¿EN TIEMPO DE ESCUCHAS Y OIDAS?

Análisis Por

Como un hecho insólito se recibió la advertencia del Senador Álvaro Uribe respecto de las supuestas chuzadas y seguimientos de las que dice tener pruebas.

Lo extraño del caso, es que el país político consideró superado este capítulo vergonzante de la historia política colombiana en la que el país aún recuerda que fue justamente en el gobierno Uribe cuando se presentó y se denunció a fondo esta situación que llegó a convertirse en todo un fenómeno.

El exPresidente realizó denuncias de esta situación en la red social: twitter en la que registró: “@AlvaroUribeVel: He recibido informaciones sobre interceptaciones y seguimientos de la justicia en mi contra. Tengo pruebas de los días 21 y 22 de octubre” y en otro dijo “Pido a ciudadanos con quienes me contacto por teléfono y redes hacer omiso de las interceptaciones a mi persona”.

La polémica se encendió luego de que el mismo alcalde saliente de Bogotá, Gustavo Petro respondiera a Uribe en Twitter: “La Justicia puede legítimamente interceptar sus comunicaciones, en cambio usted no podía hacerlo con la justicia”.

En ese sentido manifestó que en Colombia se puede realizar la práctica de la interceptación  bajo orden judicial y en ese sentido albortó el avispero político.

Expresó Petro que “La única instancia que puede ordenar la interceptación de las comunicaciones de cualquier ciudadano es la justicia, es lo que dice la Constitución, por orden judicial se puede interceptar, sin orden no. Entonces aquí hay una paradoja porque el expresidente, Álvaro Uribe, se queja de que la justicia está ordenando interceptaciones de sus comunicaciones, eso es lo legítimo”.

Por ahora el senador Uribe no ha entrado en detalles de la interceptación de sus comunicaciones pero se asegura que muy pronto habrá un encuentro con la prensa nacional.

Respecto de las supuestas pruebas, Uribe comunicó que las chuzadas de las que ha sido víctima, ocurrieron recientemente y que tienen como fecha los pasados, 21 y 22 de octubre. El expresidente asegura que se trata de interceptaciones que afectan su privacidad.

Dada la época navideña en que el senador Uribe manifestó su denuncia, el caso ha sido atendido directamente por el fiscal encargado, Jorge Fernando Perdomo, quien consideró que  “Es importante que el expresidente, y todos los colombianos que se sientan víctimas o que conozcan de la comisión de delitos, denuncien ante la Fiscalía General que es la que tiene la posibilidad de investigar”.

Sobre la situación de Uribe el exalcade de Bogotá, Gustavo Petro, indicó que por orden judicial se pueden realizar interceptaciones y refirió que es inaceptable que alguien como el expresidente se queje luego de que aprobó que esta práctica se hiciera a personas y entidades durante su gobierno.
Gustavo Petro recordó de manera contundente ante las denuncias del ex mandatario que “De lo que debía haberse quejado es de que él, sin ser justicia, ordenó la interceptación a través del DAS, que no es justicia, de comunicaciones de ciudadanos, eso sí es ilegítimo”.

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*