LA ONU ¿UNA ORGANIZACIÓN SERIA Y NEUTRAL PARA VERIFICAR LOS ACUERDOS DE PAZ?

Análisis Por

Ayer se dio un paso importante para la implementación de los Acuerdos de paz, la aprobación de la segunda Misión Política de las Nacionales Unidas en Colombia. Ahora bien, existen dos grandes paradojas de la Misión de la ONU en Colombia para revisar con lupa estos acuerdos, la primera, que lejos de generar confianza entre los colombianos que el principal ente internacional sea el verificador, esto no se ha traducido en un apoyo apabullante a los Acuerdos, y segundo, (relacionado con el primer hecho), que la neutralidad y seriedad de la ONU sea puesta en duda en el mismo debate que divide al país.

Cada vez que líderes de oposición como el Senador Álvaro Uribe, cuestionan por ejemplo, el desarme total de las FARC, cuestionan también que la ONU cumpla un papel serio dentro de la implementación de los acuerdos, lo que ha llevado incluso a la personalidades del Centro Democrático, como la Representante María Fernanda Cabal a insinuar que la presencia en ese organismo de Venezuela y Cuba, incluso en el Consejo de Seguridad, demuestra su clara tendencia de “izquierda” y por lo tanto de favoritismo a las FARC.

Pero ¿Qué tan serio es este organismo? ¿Realmente cumple un papel tan fundamental en la implementación de los Acuerdos?.

Kyle Johnson, analista senior de Internacional Crisis Group, destaca que: “El gobierno y la guerrilla perciben claramente que el incumplimiento frente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas conllevaría costos políticos que, según varios sectores, las partes no estarían dispuestas a pagar”

Es decir, aunque el Consejo de Seguridad de la ONU tenga organismos miembro de diferentes tendencias ideológicas, esto solo refuerza los esfuerzos de ambas partes por cumplir. Además, como el más grande organismo internacional decir que el voto de Venezuela y Cuba hacen que la ONU no sea neutral sería descabellado ante la gran cantidad de países miembro, solo en su Consejo de Seguridad son 5 permanentes y 10 no permanentes, ¿Será que un par de votos hacen cambiar las decisiones de un organismo de ese tamaño?.

RETOS DE LA SEGUNDA MISIÓN

La experiencia de la ONU en el éxito de otros procesos de paz ha sido innegable, cabe mencionar que también ha tenido fracasos (Yugoslavia y Ruanda), pero en general su labor ha sido para resaltar, casos como los procesos de Guatemala y El Salvador, no habrían llegado a buen puerto de no ser por el papel de este organismo internacional. En México la labor es considerada ejemplar, mientras Camboya y Angola también lograron ser sinónimo de seriedad de esta organización.

Ahora viene la tarea más compleja, la ONU durante segunda misión verificará la reincorporación de los excombatientes en lo económico, lo social y lo político. Durará un año (aunque su duración total podría ser tres, prorrogables), y tendrá cerca de 450 miembros de varios países (excluyendo países fronterizos con Colombia).

La seguridad de los miembros de las FARC una vez en la política, será una de sus prioridades. De lograrse Colombia se convierte en el caso más reciente de éxito para las Naciones Unidas, y su trabajo sin lugar a dudas se replicará con mejoras en otras partes del mundo con conflictos armados.

El escepticismo de la sociedad colombiana es una barrera, pero no un impedimento para hablar de un método exitoso en la consecución e implementación de los Acuerdos. Falta que el país reconozca la labor de un ente de la envergadura y experiencia de la ONU, otro reto por delante.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*