LA PAZ QUE SALVÓ A LA ECONOMÍA

Análisis Por

Los que teníamos esperanzas con la paz sabíamos que, aunque no todo era perfecto, sería la mejor opción en materia política, social y económica para el país, pues aunque indiscutiblemente había cosas que no nos gustaban del todo, de corazón aceptábamos que teníamos que ceder para hacer una nueva sociedad, para desarrollarnos, para no ver más sufrimiento ni destrucción en nuestra patria,  por esto, muchos decidimos medir fuerzas y analizar los contextos para llegar a conclusiones informadas y dentro de lo posible racionales.

Las decisiones políticas siempre pueden generar cambios en la sociedad: una decisión democrática bien tomada puede hacer que las cosas mejoren en diferentes aspectos en los que se focaliza la política pública y de forma directa e indirecta, por el contrario, una decisión democrática mal tomada, puede generar efectos catastróficos para los ciudadanos en diferentes materias, bien sea política, económica o social, por ello, siempre es necesario que las decisiones que se toman como sociedad sean hechas con base a racionamientos que produzcan beneficios sociales y no desde la esquina del fundamentalismo político, ideológico o religioso.

Por esto, considero que el viaje de la paz ha sido un catalizador de la crisis internacional de los commodities, alentando el crecimiento de la economía local, que de no ser por la confianza que generó la firma del acuerdo de paz con las Farc, nos tendría en este momento en una situación peor de la que nos encontramos.

Entre 2014 y  2015 cuando el petróleo bajó, el café se desplomó y en general las materias primas sufrieron por la crisis de los commodities en los mercados internacionales, la inflación se disparó en el país, después de que en 2014 la inflación no había alcanzado el 1,9% siendo la inflación más baja del último medio siglo en el país, en 2015 rozó el 6,77%, esta crisis internacional de las materias primas golpeó el dólar a través de los menores ingresos de divisas provenientes de la venta de productos al exterior, si bien, se seguía vendiendo petróleo y café en cantidades similares, los precios llevaron a que el país viera mermada la utilidad por vía de estos productos que fueron la base del crecimiento económico nacional de los últimos 15 años.

Para 2016, la situación era desalentadora con respecto a los precios internacionales de las materias primas, por ejemplo, otros países del continente dejaron de crecer, Brasil pasó de ser un ejemplo de crecimiento económico a ser un problema en la región entrando en recesión y a decrecer, pero en Colombia, aunque no nos iba tan bien como en los años previos pudimos seguir creciendo, no obstante, hay que decir que este crecimiento fue poco y muy por debajo de lo ideal.

La confianza en la paz de Colombia generó una ola de nuevas inversiones y la llegada masiva de extranjeros al país, era de esperarse este comportamiento, de esta forma, el turismo alcanzó a posicionarse en 2016 por primera vez en la historia en el segundo lugar dentro de la torta de exportación, consiguiendo ingresos por el valor de $5688 millones de dólares estadounidenses, teniendo una variación del 86,7% desde el año 2010 cuando esta cifra apenas alcanzaba los US$3050 millones (Ministerio de Comercio, Industria y Turismo), sin embargo, estamos lejos de Perú que es el motor regional en turismo con cifras que superan los $20.000 millones de dólares al año.

Este crecimiento constante del turismo ha permitido al país seguir jalonando la economía a pesar del momento coyuntural internacional, actualmente, al caminar por las principales ciudades colombianas encuentras personas provenientes de todas partes del mundo, hablando idiomas desconocidos y ¡lo mejor! gastando dinero en nuestro país, algo que no era muy común algunos años atrás y que ahora hace parte de nuestro panorama.

El acuerdo de paz es tal vez uno de los mayores logros del gobierno actual, pues indirectamente trae nuevas posibilidades económicas para el país y nos salva de la crisis de las materias primas, que sin el dinero del turismo podría ser peor en sus repercusiones locales, por último y según los cálculos salidos de proyecciones crecimiento exponencial del sector según la importancia y posicionamiento en medios internacionales que ha tenido el país en el último tiempo: calculo que en 2017 el turismo superará con creces los $7500 millones de dólares convirtiéndose en un sector que habrá que cuidar y empezar a hacer políticas de mejora continua.

Administrador Público. Trabajó para la Fundación Proyecto Emprender, capacitando jóvenes en los barrios deprimidos de Buenos Aires. Líder de opinión en temas Urbanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*