Estos son los países que patrocinan el terrorismo (según Estados Unidos)

Análisis Por

El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó hoy su informe anual sobe el terrorismo en el mundo, en el que incluye la ‘lista negra’ de los países que, desde su punto de vista, patrocinan el terrorismo internacional. Según explica el informe, para designar un país como un estado patrocinador del terrorismo, el Secretario de Estado debe determinar que el gobierno de ese país ha ofrecido repetidamente apoyo a actos de terrorismo internacional. Una vez que un país haya sido designado , sigue siendo un estado patrocinador del terrorismo hasta que la designación se rescinde con arreglo a los criterios legales . Un país que ha sido designado como patrocinador del terrorismo enfrenta una amplia gama de sanciones, como la prohibición de las exportaciones y las ventas relacionadas con las armas,  controles sobre las exportaciones de productos de doble uso, la prohibición de asistencia económica y la imposición de diversas restricciones financieras. A continuación la lista de los países que, según Estados Unidos, patrocinan el terrorismo:

Irán

Fue designado como un estado patrocinador del terrorismo en 1984. De acuerdo con la información del Departamento de Estado,  Irán continuó su actividad terrorista relacionada, incluyendo el apoyo a los grupos terroristas palestinos en Gaza y Hezbolá.

Sudán

Sudán fue designado como un estado patrocinador del terrorismo en 1993. En 2013, de acuerdo con el informe, el gobierno de Sudán sigue siendo un socio de contraterrorismo generalmente cooperativo y continuó tomando medidas para hacer frente a las amenazas a los intereses de Estados Unidos. El gobierno de Sudán ha hecho algunos progresos en la oposición a la financiación del terrorismo, aunque se permite a los miembros de Hamas llevar a cabo la recaudación de fondos en ese país.

Siria

Esta nación fue designada como estado patrocinador del terrorismo en 1979. Durante 2013, según se lee en el informe, el régimen sirio continuó su apoyo político a una variedad de grupos terroristas que afectan a la estabilidad de la región y más allá, incluso en medio de importantes disturbios internos.

Cuba

Aunque EEUU admite que Cuba ha apoyado y albergado los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC y que “no hay indicaciones” de que la isla haya proporcionado “armas o entrenamiento paramilitar a grupos terroristas en Colombia”.

“Aún así, consideraciones de carácter político y la necesidad de justificar a toda costa el bloqueo, fracasado y unánimemente rechazado por la comunidad internacional, se imponen a la racionalidad una vez más”

lamentó el gobierno de Cuba quien exigió su exclusión definitiva de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora Estados Unidos, tras considerar que esa designación es “absurda” y que Washington manipula el asunto como “instrumento” político”.

Cuba “demanda que se excluya definitivamente a nuestro país de esta lista espuria, unilateral y arbitraria que es una afrenta al pueblo cubano y desacredita al propio Gobierno de los Estados Unidos”, indicó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores publicado en medios oficiales.

El texto también rechaza “enérgicamente la manipulación de un tema tan sensible como el terrorismo internacional para convertirlo en instrumento de la política contra Cuba” y advierte de que es el Gobierno de Estados Unidos “el que emplea el terrorismo de Estado como un arma contra países que se oponen a su dominación”.

La Habana respondió así a la decisión de Estados Unidos de mantener a Cuba en su lista de países que patrocinan el terrorismo, pese a considerar que la isla aflojó en 2013 sus “lazos” con el grupo vasco ETA y que no proporciona armas ni entrenamiento paramilitar a grupos terroristas.

Desde 1982 Cuba integra esa lista incluida en el informe anual sobre el terrorismo en el mundo del Departamento de Estado, cuyo reporte relativo al año pasado fue presentado ayer miércoles.

La inclusión en ese listado supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta y exportación de armas, la prohibición de ayuda económica y restricciones a las transacciones financieras entre ciudadanos.

El informe de Washington reconoció esta vez que durante el último año han “continuado los informes que indican que los lazos de Cuba con ETA se han vuelto más distantes, y que alrededor de ocho de las dos docenas de miembros de ETA en Cuba cambiaron de localización con la cooperación del Gobierno español”.

La isla recalca que el “único pretexto” del Departamento de Estado para sostener su “calumniosa acusación” es que Cuba da refugio a fugitivos buscados en Estados Unidos.

En ese sentido, subraya que ninguno de esos ciudadanos ha sido acusado de terrorismo y se les concedió asilo legítimo, mientras que otros decidieron residir en el país caribeño tras ser juzgados y cumplir sus sentencias.

“El Gobierno de Cuba ratifica que el territorio nacional nunca ha sido utilizado ni se usará para acoger a terroristas de ningún origen, ni para organizar, financiar o perpetrar actos de terrorismo contra ningún país del mundo, incluyendo los Estados Unidos”, finalizando así la declaración.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*