EL “HOMBRE DE HIERRO” 13 AÑOS DESPUÉS

Análisis Por

Si hay un castigo grande que apliquen los Estados Unidos es al secuestro de ciudadanos norteamericanos.  Son varios los guerrilleros acusados por este delito, pero uno de los más conocidos es  Ricardo Palmera alias Simón Trinidad quien pese a la condena que ha padecido por años,  hoy es todo menos un derrotado o desmoralizado.

Así lo ratificó su abogado, Mark Burton quien aseguró a medios internacionales que cada minuto y cada día que Trinidad pasa en penumbras ratifica el sobrenombre que el periodista Jorge Enrique Botero un día le acuñara como el “Hombre de hierro” . 13 años después las penumbras en que ha vivido no han logrado derrotarlo.

Muy lejos de Valledupar donde está su tierra y su familia está uno de los más polémicos jefes de las Farc a donde llegó envuelto en un remolino de causas políticas y personales que lo llevaron hasta la penosa situación que vive hoy. Simón Trinidad es hijo de una familua acodafs su padre fue abogado, hacendado y senador colombiano; su abuelo materno fue gobernador de Santander.  Trinidad trabajó para el banco agrario y fue docente de economía. Tiempo después se iría a la guerrilla.

13 años de encadenamiento permanente demuestran que las condiciones humanitarias no son la prioridad en una cárcel de máxima seguridad como la de Florence Supermax en Colorado Estados Unidos donde el guerrillero purga una condena de 60 años en condiciones infrahumanas de encadenamiento durante 24 horas en un espacio de tres metros cuadrados. Allí el exjefe guerrillero ha pasado los últimos años de su vida.  Es por ello que  ha sido solicitado en repatriación por su propia familia y por los negociadores de la paz de las Farc, pero esta peticiones hasta hoy, no han tenido eco.

Pese al avance de las negociaciones y al logro de la firma de la paz con las Farc  aún no se ha dicho todo en este caso de quien ni la incomunicación con su familia ni el breve espacio en que ha permanecido por tanto tiempo, lo han enloquecido.

Según el abogado Burton, Trinidad  hoy es una persona extremadamente inteligente y analítica al punto que “Puede diseccionar un problema con la precision de una navaja. Es muy estudioso y lee tanto como puede –dadas sus condiciones- y conoce de los actuales eventos en Colombia y el mundo. Tiene un buen sentido del humor y una de sus más admirables cualidades es que es muy compasivo”. En la misma explicó que tras la firma de la paz en Colombia,  el guerrillero puede hablar con tres personas a la semana durante cinco horas. Realiza dos horas de ejercicio, puede tener breve contacto teléfonico de tres llamadas al mes e igualmente recibe breves visitas de su señora madre.  Así mismo dijo que a Trinidad no le permiten hablar con sus nietos ni tener acceso a ellos.

Porqué no ha sido repatriado?

Para Burton la repatriación de Trinidad no ha sido posible porque ha faltado voluntad del gobierno colombiano para tramitarla pese a que el delito del que se le acusa es el de conspiración para toma de rehenes en Colombia. Uno de los argumentos que llama la atención es que el delito del que se le acusa a Trinidad se presentó en Colombia y no en los Estados Unidos. Este concepto concluye en que la potestad para pedir su repatriación estaría en manos del presidente colombiano quien podría solicitarlo a su homólogo norteamericano.

Sin embargo, ni  Obama ni  Santos como Nóbel de la paz han puesto fin a esa circunstancia aumentando la angustia de su familia y de su abogado quien reveló una real falta de voluntad política en este caso.  De otra parte se conoció que la Fundación, Brigada Jurídica Eduardo Umaña Luna, envió una carta a la cancillería colombiana para pedir la repatriación de Trinidad.

Así fue la extradición

Tras la acusación de terrorismo, tráfico de drogas y lavado de activos fue extraditado por el gobierno Uribe el 17 de diciembre de 2004. Los cargos de terrorismo y narcotráfico fueron descartados y al final fue condenado por el secuestro a tres contratistas en 2003 quienes se encuentran libres desde la conocida Operación Jaque. En Colombia se le acusa de ser miembro del Secretariado o Estado Mayor desde donde habría ordenado actos criminales.

Al respecto Burton alega que Trinidad nunca fue miembro del Estado Mayor y que estuvo muy lejos de los hechos del secuestro por lo que solicitó que la Jurisdicción Especial para la Paz revise este y todos los casos de prisioneros políticos que sean susescptibles de ser amnistiados..

Vea la entrevista completa en inglés en:  http://www.counterpunch.org/2017/02/17/the-fate-of-prisoner-simon-trinidad-as-seen-by-his-u-s-lawyer/

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*