LA RAZÓN DE MI VOTO

Análisis Por

El 16 de julio de 1848, a sabiendas que era el día de la Virgen del Carmen, día de aglomeración y jolgorio, en las páginas 3 y 4 del número 26 del diario El Aviso, Don José Ezequiel Rojas Ramirez, en un artículo titulado “La Razón de mi voto”, decidía respaldar la candidatura presidencial del General José Hilario López, primer Presidente electo por el que a la postre sería conocido como el Partido Liberal Colombiano. Esa columna se considera el primer manifiesto político de esta colectividad. 

Hoy, 169 años después de la publicación de dicho artículo, es menester traer a colación algunos de sus apartes, en momentos que estamos adportas de elegir Presidente de la República y en que en el Partido aún se debate quien sería la mejor opción para que represente los ideales del mismo.

“Pero, se pregunta, ¿qué es lo que quiere el Partido Liberal? ¿Cuáles son sus deseos? ¿Cuál la teoría que quiere ver realizada? Fácil es la contestación.  República quiere el Partido Liberal; quiere sistema representativo, real y verdadero, y no apariencias como las que existen.”

Quiere que los derechos individuales y sus garantías sean realidades y no engañosas promesas, y quiere esto porque hoy los que ejercen los poderes públicos pueden hacer impunemente cuanto quieran, y pueden disponer de la vida de los hombres y de los intereses de la nación a su arbitrio; porque las instituciones no contienen freno alguno de prevenir estos atentados.”

Quiere que sólo la voluntad de la ley sea la que disponga de la suerte de los hombres, y que los funcionarios, tanto del orden ejecutivo como del judicial, se contraigan a ser un órgano fiel de ella; y se quiere esto porque las instituciones actuales no proporcionan este beneficio; y porque cuando la voluntad de la ley es sustituida impunemente por la voluntad de los encargados de su cumplimiento, hay un absolutismo, tanto más detestable cuanto mayor es el número de los que lo ejercen.”

“Quiere muy especialmente el Partido Liberal que al conferir los destinos públicos sólo se tenga en mira el buen servicio de la sociedad, que se atienda especialmente a las aptitudes, capacidades y probidad que se tengan para desempeñarlos.”

Conferir destinos en recompensa de servicios personales para premiar un voto en favor de alguna persona o dado en alguna cuestión, es desmoralizar la sociedad; es un crimen.

Conferirlos por dar renta a las personas pobres, cuando no hay aptitudes y tal vez falta probidad es prevaricar, es ejercer actos de beneficencia con los bienes ajenos.

La sociedad para sus servidores: tiene derecho a que se le sirva bien, porque de ello depende su prosperidad y bienestar; debe, pues, emplearse a los hombres que prestar buenos servicios con fidelidad, sea cual fuere el partido político a que hayan pertenecido o pertenezcan.”

“Quiere que se adopte una severa y rigorosa economía y que no se inviertan las rentas públicas sino en las necesidades reales de la sociedad. Las rentas son el producto del sudor del pueblo: al arrancarle esta parte de su propiedad se le quita una parte de su bienestar; no deben, pues, invertirse sino en su propio beneficio. Al decretarse un gasto debiera verse lo que la sociedad recibe en cambio del sacrificio que hace, para poder comparar lo que se da con lo que se recibe, y poder juzgar con acierto sobre la conveniencia de hacer el sacrificio.”

Quiere que todos los granadinos sean ricos: en vano puede pretenderse que las rentas públicas se aumenten, si no se aumentan las fuentes de donde nacen reduciendo los gastos públicos pueden disminuirse algunas contribuciones que obstruyen la producción y puede darse a esta mayor libertad; esto aumentará notablemente la riqueza de los particulares, y aumentada esta, crecerá el rendimiento de los impuestos.

Que las leyes den libertad y seguridad y que no pongan obstáculos de ninguna clase a la producción y a la circulación de las propiedades, y entonces los particulares harán lo demás, porque el deseo de la riqueza no es necesario inspirarlo.”

Quiere el Partido Liberal que no adopte la religión como medio para gobernar: las dos potestades deben girar independientemente, cada una dentro de su órbita, puesto que cada una tiene su objeto y fin distinto. Emplear la religión y sus ministros como medios para hacer ejecutar las voluntades de los que gobiernan los negocios temporales, es envilecerla, desvirtuarla y separarla del fin con que la instituyó su divino fundador.”

La pretensión de presentar al gobierno temporal haciendo causa común con la religión, sólo tiene por objeto fabricar un escudo al abrigo del cual puedan obrar discrecionalmente y disponer de la sociedad, de sus individuos y de sus intereses; nunca el absolutismo es más poderoso que cuando el gobierno temporal adopte la religión como instrumento.”

“Quiere (el Partido Liberal) que de preferencia se destine una parte considerable de las rentas públicas a facilitar las vías de comunicación por tierra y por agua; los gastos hechos con discernimiento en este ramo son sin disputa los más útiles para la nación; no se puede recoger cosecha sin haber sembrado previamente.”

En resumen, quiere el Partido Liberal que se organice un gobierno en beneficio de los gobernados; quiere República, sistema verdaderamente representativo, Congreso independiente, Poder Ejecutivo que no pueda hacer sino lo que la ley le permite, responsabilidad positiva y para ello tribunales independientes, buenas leyes, una política en el Poder Ejecutivo eminentemente nacional y americana, justicia imparcial con todos, que en sus actos no se tenga en cuenta otra consideración que el bien público. Y quiere todo esto para que los que obedecen no sean esclavos de los que gobiernan; para que haya verdadera libertad; para podernos librar del gobierno teocrático; para que los granadinos realmente tengan aseguradas sus personas y sus propiedades; y para que las garantías no sean engañosas promesas.”

Tales son y tales han sido siempre los principios y los deseos del Partido Liberal; y como entre los hombres eminentes de ese partido, el Primero que levantó su voz en las Cámaras legislativas pidiendo su restauración lo fue el general José Hilario López; lógico y justo es el que se le haya tomado por candidato; y esta es una de las razones que han determinado mi voto.”

169 años después, ¿duda usted que algunas de las reivindicaciones de don Ezequiel tienen plena vigencia hoy? ¿Cree usted que podría existir algún candidato que encarne los principios y deseos del Partido Liberal Colombiano?

Zootecnista Universidad Nacional de Colombia, Candidato a Magíster en Producción Animal de la Universidad Nacional. Coordinador Nacional para asuntos de Paz de la Organización Nacional de Juventudes Liberales.

1 Comment

  1. Cuando lees algo que has leído antes como lectura histórica y de estudio, crees que no pusiste suficiente atención a ese momento anterior, como para dejar impreso su contenido en la memoria. Pero cuando lo vuelves a leer por una casualidad investigadora, que hace referencia a sus contenidos compruebas para tu asombro, lo aprovechable que es el plagio para las arengas de los nuevos políticos, tanto de izquierda como de derecha. Que toda estaa gente descerebrada que ha manejado a los pueblos ignorantes, consiguen de nuevo engañar a quienes no estudia, leen o investigan y se apropian de las palabras o ideas ajenas y hasta las registran como propias. Pues nadie tiene interés en averiguar su origen (!?) Compruebas que se han utilizado en toda hispanoamérica por los populistas y antisistema de toda la vida, para su beneplácito y éxito político, pero para engañar a los pueblos nalfabetos.
    Y compruebas, quiénes son los sinvergüenzas politicastros en todos lados, desde tiempos ha…

    Inquieta la laxitud moral de los responsables ante el intrusismo. Duele que no haya gente con prestigio intelectual que se dedique también a desenmascarar a tanto ‘aparecido’ oportunista, falsario y mentiroso en busca de fama, dinero y techo. Unos, para permanecer como dictadores al cambiar el primer discurso lleno de promesas, engañando al pueblo, pero muriendo en su cama rodeados de todo lo necesario y como héroes reconocidos o salvadores de esos DDHH que pregonan con facilidad, pero que en la práctica les dejarían desnudos si los conceden como Dios manda; no sé de qué vainas más se nutren tanto provocador de ‘libertades y justicia’, cuando han tenido a su pueblo comiendo mierda por tantas penurias o miseria; y ellos guardando el capital en un ‘paraíso fiscal’. Pero se les ensalza como ”grandes de la historia“ y se les compara con los idealistas intelectuales, poetas, literatos e historiadores, que sólo soñaban con valores patrios y necesidades espirituales de cualquier hombre de bien: ”libertad, paz, justicia y orden”… Un ideario que sirve al engaño de estos auténticos criminales de la libertad y demás valores. Y tanto unos y otros y los que se alimentan de las migas de la política, se lo pasan felices mientras pintan la mona, sin dar un palo al agua.

    Me alegro que se haya presentado la ocasión para buscar un dato en Internet sobre la “Guerra de los Mil Días´´ en Colombia, en la que participó como abanderado mi abuelo de adopción Abraham Valencia Restrepo, aunque también aparece como ‘Zalazar su segundo apellido.

    Gracias por darme la oportunidad de expresarme.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*