Las Primeras Damas

Análisis Por

La historia de las primeras damas siempre es importante, ellas cumplen con una dignidad que en cada gobierno varía de responsabilidades, cada una con su estilo y formación.

Tutina de Santos, marcada por su propio estilo fue el rostro que encarnó a la Primera Dama los últimos 8 años, su visión y forma de abordar sus responsabilidades marcaron una manera de percibirla. En los últimos días María Juliana Ruiz, actual primera dama recibió críticas y burlas en las redes sociales por la ropa usada en su visita oficial a los Estados Unidos, pero más allá de quedarnos en esta crítica vale la pena ver quién es la mujer detrás de esas publicaciones, su formación, y su voz.

María Clemencia Rodríguez Múnera, es llamada “Tutina” como forma de cariño, nació en Bogotá, estudió Diseño Gráfico, e inició su carrera en el sector bancario, por supuesto, también trabajó en el sector público fue Secretaria Privada en el Ministerio de Comunicaciones, trabajó para el Banco de la República destacándose como Directora del Museo de Arte Religioso, para luego crear una editorial de libros infantiles llamada Pinitos.

Tutina conoció a Juan Manuel Santos en un almuerzo, cuando él era subdirector de El Tiempo. Por supuesto, la entonces Primera Dama se enfrentó a varios acontecimientos en los que el protocolo estuvo a su cargo, desde la visita del Papa Francisco a Colombia, hasta la visita de diversos mandatarios y personalidades, como el Barack y Michelle Obama, o del Príncipe Carlos y Camila de Inglaterra.

Ahora, Tutina es recordada por sus apariciones, múltiples publicaciones de revistas que se encuentran con facilidad en buscadores de internet, la titulan como un Icono del diseño, hacen una selección de la ropa que usó durante esos ocho años, y su trabajo en la Casa de Nariño.

La era de María Juliana Ruiz esta empezando, de hecho, también tiene un apodo de cariño “Maju”, tiene un representativo recorrido académico y profesional, estudió Derecho en la Universidad Javeriana, es magister en Leyes con énfasis en Negocios Internacionales de la American University, también estudió en Francia en la Institut Catholique y en el Johns Hopkins University.

María Juliana además de sus estudios puede ser un simbolo de lo que representa el comun denominador de las mujeres colombianas, las que no estan formadas desde pequeñas para ser primeras damas, las que su objetivo principal es crecer profesionalmente a la par de poder tener la tan anhelada vida equlibrada con familia incluida, la actual primera dama tuvo que realizar múltiples trabajos para costear sus gastos, entre ellos trabajó en un restaurante, fue niñera y profesora de de baile en algunos cruceros.

Trabajó para la OEA donde inició como pasante, hizo toda la escuela dentro de tan prestigiosa organización hasta trabajar directamente para el Secretario General, su historia es la de una mujer pila, que estuvo en ese organismo 12 años. Se enamoró desde los 15 años de Iván Duque, en una entrevista para El Tiempo afirmó: “Fuimos amigos, novios, ‘enemigos’, casi-novios, en fin… Sin embargo, Iván siempre estuvo presente para mí”, al viajar a Washintong se encuentra con él, y deciden casarse.

Antes de llegar a ser la Primera Dama, María Jimena era la Secretaria General de la Clínica Shaio, y además de sus hijos, siempre buscó permanecer activa en su vida profesiónal.

Esta es la historia de dos mujeres, muy distintas, pero que hoy comparten una misma dignidad, ser la Primera Dama de Colombia. ¿Será correcto entonces evaluar a la actual Primera Dama con el mismo criterio de la anterior?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*