El país que deja Juan Manuel Santos

Análisis Por

El martes el país recibe a un nuevo presidente, que no es del partido del actual gobierno. Juan Manuel Santos deja la Casa de Nariño después de 8 años llenos de desafíos, de proyectos ambiciosos, y de resultados significativos, aunque también con errores y puntos a mejorar.

 

El Acuerdo de paz

Quizás la meta más ambiciosa, y más compleja del presidente saliente, es la firma del Acuerdo de paz con las FARC. Santos no sólo enfrentó el nacimiento de una nueva oposición encabezada por el expresidente que lo apoyó en 2010, sino también, un rechazo ciudadano a un Acuerdo que sigue siendo impopular.

En 2016 pierde el plebiscito por la paz, pero gana el Nobel de paz, y termina por firmar un acuerdo que ha dado resultados tangibles: El desplazamiento cayó un 79%, nuestros soldados atendidos en el Hospital Militar un 97%, las FARC operaban en al menos 242 municipios, y de todos sus miembros se desmovilizaron 7 mil, es decir, el fin del último gran conflicto de guerrillas del continente.

La reparación a las víctimas sigue en deuda, según la Universidad Nacional solo el 10% de ellas han sido efectivamente reparadas. Pero lo homicidios por el conflicto armado han disminuido significativamente, de 2.713 en 2002 a 210 en 2016, y sigue en caída en 2017 y 2018, según datos de Medicina Legal.

El desminado es uno de los resultados más importantes, Colombia es el país con más minas antipersona después de Afganistán, pero los casos cayeron un 92% de 2012 a 2017.

La implementación de los Acuerdos y en especial el inicio tardío de la Jurisdicción Especial de Paz, son puntos críticos. La lucha contra las drogas deja un aumento de cultivos ilícitos y requiere un nuevo enfoque, que de volver al restrictivo podría no generar soluciones definitivas.

 

Infraestructura

El país en términos de infraestructura se modernizó, Santos entregó un Aeropuerto El Dorado completamente renovado, y con estudios para su segunda etapa, intervino un total de 91 aeropuertos, 75 terminales portuarios, 1.400 kilómetros de vías 4G, y 40 mil kilómetros de vías secundarias. Lo que constituye la mayor inversión en vías 4G de la historia del país.

Además de 11 puentes sobre el río Magdalena, estudios listos y financiación para el Metro de Bogotá (con todo y sus críticas a la alcaldía de esa ciudad), y de todas las obras en proceso, sólo alcanzó a entregar el 40%, pues por su envergadura tendrán que ser entregadas por el próximo gobierno. Aunque claro, se crítica lo ocurrido con el puente Chirajara, y los retrasos del Túnel de la Línea.

 

El Turismo

El turismo aumentó, de un año a otro subió un 28,2% para un total de 6,5 millones de visitantes al país, y casi 6 mil millones de dólares en ingresos por ese concepto. De hecho, el aumento a comparación de 2010 cuando llegó al gobierno es del 150%, cuando Colombia solo recibía cerca de 2 millones de turistas al año.

Ahora el turismo genera casi 2 millones de empleos y es el segundo renglón de divisas para el país.

Lucha contra la pobreza

La pobreza multidimensional pasó en 2010 del 30,4% al 17% en 2017, y la pobreza extrema de 14,4% en 2010 a 7,4% en 2017. Se calcula que cerca de 5,4 millones de colombiano salieron de la pobreza.

475 mil casas para los más necesitados, con el proyecto de “Mi Casa-ya” y “Vivienda gratis”, más de 1 millón de familias nuevas con casa propia, deja dicho esfuerzo.

La tasa de desempleo la recibió en 11,6% en 2010, y la redujo a un dígito terminando en 9,1 en 2018, para un país acostumbrado a un alto desempleo, esto significa 22 millones de personas con trabajo. Falta muchos esfuerzos para atacar las zonas más afectadas fuera de las grandes ciudades, aun así, de los 39 mil nuevos empleos campesinos que dejó el gobierno anterior, Santos deja 290 mil nuevos.

 

Economía

Ya se dieron algunas cifras, pero es importante resaltar que Santos entrega un país con una inflación controlada, y una inversión extranjera importante, en 2010 era de 6.430 millones de dólares, para 2017 la inversión extranjera es de 13.924 millones de dólares.

La producción de petróleo pasó el millón de barriles, aún con la crisis de los precios la economía se mantiene a flote, aunque gracias también a las impopulares reformas tributarias, para 2018 Colombia cerraría el año con 854 mil barriles de petróleo en su producción.

Producto de los bajos precios del petróleo y las grandes inversiones, la deuda externa aumentó de 2010 cuando estaba en 64.792 millones de dólares, termina en 126.686 millones de dólares. También se apunta otra medida impopular, la venta de Isagen.

Faltan muchos temas por tratar, pero estos 8 años dejan un sistema político con un panorama completamente nuevo, una realidad social transformada por los esfuerzos de paz, y una imagen internacional renovada para un país que vuelve a brillar. Santos es además nuestro primer Nobel de la Paz, un legado para recordar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*