EL SENADO CONTRA LAS MINORÍAS

Análisis Por

Colombia vive un debate álgido, un debate sobre si aquello que consideramos tradicionalmente correcto es realmente válido, objetivo, y por lo tanto protege a otros, o si por el contrario hemos descubierto que no era tal.

Un debate entre el progresismo y el conservatismo, entre lo científicamente probado y lo que la sociedad aceptó desde años como normal, entre aquellos que hacemos llamar “natural” aún por encima de toda prueba objetiva. Un debate por los derechos de las minorías.

El debate de adopción demostró el nivel de progresismo que tiene el Congreso de la República, un debate del cual se ha escrito bastante, y que ha significado acaloradas discusiones, entre los defensores de la llamada “familia óptima” y los defensores de una sociedad donde todos tengamos cabida.

 

¿QUÉ PASÓ EL 13 DE DICIEMBRE?

Ese día pasará a la historia, pues el Senado demostró una clara inclinación sobre el tema, mientras la Corte Constitucional le ha dicho en más de 5 sentencias que debe proteger los derechos de la minorías, y luego de que el congreso se negara a legislar sobre ellas, decidió hacerlo, pero no para protegerlas, sino para atacarlas.

Para los promotores del Referendo, la Corte Constitucional se equivoca en su concepto sobre la adopción de parejas del mismo sexo y los solteros. Por lo tanto solo el constituyente primario puede dirimir ese conflicto, y por eso se le debe consultar a él. ¿Desde cuándo preguntamos a las mayorías si las minorías deben tener derechos?.

La protección de los derechos de los menores se hace efectiva en la medida que tengan un hogar, con protección y las condiciones físicas para el mismo, además de todos los requisitos estimados por Bienestar Familiar. Entonces ¿Dónde se vulnera el derecho de esos niños si una pareja del mismo sexo pretende adoptarlos?

El concepto mismo de “familia óptima” fuera de los argumentos religiosos no tiene cabida científica como lo han dicho toda clase de expertos, incluyendo constitucionalistas y abogados.

Y aún sobre toda la evidencia el Senado en la noche de ese 13 de Diciembre votó a favor de un referendo, que busca hacer que las mayorías, aplasten derechos de las minorías, entre ellas los niños.

Más de 4000 niños esperan ser adoptados en Colombia, muchos de ellos demasiado grandes, enfermos, o con hermanos, que limitan aún más sus posibilidades de ser adoptados. Y su tragedia, es la tragedia de un Congreso que vocifera para condenar la muerte por desnutrición de estos niños en la Guajira, pero no le importa que por encima de toda evidencia sus prejuicios dicten que no pueden ser adoptados por personas del mismo sexo.

Probablemente muchos de aquellos legisladores, de defienden en la voluntad de las mayorías, aunque no son las mayorías las que debe decidir sobre los derechos del resto, otros dirán que no es natural, basados en su propia percepción de lo natural, incluso desde lo religioso, aunque la visión de estas ideas de un estado laico, no se debe imponer a todos.

La Representante Angélica Lozano explicaba como para gran ironía de la manía de tradicionalismo con respecto a este tema en el Congreso, la mayoría de las familias en Colombia no entraba en su clasificación de familia optima: el 36% de los niños en Colombia solo viven con la mamá, 3% solo vive con el papá, 7% con tíos, abuelos o hermanos, 5% vice con personas distintas a familiares y el 49% con ambos padres.

Cegados por sus tradicionalismos y credos, el Congreso votó contra la mayoría de las familias Colombianas, y la pelota pasa a la Cámara, que ahora decidirá si esas minorías tienen o no los mismos derechos que los demás.

En Ola Política publicamos los nombres de aquellos que votaron contra los solteros, viudos, divorciados y LGTBI, entre ellos se destaca toda la bancada del Centro Democrático, liderada por las fuertes palabras de Alvaro Uribe a favor del referendo,  a excepción de Iván Duque, la bancada conservadora, a excepción de los ausentes y del voto en contra de la joven congresistas Nadya Blel, los liberales votaron mayoritariamente en contra a excepción de 4 incluida Viviane Morales, los presentes de los verdes y el polo, votaron en contra, y la U y Cambio Radical dividieron sus votos.

Los solteros desde hace más de 100 años pueden adoptar, ¿Regresaremos al Siglo XIX llevándonos por delante a ese grupo, para complacer a los credos?

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*