivamente la Casa de Nariño, 8 años de un gobierno que puede retratarse con grandes hechos históricos, y también con fallas. El mandatario que se la jugó por el acuerdo de paz se va y llegará un nuevo estilo de hacer gobierno.

Muchos recordarán las transmisiones de Andrés Pastrana sentado en su escritorio hablando al país como presidente, o de Álvaro Uribe Vélez frente a un estrado o desde una región en un consejo comunal hablando de los avances de su política de seguridad democrática, ahora 8 años después del gobierno Santos el mandatario dejará su característico estilo para dar paso a un nuevo mandatario.

El estilo Santos

Santos siempre fue un mandatario al estilo bogotano, dirigiéndose al país en traje, y usando varias locaciones de la Casa de Nariño, principalmente líneas de banderas en el fondo.

Su paso como presidente de Colombia lo deja con gran reconocimiento internacional, pero también con un centrismo que le ha costado enemigos de todos los lados.

Recientemente el expresidente Uribe dijo que presidente saliente junto con la inteligencia británica, estaban detrás de sus intercepciones para abrirle investigación en la Corte Suprema, pero también Nicolás Maduro acusó a Santos de estar él y lo que describe como “la ultraderecha” como los conspiradores de un plan para asesinarlo.

Mientras en Colombia se dijo durante la campaña del plebiscito que Santos era de las filas de las FARC conocido como “alias Santiago”, en Venezuela Maduro lo acusaba de unirse con los Estados Unidos en un plan para invadir su país.

El presidente Santos siempre fue poco contestatario, al menos con Venezuela mantuvo mejores relaciones durante el gobierno de Hugo Chávez, mientras en general tiene un gran reconocimiento continental por el Acuerdo de paz y su Nobel. Su estilo siempre fue de declaraciones austeras.

Pero en la política interna se suman más sus desatinos, en agosto de 2013 sorprendió en medio del Paro Nacional Agrario, con una frase que intentaba aclarar que el paro en realidad no era nacional, pero que empeoró la situación de orden público al decir: “El tal paro nacional agrario no existe”.

Rumbo al plebiscito por la paz, que terminó por polarizar el país, y durante la campaña de su reelección se sumó la frase: “enemigos de la paz” o mejor “los enemigos de la paz son una minoría”, pero también en 2017 durante las investigaciones de posibles irregularidades en su campaña, que al menos en temas de Odebrecht en su contra se terminaron archivando, dijo la famosa frase: “me acabo de enterar”, que luego sería comparada con el “fue a mis espaldas” de Samper y el propio Uribe.

Otras de sus frases y momentos pasarán a la historia también, cuando recibió el premio Nobel de paz, entre ellas y hablando a todo el mundo: “Señoras y señores: Hay una guerra menos en el mundo, ¡y es la de Colombia!” o “Tenemos que cambiar la cultura de la violencia por una cultura de paz y convivencia; tenemos que cambiar la cultura de la exclusión por una cultura de inclusión y tolerancia”

Santos discrepaba de la lucha contra las drogas que ejecuta Estados Unidos, aunque nunca intentó ir en contravía directa del destino de recursos que envía ese país para contrarrestar la producción y comercialización de la droga, entre sus frases está: “No tiene sentido encarcelar a un campesino que siembra marihuana, cuando –por ejemplo– hoy es legal producirla y consumirla en 8 estados de los Estados Unidos”, y se ha mostrado de acuerdo en tratarla más como un tema de salud pública.

La “mermelada” fue una fígura que salió luego de las declaraciones del entonces ministro Echeverry a cargo de la cartera de Hacienda, y se usaría para referenciar, todo contrato, entrega de cupos indicativos, o de cargos a personas cercanas a los partidos de gobierno, y por supuesto a la corrupción, Santos se haría célebre en al decir que en las regiones: “Me dicen: queremos más mermelada”, cuando en realidad hacía referencia de la entrega de regalías a las regiones, y tomando en cuenta que todo gobierno como él defendía usa traslado transparente de recursos a regiones gracias a la gestión parlamentaria y que era obvio que los partidos de gobierno tuvieran participación en el mismo.

Un estilo que tendrá fin en Palacio desde mañana, más allá de su legado, Santos deja su propia forma de comunicar recogiendo amigos y enemigos, incluso, solo por sus declaraciones. Y cierra burlándose de todo lo pasado en un video realizado con el conocido Youtuber Daniel Samper, ¿Se alejará del todo luego irse?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*