EL FILÓSOFO Y LA ULTRA-NACIONALISTA A SEGUNDA VUELTA EN FRANCIA

Análisis Por

La segunda vuelta en Francia, será como se esperaba, entre el Europeísta y Exbanquero, Emmanuel Macron, y la antigua política y ultraderechista Marine Le Pen. Una segunda vuelta con el claro choque de dos visiones completamente distintas del futuro de Francia.

Desde el inicio de la V República en 1958, no se veía esta combinación, Hollande es el primer Presidente que no busca su reelección, mientras es la primera vez que ninguno de los Partidos tradicionales del país logra llegar a la segunda vuelta.

Los conservadores republicanos, con François Fillon a la cabeza, recibieron una gran derrota, luego de tener a un candidato que parecía el perfecto sucesor conservador, pero pro-europeo, y que en el transcurso de los meses se fue hundiendo en las encuestas producto de los escándalos de corrupción que lo enlodaron, ahora anuncia su apoyo a Macron para la segunda vuelta.

Pero además de los Republicanos, la izquierda oficialista recibió un golpe mortal, luego de meses de predecir una derrota aplastante, en cabeza del joven Benoit Hamon, quien terminó quinto, y a quien se considera gran cantidad de votos terminaron en las toldas del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, y del ganador de la jornada Macron. Ahora toda la izquierda del partido oficialista se decide en apoyar a su desertor para derrotar a Le Pen, mientras Mélenchon se abstuvo de hablar de apoyos.

Los resultados en la noche del domingo fueron: Emmanuel Macron 23.91%, Marine Le Pen 21.42%, François Fillon 19.94%Y Jean-Luc Mélenchon 19.54%

EL FENÓMENO MACRON

Macron, es un exbanquero de 39 años, que nunca había sido elegido a un cargo de elección popular, y quien además de ser uno de los Ministros más populares del Hollande, construyó su propio partido, y se coló en una elección que parecía decantada entre la extrema derecha y la derecha conservadora de los Republicanos.

Filósofo, con trabajos de postgrado que se consideran excelentes, entre ellos un doctorado sobre Hegel, y un master sobre Maquiavelo. Además es egresado de la prestigiosa Escuela de Administración Nacional (ENA), después de eso fue banquero de negocios de Rothschild. Luego de ser Ministro de Economía de Hollande, tanto la izquierda como los conservadores, observaron la amenaza que representaba, y la candidatura que nunca le darían.

Se iría a crear su movimiento En Marcha, y en meses convencería a los franceses de una candidatura viable, y centrista. No es considerado de izquierda, donde el propio Hamon en su discurso de derrota lo rechaza como de su corriente ideológica, tampoco un conservador, donde critican su visión sobre la familia tradicional.

Es llamado ambiguo, pero irónicamente esa ha sido su mayor fortaleza, los pro-europeos, lo apoyan ahora sin importar su origen, por primera vez un candidato de sus características, recibirá el apoyo de los Partidos tradicionales, y se espera le pueda sacar hasta 18 puntos de ventaja el 7 mayo en segunda vuelta a Le Pen.

Sin lugar a dudas, Macron es un fenómeno a punto de llegar a las puertas del Elíseo.

 

LE PEN, LLEGÓ LEJOS, PERO POR AHORA NO LE ALCANZA

Marine Le Pen, a sus 48 años, es la menor de las hijas de Jean-Marie Le Pen, quien lideró por años el Partido Frente Nacional, polémico desde el inicio, tachado por sus posiciones extremas frente a la inmigración, y la Unión Europea, pero que ahora tiene una líder que parece desmitificar todo. Le Pen llega a una segunda vuelta con un partido más fuerte que nunca y una experiencia en la política amplia.

Un atentado en el departamento de su familia a los 8 años marcó como ella mismo lo describe, su visión de vida, y sus metas respecto a un país más seguro, y que piense primero en él y no en la región.

Está delfín ha logrado unir el apoyo que hasta ahora su padre no había alcanzado, y es considerada el rostro de una Francia cansada del alto desempleo, mientras el país participa en varios conflictos alrededor del mundo. Con un discurso ultra-nacionalista, Le Pen ha logrado conquistar a un electorado que piensa que Francia debe estar primero, que sus fronteras deben cerrarse, y se deben retirar de la Unión Europea.
Y aunque su sueño de gobernar una nueva Francia continúa, en algo están de acuerdo sus antiguos rivales de primera vuelta: Que el Frente Nacional no debe Gobernar, y Macron es un mal menor. ¿Funcionará?.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*