El panorama a dos meses de las elecciones al Congreso

Análisis Por

En dos meses a partir de hoy, es decir el 11 de marzo de 2018, lo colombianos tendremos una cita con las urnas. En una elección fundamental se elegirá al próximo Congreso de la República, y en un escenario político lleno de novedades.

Un partido que logré más de 600 mil votos, tendrá las mejores posibilidades de obtener curules en el Senado, aunque esa barrera de votos podría variar.

Hace 4 años el Partido de La U, era el Partido más votado del legislativo, con más de dos millones doscientos mil votos, perdía curules frente a su resultado hace 8 años, pero se mantenía como la más grande del Senado, y segundo más grande de la Cámara.

Mantener ese liderazgo hoy se ve difícil, pues el fin del Gobierno Santos, genera una debilidad natural sobre este partido, además se su fuerte división interna, con sectores atrapados ante la imposibilidad del transfuguismo. Todo lo anterior sin contar los fuertes escándalos de corrupción que hoy tienen presos a sus dos más grandes electores: Musa Besaile y “Ñoño” Elías, en resumen, repetir ese resultado parece hoy imposible.

El Partido Liberal presenta un escenario distinto, por un lado su cabeza de lista con extrañeza es Mauricio Gómez Amín, pero en la lista en general se ven nombres que seguramente sumarán una importante votación a la lista, como Luis Fernando Velasco, Iván Darío Agudelo, y Horacio José Serpa. La meta del Liberalismo es seguir siendo una fuerza importante en el Senado, y repetir con sus curules su liderazgo en la Cámara.

Los ojos se centran en Cambio Radical, que recibió los nombres de políticos cuestionados, y tiene como cabeza de lista a Rodrigo Lara en el Senado, una apuesta compleja pues Germán Vargas busca aumentar de forma significativa sus curules. Hace 4 años solo obtuvieron 9 Senadores, con cerca de un millón de votos, y 15 representantes a la Cámara. Su estrategia más que el voto de opinión (que se ve afectado por los escándalos de corrupción en su entrega de avales), radica en su capacidad de fortalecerse con sus alianzas en las regiones.

El Centro Democrático hará un experimento nuevo, pues en 2014 llegó gracias al arrastre del ex presidente Álvaro Uribe en una lista cerrada, superaron los dos millones de votos en el Senado, pero ahora con una lista abierta cada uno tendrá que buscar sus resultados, así Uribe siga alcanzando gran votación.

El experimento permitirá tres cosas: primero, conocer en realidad cuantos votos rodean hoy a Uribe más allá de una lista cerrada, es decir, se podrá votar por él directamente desde su reelección en 2006 como presidente, segundo, depura las listas del Partido de aquellos que no han trabajado por organizar sus bases en estos cuatro años, entre los que no volverán está Alfredo Rangel y Thania Vega, además de los cristianos. Y tercero, prepara el camino para el día en que Uribe se retire, pues dejar a sus congresistas con bases organizadas permite que en próximas listas él no esté.

El Partido Conversador busca al menos mantener sus 18 Senadores, con una lista donde se destaca el salto de David Barguil de la Cámara al Senado, el nuevo repitis del Congresista con mayor antigüedad de la historia Roberto Gerlein, y la candidatura de Esperanza Andrade, hermana del actual Senador Hernán Andrade envuelto en un gran escándalo por el cartel de la Toga. Además esa lista se ve afectada por la falta de un candidato presidencial viable, una decisión que podría llevar al Partido a la coalición de derecha, o muy probablemente a Germán Vargas Lleras.

Los independientes juegan a darle un giro al Congreso, pero su capacidad de reunir la votación necesaria, sigue siendo escasa.

Los Verdes se destacan por tener a Antanas Mockus de cabeza de lista, al fajardismo con Iván Marulanda en el número dos, y la llegada de Angelica Lozano de la Cámara. Una apuesta arriesgada tomando en cuenta que no repite su mayor electora Claudia López, ni Antonio Navarro Wolf.

En el Polo la fórmula vuelve ser apostarle a la imagen de Jorge Enrique Robledo, el congresista de ese partido ha prácticamente salvado esa lista en varias oportunidades, y ahora busca aumentar el número de curules apostando las presidenciales a Sergio Fajardo, es de destacar que es la primera vez que un candidato puramente de izquierda no va a primera vuelta por ese partido, un aval con el que se la jugaron Navarro, Carlos Gaviria Díaz, Petro, y Clara López, y a excepción de Gaviria quien falleció, todos los demás están fuera de esa colectividad.

Muchas otras apuestas quedan en el aire, ¿Tomará fuerza la lista de la decencia de Petro y Clara López?, ¿El MIRA regresará al Senado?, ¿Opción Ciudadana repetirá su votación?.

Una elección con miles de candidatos, y a menos de 60 días de concluir.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*