Inicia la era de AMLO en México

Análisis Por

Andrés Manuel López Obrador conocido como AMLO, se posesionó ayer como nuevo presidente de México, contando con la presencia del ahora expresidente Enrique Peña Nieto, el senado e invitados internacionales.

El Zócalo se llenó, la principal plaza del país recibió a su nuevo presidente en medio de un emotivo clamor por lo que AMLO ha denominado la cuarta transformación (llamada así, por la relevancia histórica que quiere darle el nuevo mandatario a su gobierno, y entendiendo las otras tres transformaciones a un mismo nivel, estas son: La Independencia, La Reforma y La Revolución mexicana), el nuevo mandatario de ese país llega con un 66% de aprobación.

Quizás uno de los mayores desafío que tendrá AMLO será precisamente cumplir con las elevadas expectativas que tiene buena parte de su país, para sentar un nuevo futuro, y luchar contra los demonios internos de México, y enfrentar sus rivales externos, entre ellos el presidente estadounidense Donald Trump.

Se espera que AMLO a diferencia de Peña Nieto, quien era mucho más moderado y para muchos analistas incluso pasivo, enfrente al presidente de los Estados Unidos en varias de sus ideas más controversiales, entre ellas la construcción del muro con México, y hereda del gobierno de Peña Nieto el T-MEC el nuevo tratado comercial entre EEUU, Canadá y México, que reemplaza el TLCAN que abandonó Trump.

Entre las curiosidades de la posesión, está el multitudinario abucheo al presidente del régimen venezolano Nicolás Maduro, y que AMLO sea el presidente de mayor edad que tenga ese país desde 1913.

AMLO venderá el avión presidencial, no vivirá en el palacio presidencial Los Pinos, y su primera dama renunció a esa dignidad para ocupar un cargo en cultura. Además, se esperan grandes reformas, entre ellas una nueva regulación a la Minería, y una polémica propuesta de punto final a la corrupción, indultando todos los casos anteriores a su gobierno, mientras durante su posesión afirmaba: “El gobierno ya no será un facilitador para el saqueo, como ha venido sucediendo. Ya el gobierno no va a ser un comité al servicio de una minoría rapaz”

Aseguró también mejores salarios para “los de abajo” y menores salarios “para los de arriba”, el propio presidente disminuirá su salario y con ello según las leyes de ese país disminuirían los salarios de todos los funcionarios que no pueden ganar más que el presidente.

AMLO propone golpear las pensiones de sus antecesores, las cuales considera excesivas, y propone un “austeridad republicana” durante su administración.

La tarea del nuevo presidente mexicano será compleja, en un país agobiado por el narcotráfico, una tensa relación con Estados Unidos, casi la mitad de su población en la pobreza, y una corrupción que ha tocado todos los niveles del poder.

¿Cómo enfrentará México este nuevo reto?, ¿Durará todo su mandato la “luna de miel” frente a los mexicanos? Las grandes expectativas sobre este mandato definirán el futuro de esa corriente política y proyectos similares en el continente, aunque cabe recordar que más que un líder de izquierda, AMLO es un nacionalista que quiere transformar en interior de su país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*