Human Rights Watch presenta nuevo informe de abusos de la Policía en manifestaciones en Colombia

Análisis Por

Human Rights Watch (HRW) presentó un Informe sobre lo que consideran abusos de agentes de la Policía en el contexto de las marchas que iniciaron el pasado 21 de noviembre de 2019 en Colombia, dicho informe se suma al presentado por la ONU sobre el tema, y retrata detenciones arbitrarias, deficiencias en la investigación y juzgamiento de los abusos, e incluso, expulsiones de venezolanos del país.

Los abusos

Como graves abusos por parte de la Policía, la ONG presentó un informe basado en fuentes de organismos gubernamentales, y 26 entrevistas a víctimas, familiares, funcionarios y abogados de derechos humanos, que reflejan lo que sería una serie de actos arbitrarios por parte de la policía en las manifestaciones de 2019.

Entre ellas destaca la muerte del joven Dilan Cruz, quien falleció por un impacto en su cabeza con munición bean bag, y destacó como la Procuraduría General solicitó a la Policía suspender este tipo escopetas calibre 12 para su uso en manifestaciones, y como el mismo Director de la Policía Nacional, el general Oscar Atehortúa confirmó, que esta se sigue usando.

De las 213 detenciones ocurridas en el contexto de las marchas, y 1.662 traslados a centros de detención, HRW destaca que varios de estos casos fueron también posibles detenciones arbitrarias, esto porque no cumplieron con las condiciones dadas por Ley para este tipo de detención, y destacó el abuso a una periodista el 7 de diciembre, que fue detenida por negarse a entregar su teléfono, para luego ser arrastrada del cabello.

Pero también señala abusos contra la Policía, el ataque al transporte público en especial en Bogotá y Cali, la destrucción de bienes públicos y privados, y los 377 policías heridos en el marco de las protestas.

Investigación deficiente para esclarecer los casos

Un señalamiento grave del informe, es uno que comparte la ONU, el hecho de que la Justicia Penal Militar, investigue 32 casos de posibles abusos de miembros de la fuerza pública en las manifestaciones, cuando el derecho internacional señala que estos casos deben ser tratados por la justicia ordinaria y recordó que la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ha manifestado en varias ocasiones que la independencia e imparcialidad de esas investigaciones se ve seriamente afectada cuando se realiza por ese medio y no por la justicia ordinaria como lo señalan los tratados internacionales.

De las 44 investigaciones disciplinarias de la Policía, 27 por abuso de autoridad, 6 por agresión física, 2 por privación de la libertad y 2 por homicidio, no hay imputados, y de hecho, 6 casos fueron cerrados y 8 pasaron a la Procuraduría.

En la Justicia Penal Militar, los 32 casos (en el que está incluido el de Dilan Cruz), tampoco hay personas imputadas. Y los 72 casos en la Fiscalía General, por posibles abusos de la fuerza pública, tampoco hay imputados.

La detención arbitraria de periodistas, también fue criticada por HRW, así como una serie de casos documentados que fueron presentados en el informe, con terribles relatos de abusos, golpizas y otras claras violaciones a los derechos humanos.

Este informe publicado en Nueva York, se suma a otros llamados realizados desde dicha ONG frente a lo que pasa en el país en el manejo de la movilización social, crítica la expulsión de 60 extranjeros acusados de ser agentes del gobierno de Nicolás Maduro y sumarse a las marchas, algo para lo que, según HRW, el gobierno colombiano no ha presentado pruebas.

Además, refleja el clima internacional que existe frente a estos hechos, y la idea de que el gobierno debe crear verdaderos controles a las actuaciones de la Policía, en especial del ESMAD, y los constantes abusos que han sido presentados a diferentes organismos internacionales. Pero, históricamente los informes de HRW tampoco han sido bien recibidos por el gobierno Duque, ¿También habrá enfrentamiento con la ONG? La respuesta del gobierno lo dirá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*