En el Congreso todo está listo para la batalla por la JEP

Análisis Por

La Corte Constitucional decidió declararse inhibida para hablar de las objeciones del presidente Iván Duque a la Ley Estatutaria de la JEP, pero ese no es el fin, es sólo el principio de una batalla que tendrá como arena el Congreso de la República.

El campo de batalla 1: La Cámara

En la Cámara de Representantes la mayoría es para los opositores a las objeciones, en esa Comisión Accidental estarán:

A favor de las objeciones: 1. Álvaro Hernán Prada (Centro Democrático), 2. John 3. Jairo Cárdenas (Partido de la U), 4. Jaime Felipe Lozada (Partido Conservador)

En contra de las objeciones: 1. Juanita Goebertus (Alianza Verde), 2. David Racero (Decentes), 3. José Daniel López (Cambio Radical), 4. Carlos Ardila (Partido Liberal)

Fue el presidente de la Cámara Alejandro Carlos Chacón, quien envió a la Corte Constitucional la consulta sobre las objeciones del presidente, y además coordinar los votos de cámara es mucho más difícil, por eso, este parece ser el lugar de mayor desventaja del gobierno para hacer prosperar sus pretensiones para cambiar la Ley Estatutaria de la JEP.

El campo de batalla 2: El Senado

En el Senado las cosas son, al contrario, el presidente Ernesto Macías dejó una mayoría para los congresistas a favor de las objeciones:

A favor de las objeciones: Paloma Valencia (Centro Democrático), José David Name (Partido de la U), Antonio Zabaraín (Cambio Radical), Jonatan Tamayo (ASI), John Milton Rodríguez (Colombia Justa Libres)

En contra de las objeciones: Alberto Castilla (Polo democrático), Iván Marulanda (Alianza Verde)

Aún no se sabe: Julián Bedoya (Partido Liberal)

Aun la comisión es mayoritariamente adepta a las objeciones del presidente, y en el senado parece más sencillo resolver la votación, pero la plenaria de Senado podría frenar estas pretensiones, un tema que el gobierno tendrá que resolver, justo cuando tiene el lío del Plan Nacional de Desarrollo.

¿Qué podría pasar?

Si el Congreso acepta al menos una de las objeciones: Entonces ese cambio tendría que volver a la Corte Constitucional, sea aceptada una o varias, y la Corte que ya en una decisión pasada parece aclarar dos de esas objeciones, y que, como lo advirtieron varios analistas considera que las objeciones ya son cosa juzgada (a pesar de declararse inhibida para detenerlas en su trámite legislativo), parece que podrían no prosperar o al menos no totalmente.

Si se rechazan todas las objeciones: Que parece improbable en senado, haría volver las objeciones al presidente para que sancione la Ley, si el presidente se niega a sancionarla, podría hacerlo el presidente del senado, pero al ser del Centro Democrático (Ernesto Macías), podría también negarse, en cuyo caso no se sabe que puede pasar.
No se mueve o no se vota: Si las comisiones accidentales chocan, no logran prosperar en las plenarias, el sector a favor de las objeciones (por ejemplo, Macías en senado) tienen la opción de aplazar las votaciones y entorpecer el trámite, lo que podría hundir el proyecto, ¿Es ese el verdadero objetivo?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*