LA MALA HORA DE THERESA MAY

Análisis Por

Una verdadera semana de infierno ha vivido la primera ministra británica Theresa May, terrorismo, encuestas desfavorables, y unas elecciones que terminan debilitandola, hacen que la “Premier” tambalee y complique la situación frente a la negociación del “brexit” con la Unión Europea (UE), que inicia en tan solo 10 días.

Los resultados son contundentes, May requería una mayoría absoluta de 326 escaños para seguir en el poder, y tomar decisiones sin mayores apuros en la compleja negociación de la salida del Reino Unido de la UE. La jugada en abril, cuando convocó a elecciones anticipadas, parecía magistral, con mayorías parlamentarias buscaba debilitar a los laboristas en crisis, con un líder como Corbyn que no prometía un futuro sólido, y una Escocia que buscaba presionar su independencia, y que ahora podría ser debilitada con una reorganización de parlamentarios. Y aunque efectivamente el Partido SNP (de los nacionalistas escoceses) perdió 35 escaños, de igual forma los conservadores perdieron 12 y los laboristas ganaron 29, una verdadera catástrofe para May.

 

 

Además los resultados demuestran el enfrentamiento generacional: el 67% de los menores de 25 años, apoyaron a Corbyn, el 59% de los mayores de 64 años, apoyaron a May.

“El 67% de los menores de 25 años, apoyaron a Corbyn, el 59% de los mayores de 64 años, apoyaron a May.”

LOS PANORAMAS

  1. May deberá formar Gobierno en alianza con otro partido

El Partidos Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte, parece el llamado en sacar de apuros a la Primera Ministra, este grupo político caracterizado por una posición dura contra el Irlanda independiente, ahora tendrá entre manos una jugosa negociación que podría inclinar a los conservadores hacia una agenda más radical con su vecino, en la búsqueda de mantener el liderazgo frente a los laboristas.

La decisión, ya fue anunciada a la Reina, en una reunión con May que duró solo 15 minutos, y que se espera ahora fortalezca la posición de los conservadores para liderar el país.

 

  1. Mantener su liderazgo

Pero, el hecho de que Theresa May, logré llegar a los escaños requeridos a través de una alianza con el DUP, no significa que se quede en el cargo, esto ocurre porque podría según algunos analistas, quedarse solo unas semanas, consecuencia que dentro de su propio Partido critiquen por los graves errores sumados que los llevaron ante tal escenario de ajustadas decisiones, entre los cuales está una serie de propuestas electorales a las que tuvo que retractarse, su debilidad en mostrarse como una carta dura contra el terrorismo e incluso para algunos, el negarse a participar de los debates televisados con los demás candidatos.

El llamado a reemplazarla, sería el hombre del momento: Boris Jhonson, exalcalde de Londres, y altamente popular, conocido por sus entrevistas y controvertidas declaraciones, además de un basto conocimiento en historia y literatura. Ahora, se ha negado a pocas horas de las elecciones en apoyar abiertamente la continuidad de May, aduciendo que “aún es pronto”, para cantar su respaldo.

Jhonson actual Ministro de Asuntos Exteriores, se ha dado a conocer además, por su posición frente al pago del “brexit”, que considera debe hacer la UE y no el Reino Unido, y por supuesto, la pesada carga de llevar la transición.

Pero Corbyn no se rendirá, y mientras May pueda caer en las próximas semanas y meses, Corbyn intentará unir a todas las minorías para hacerse al poder, un hecho poco probable luego del debilitamiento del SNP.

El futuro sigue pareciendo incierto, y la posición del Reino Unido frente a las decisivas negociaciones del “brexit” se ven grises con este resultado, pues ahora la Ministra necesitará consensos, justo lo que hace falta en semejante escenario post-electoral. Claro que en lo que sí concuerdan todos, es que esto se describe simplemente como: el grave error de May en llamar a elecciones anticipadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*