• quenoteengañen.jpg
  • 1españa.jpg
  • 1colombia.jpg

INTOLERANCIA CONTRA EL “BUS DEL ODIO”

Análisis Por

La intolerancia no se combate con más intolerancia, o ese debería ser mensaje ante el espinoso debate que se ha generado entre grupos cristianos y líderes de la comunidad lgtbi. Cada bando ha mantenido una fuerte disputa, unos  lo que consideran son características irreemplazables de la sociedad, y otros por una sociedad más igualitaria.

Sin lugar a dudas este debate se desarrolla frente a un claro cambio de paradigmas nada nuevo, como por ejemplo, nuestro concepto de familia, nuestra idea sobre las características de la diversidad, y si sobre el rol de las creencias personales frente a la definición misma del Estado y sus bases.

Un nuevo episodio se vivió esta semana cuando colectivos cristianos intentaron ingresar un bus promovido por el Concejal Marco Fidel Ramírez. El bus trae un claro mensaje para sus promotores, quienes consideran que combate la entrada de la llamada “ideología de género” al país, la misma que ellos autodefinieron e incluso acusaron estaba dentro del Acuerdo de paz con las FARC (hechos que hoy siguen estando desmentidos).

Lo cierto es que dicha posición se refleja en un bus que ha sido lanzado en otros países, con el mensaje: los niños nacen siendo niños (xy) y las niñas nacen siendo niñas (xx), esto es biología y no ideología.

Más allá de entrar en el debate que pasa no solo por las evidencias científicas recientes sobre el género, sino también por aprender a distinguir entre género, y orientación sexual, esto también pasa por la forma como se da ese debate.

Tanto cristianos increpando a colectivos lgtb, como supuestos defensores de la diversidad atacando el mencionado bus.

Durante su ingreso a la Plaza de Bolívar, el bus fue recibido con protestas, que incluyeron pintura, y denuncias por parte de los cristianos en la plaza. ¿Esta es la forma de ganar el debate por la igualdad de derechos?.

 

LA NUEVA MANZANA DE LA DISCORDIA

El mencionado bus tiene su pasado en países como España, un caso donde la llegada del mismo generó todo tipo de polémica. En el PSOE (importante partido político de ese país) manifestaron:  “Es una campaña de odio basada en la intolerancia”. El alcalde de Madrid manifestó: “Madrid es una ciudad inclusiva y acogedora. Ni un espacio para la transfobia en nuestras calles”.

En el Congreso la Diputada Ángeles Álvarez también lo dijo: “No se puede ahogar la pulsión identitaria de una persona porque esto atenta contra sus derechos. Hazte Oír dirige mensajes contra un colectivo motivado por sus prejuicios y pretende alentar odio y discriminación”

Mientras la alcaldesa de Barcelona, ya había advertido en febrero de este año que no querían el bus en su ciudad.

Una ola que generó su inmovilización por incumplir las normas de ese país, sobre movilidad y publicidad. Aunque en otros lugares de ese país continuará su recorrido.

¿Qué harán las autoridades colombianas? ¿Protege la ley la discriminación que en otros países ha sido rechazada por parte de los colectivos promotores de este bus?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*