La apretada agenda legislativa, y el gran pacto nacional que no ocurrió

Análisis Por

Por ahora no hay acuerdo, es lo único claro luego de las reuniones de la semana pasada del presidente con los líderes de las bancadas, y donde cada partido puso en la mesa sus inamovibles, lo que, en lugar de generar una nueva unidad, demostró lo lejos que está el gobierno de llegar a un acuerdo que le otorgue verdadera gobernabilidad.

Como lo contamos en Ola Política, aún si el presidente lograba unir a los partidos independientes en esas reuniones, dichos compromisos no garantizaban que tuviera una amplia coalición para sacar adelante sus proyectos.

Los partidos independientes le recordaron que la paz es un tema sensible, y que no están dispuestos a ceder con facilidad en ella, en especial en el Partido Liberal y en buena parte del Partido de la U, como tampoco garantizaría un acuerdo en ese tema, que se saquen adelante los demás proyectos del gobierno en el legislativo.

Seguirán las derrotas en el Congreso

Tanto en Senado como en Cámara, el gobierno ha demostrado ser bastante débil para sacar adelante proyectos clave, hace un par de semana se hundió la reforma política por falta de tiempos y sin tener en su texto las listas cerradas, la reforma a la justicia de Cambio Radical y con apoyo del gobierno, como lo anunció la saliente ministra Borrero, parece hundirse ante la necesidad de pasar 3 debates antes del 20 de julio.

Mientras la misma suerte correrá el proyecto de cadena perpetua para violadores de niños, que se espera sea radicado una vez más en la siguiente legislatura.

Los retrasos por la paz

Los retrasos tienen múltiples motivos, entre ellos el hecho de que el gobierno rara vez puede lograr que en el Congreso les den prioridad a sus proyectos, y también el desgaste que dejó el debate por las objeciones presidenciales a la JEP.

Varios congresistas del Centro Democrático le han aconsejado al gobierno “gobernar por decreto”, pues ven muy difícil lograr una coalición fuerte, en especial para su agenda de reforma al Acuerdo de paz con las FARC.

Este tema además pasa por el llamado de varios sectores oficialistas, de pedirle al presidente que convoque una Asamblea Constituyente, aunque sin mucho eco en el círculo cercano al presidente, y con un fuerte rechazo de los sectores independientes y de oposición.

Lo que sí podría pasar

Algunos proyectos lograron por sí mismos un consenso que los tiene cerca de su aprobación, entre ellos están, el proyecto que da poderes a la Contraloría, y que necesita un debate para continuar su trámite en la siguiente legislatura.

Aunque con tiempos ajustados, el gobierno espera lograr que se apruebe la Ley TIC, que hará importantes cambios en es ese sector.

También está a un debate de convertirse en ley, la segunda vuelta a la Alcaldía de Bogotá, un proyecto autoría del representante de Cambio Radical, José Daniel López, y el Liberal, Juan Carlos Losada. El debate está centrado en si dicha norma comienza a regir en las elecciones de octubre de este año, o si lo hará en 2023.

Finalmente, está el proyecto de la senadora Nadia Blel, que busca la prohibición del asbesto en Colombia, y solo necesita un debate en la plenaria de Cámara para lograr ser aprobado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*