EL MACRON COLOMBIANO

Análisis Por

Durante los últimos meses cada vez más pre-candidatos son parte de la baraja para las presidenciales de 2018. Mientras Congresistas cortejan al Ministro del Interior Juan Fernando Cristo, el Exvicepresidente Germán Vargas Lleras hace una rendición de cuentas como lanzamiento de campaña, Roy Barreras anuncia su intención de ser candidato por la U, y los Pre-candidatos Uribistas se mueven de evento en evento, mostrando sus aspiraciones.

La cantidad de Pre-candidatos, es cada vez más amplia, y a cerca de un año de las elecciones, todos se sienten con la energía y la probabilidad de poder llegar a Casa de Nariño el 7 de agosto de 2018.

Mientras tanto en Francia, el próximo 7 de mayo se acercan a una definitiva segunda vuelta, donde el candidato de En Marcha, Emmanuel Macron, guarda una definitiva ventaja con la candidata de la ultra-derecha, Marine Le Pen.

¿Cómo podríamos entender estas elecciones en una analogía con el caso Colombiano?. No intentamos hacer una comparación entre la política francesa y la Colombiana, pero si un símil de los panoramas políticos de cada caso. El caso Francés de todas formas, parece reflejar un pronóstico para el nuestro.

Proteccionista, creyente en el empresariado, y la amenaza que representan las fronteras, y los países vecinos, el Frente Nacional posee una interesante cercanía con el Centro Democrático, donde un candidato del Expresidente Uribe, podría llegar a segunda vuelta, al igual que Marine Le Pen, pero ante la convergencia de las demás fuerzas del país en su contra, dicho candidato se enfrentaría a un panorama más complejo en una posible segunda vuelta.

Uno de esos candidatos al estilo de Le Pen, no solo podría ser un abanderado del Uribismo, también una mujer como Marta Lucía Ramírez, o Alejandro Ordóñez desde el conservatismo.

Mientras tanto la política tradicional que hoy parece verse más victoriosa, como lo estaba en su momento la derecha de François Fillon en el casos francés, se enfrenta a una gran cantidad de escándalos, casos de corrupción, y una ciudadanía que en general se siente desencantada. Dicho espectro ideológico parece representar muy bien a Germán Vargas Lleras, políticos de carrera, experimentados en esa área, y que escalaron peldaño a peldaño en ese mismo mar cacicazgos.

La confianza en una política nueva, recaería en perfiles como las del ExJefe del Equipo Negociador del Gobierno.

 

La izquierda en el caso colombiano no es oficialista, pero tampoco parece poseer mayorías por ahora, y aunque eligen a candidatos que han tenido destacadas hojas de vida, no parecen tener mayor rango de crecimiento. Aún así podrían dar una sorpresa, algunos como Jorge Enrique Robledo, podrían terminar como Benoit Hamon, que aunque en el caso francés es el oficialismo, podría estancarse en las encuestas a pesar de su perfil.

Mientras la sorpresa de las elecciones podría estar bajo los hombros de un perfil inesperado, como el de Claudia López, que si bien refleja todas las características del anti-sistema, pero con una visión económica no tan de izquierda, si posee una retórica explosiva como la de Jean-Luc Mélenchon. Un candidato con una votación sorpresiva, pero definitiva.

Entonces, ¿Quién podría ser el candidato que toma lo mejor de la derecha y de la izquierda? ¿El candidato que al igual que Macron ha sido parte de un Gobierno, pero no usas las mismas prácticas?

Una gran victoria en coalición, consciente de la necesidad de detener a los extremos, tendría que rodear a un candidato más de centro, que conoce cómo se mueve el mundo político, pero que refleja la cara de un cambio, y la continuidad de políticas necesarias para la estabilidad del país y la región, que en el caso francés sería la permanencia la Unión Europea, y en el caso Colombiano, la continuidad de la implementación del Proceso de Paz, una política para acabar con la violencia en el país.

Humberto De La Calle, por ejemplo, es el caso de un político que refleja esos valores, aunque no comparta toda la visión de candidatos de otros ambientes políticos como Macron. Aún así, la confianza en la ponderación, en la eliminación de los extremos y en una política nueva, recaería en perfiles como las del ExJefe del Equipo Negociador del Gobierno.

El camino eso sí, al igual que en el caso de Emmanuel Macron, es largo, y falta bastante por definir, ¿Pronóstico, análisis o solo una analogía?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*