La oposición en sus primeros 100 días: ¿Más argumentos y menos burlas?

Análisis Por

Parece paradójico que durante los 100 primeros días del presidente Duque, la mayoría de sus mayores dolores de cabeza vengan de las controversias con su propio partido político, o de sus propias propuestas.

La labor de la oposición es jugar un papel de crítica, propuestas alternativas y veeduría a la labor del gobierno. Por estos días el presidente Iván Duque ha visto como en las redes sociales principalmente ha caído una lluvia de memes, y mensajes de burla contra su gestión, pero también cabe preguntarse si esa es una labor real de oposición.

El humor en política es fundamental, y se describe como un buen síntoma de una democracia, cuando se puede expresar y manifestar abiertamente, sin miedos, y sin ataques a sus creadores (aunque en Colombia en contadas situaciones sí ha ocurrido), pero además de esto se necesita una oposición que vaya más allá de lo visceral, que apunte a los argumentos sobre lo ocurre en el país.

Dos hechos dos destacables, primero, cabe resaltar que no se puede estigmatizar al movimiento de estudiantes de universidades públicas, afirmando que su organización es motivada exclusivamente por partidos de oposición, así que aunque oposición no es una de la que se puedan vanagloriar los líderes en el congreso, y segundo, hasta ahora el caso más resaltable de oposición crítica y argumentada, fue el intento de moción de censura al ministro Carrasquilla por los llamados “bonos de agua”.

Entonces, además del impopular inicio de gobierno ¿Qué está pasando con la oposición?

Sin ser una gran coalición, la oposición hoy tiene más herramientas gracias al también llamado Estatuto de la Oposición, pero esto no parece por ahora crear consensos destacables que se manifiesten en la opinión pública.

Es importante siempre voces en el congreso como la del senador Jorge Enrique Robledo (quien por ahora sigue siendo uno de los más protagónicos, por el caso del ministro Carrasquilla), el regreso de Gustavo Petro, y liderazgos como el de Angélica Lozano, pero a falta de un gran proyecto de oposición, el presidente ha tenido como gran desafío otros temas.

Cuando la oposición posee varios líderes importantes, en la opinión parece perderse el mensaje de aquellos que están lejos de tener mayorías en el Congreso, a excepción de casos extraordinarios que contadas veces unen realmente a estos partidos, como la Ley de Financiamiento, el escándalo del Ministro de Hacienda, o los proyectos de la Consulta Anticorrupción.

Durante los primeros 100 días, la oposición al presidente ha encontrado un clima distinto en los llamados partidos independientes, que con mayor número de congresistas han buscado tener la iniciativa legislativa, y detener decisiones o propuestas del gobierno.

El legislativo se encuentra en pleno desorden, ante esto cabe notar que, en este arranque del nuevo Jefe de Estado, sus opositores no han encontrado formas de ganar más atención, finalmente, la prueba de fuego será en las elecciones regionales de octubre de 2019, donde por ahora solo en zonas muy específicas como Bogotá, los partidos opositores parecen tener más chance de victoria, sin duda, un comienzo menos energizado de lo esperado. ¿Aprovecharán el momento en las encuestas de Duque?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*