La jugada uribista para elegir candidato presidencial

Análisis Por

Ayer el Centro Democrático (CD) definió gran parte de su camino para elegir candidato a la presidencia, por una parte declinó la posibilidad de irse a las urnas el próximo 19 de noviembre, con un documento radicado en el Consejo Nacional Electoral, y por otra está a punto de confirmarse el mecanismo vía encuesta que pretende aplicar.

Este mecanismo iniciaría desde el 6 de noviembre una serie de encuestas que medirían la favorabilidad de los 5 precandidatos: Paloma Valencia, Iván Duque, Carlos Holmes Trujillo, María Del Rosario Guerra y Rafael Nieto.

Este mecanismo publicaría las encuestas de forma semanal, y quien quede en último lugar sería automáticamente descartado. Al final dos candidatos se disputarán la última encuesta, pero de no tener un margen considerable entre el primero y el segundo (porcentaje no determinado aún), se buscaría otro método para elegir al ganador.

En días pasados, se habló de que dicho método podría ser un cónclave, que reunirá a las cabezas de la colectividad y definiría a un candidato, claro que, como todo en el CD la palabra la tendría el expresidente Álvaro Uribe.

Por ahora dos temas son esenciales por definir al inicio del uso de este mecanismo: 1. Si Luis Alfredo Ramos participará (aunque declaraciones en días anteriores del propio Uribe indicarían que no) y 2. Si el cónclave será el método final usado entre los dos finalistas en caso de que el margen entre ellos no sea significativo.

Varios miembros del CD han señalado que las encuestas favorecen a Iván Duque, y por lo tanto los sondeos de noviembre no tendrían que cambiar, mientras los sectores duros del CD prefieren al empresario Rafael Nieto, además sin la participación de Óscar Iván Zuluaga dichas fuerzas en lugar de aglomerarse en la precandidata Guerra, habrian terminado con Nieto.

Una vez se solucione este aspecto, que dejaría un candidato definitivo en las primeras semanas de diciembre, el siguiente paso sería acordar un mecanismo para elegir a un candidato en coalición, que podría ser una consulta en marzo, mismo día en que se haría la otra posible consulta de la centro-izquierda.

La coalición podría reunir a Marta Lucía Ramírez, y Alejandro Ordóñez, ambos candidatos por firmas, pero quizás la mayor expectativa está en si aterrizará en tal escenario el exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

Dos efectos en el Liberalismo

¿Qué tiene que ver el Liberalismo en estas jugadas?, por un lado en un concepto solicitado por el CD para determinar si la Ley (como han señalado senadores como Juan Manuel Galán) impide que un partido al hacer la consulta de noviembre, haga otra en coalición en marzo de 2018. La respuesta del Consejo Nacional Electoral afirma que sí es posible hacer la otra consulta, siempre y cuando en la consulta de noviembre se advierta a los ciudadanos de que después de esa votación el candidato elegido podría participar en marzo.

El segundo efecto está en el hecho mismo de que el CD desestime hacer una consulta en noviembre, esto porque permite que no se midan aún las fuerzas de las toldas rojas con las del expresidente Uribe, lo que calienta los motores ante un posible choque entre consultas en marzo, una prefecta previa de la primera vuelta en mayo.

En definitiva, campaña habrá y las emociones apenas inician.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*