La pugna entre la ONU y el gobierno Nicaragüense

Análisis Por

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitió un informe denominado: “violaciones de los derechos humanos y abusos en el contexto de las protestas en Nicaragua” en donde se aduce que efectivamente hubo vulneración de los derechos fundamentales, así como represión e impunidad estatal en el marco de las protestas ocurridas entre el 18 de abril y el 18 de agosto del presente año.

Dos días después de la presentación del anteriormente citado informe, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega expulsa al grupo de trabajo de la ONU, aduciendo que hubo una extralimitación de sus funciones (porque de hecho fue Nicaragua quien invitó a la ONU el 19 de junio del año en curso), y es así que el 1 de septiembre del 2018 el grupo de trabajo ya no podrá operar en suelo Nicaragüense.

Cabe resaltar que Daniel Ortega es el presidente del vecino país, militante Frente Sandinista de Liberación Nacional, e inicialmente buscó luchar contra el “atornillamiento” en el poder fruto de un golpe de estado por parte del general Anastasio Somoza a Juan Bautista Sacasa, quien fue declarado dictador con posterioridad. Pero sus fines altruistas se desvanecieron y hoy lleva más de tres mandatos presidenciales.

El informe hace un llamado a:

1. Autoridades de Nicaragua, principalmente a la Procuraduría.
2. Al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.
3. A la Comunidad Internacional.

En miras de que el gobierno detenga el Hostigamiento de los líderes sociales y de aquellos que hicieron parte de las protestas, poner fin y liberar a aquellas personas privadas ilegalmente de la libertad. De igual forma se debe garantizar la independencia de la rama judicial de las otras ramas del poder, porque de hecho hasta el momento ha funcionado como un instrumento para el sometimiento.

¿La Comisión de la híbrida de la verdad?

Es una de las propuestas a la Comunidad Internacional presentadas en el Informe para el esclarecimiento de los hechos, estaría conformada por nacionales y extranjeros expertos en materia internacional.

¿Cuál es el paso siguiente por parte de la ONU?

El Consejo de Seguridad por medio de informe ahondará en el tema, y tras la aprobación por parte de 9 de los 15 miembros, el día 5 de septiembre del 2018 analizará y propondrá las medidas provisionales para el caso en concreto, porque en realidad hay un incumplimiento de la Carta de las Naciones Unidas ratificada por Nicaragua al garantizar el respeto por los Derechos Humanos.

Habrá que esperar el comunicado oficial del Consejo de seguridad, así como la postura de la Corte Interamericana de Derechos Humanos frente a la posible existencia de una sanción.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*