Inicia la carrera por la Casa Blanca con unas complejas primarias Demócratas

Análisis Por

El proceso que buscaba la destitución de Donald Trump tendrá el final esperado, una votación en el Senado (de mayoría Republicana), absolverá al mandatario estadounidense.

La semana pasada se cerró la opción de presentar testigos en Washington, que dejarán un mensaje más completo del caso, pero era también (como lo ha sido todo el juicio político de Trump), una estrategia pre-electoral para debilitar al mandatario que enfrentará al ganador de las primarias demócratas en ese país el 3 de noviembre.

La encrucijada Demócrata

La oposición a Trump no la tiene fácil, en su baraja de candidatos tiene todo tipo de perfiles a escoger, desde un veterano líder que promete regresar al estilo de Barack Obama, (su exvicepresidente) Joe Biden, pasando por el candidato que más representa a la “izquierda” de ese país, el senador Bernie Sanders, o una mujer de esa misma línea como Elizabeth Warren, e incluso un millonario como Trump, Michael Bloomberg.

Las primarias que se realizan en cada Estado entregan un número de delegados a cada candidato, rumbo a la Convención de su partido en julio, quien logre 1991, será el designado, pero también puede ocurrir que ninguno (luego de la competencia en todos los Estados) tenga el número mágico, y lleguen a un espinoso enfrentamiento en la votación de la Convención.

Todo inicia hoy, en Iowa, donde los sondeos son encabezados por Sanders, seguido de Biden, y del joven alcalde de South Biend, Indiana, y militar retirado, Pete Buttigieg.

Por eso las semanas entrantes son tan importantes para elegir al rival de Trump, si los Demócratas fallan en el cálculo de quien deba enfrentar los duros debates a los que está acostumbrado el mandatario, y no logre mostrarse como el presidente que dará un giro positivo al país, Trump seguirá en la Casa Blanca cuatro años más.

¿Por qué Iowa es tan importante?

Observar esta parte de las primarias es importante porque a pesar de ser un Estado pequeño, el ganador en Iowa en las últimas cuatro primarias de ese Partido ha terminado siendo el candidato (Clinton, Obama, Kerry y Al Gore), la clave, vencer luego en New Hampshire, y prepararse para el super-martes de marzo, donde varios Estados en bloque (esta vez incluida California, uno de los Estados que más delegados entrega) competirán en bloque, y su ganador tendrá las mejores posibilidades de ser el candidato.

Pero son cuatro Estados las citas previas al super-martes, Iowa, New Hampshire, Nevada, y Carolina del Sur, en las dos primeras Sanders podría llevarse la victoria, en las dos últimas sigue liderando las encuestas Biden.

Los Demócratas están listos para las sorpresas, pues tanto Sanders como Biden, son dos políticos veteranos, y son susceptibles, tanto a un cambio en manos de Elizabeth Warren, como a un rostro más joven, como Pete Buttigieg, e incluso a un sorpresivo Michael Bloomberg, tal y como fue sorpresivo Trump hace cuatro años entre los Republicanos.

¿Lograrán las primarias cambiar el escenario para mostrar a un sólido competidor contra Trump? La tarea no parece sencilla.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*