Los bogotanos se están ahogando de contaminación

Análisis Por

La pésima calidad del aire el Bogotá se ha convertido en un tema debate creciente en Bogotá, y ha sido un tema recurrente en los últimos años en ciudades como Medellín, lo que pone la lupa sobre las medidas que se están tomando para combatir este fenómeno que a todas luces afecta de forma grave la salud de los habitantes de estas ciudades.

En la capital el pasado 15 de febrero se tuvo de declarar la emergencia amarilla, y naranja en el sur, lo que provocó una medida de pico y placa extendida para el uso de motos y vehículos particulares, pero ahora un nuevo estudio de la Universidad de Nacional demostraría que la situación en el transporte público es mucho más delicada de lo esperado.

La investigación de Fredy Alejandro Guevara demuestra que las personas que realizan viajes de entre 20 y 40 minutos, están expuestas a altos niveles de material particulado en el sistema Transmilenio, es al menos 60% más de la dosis diaria de MP 2,5 (material particulado) que lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es decir, una persona que usa este transporte masivo recibe dosis 8 veces más grandes que las registradas por la red calidad de aire de la ciudad, por las cuales se provocó la emergencia de inicios de febrero. La investigación demostró que, además, los usuarios están expuestos a un 79 a 90% más de hollín (carbono negro).

De hecho, esta medida de MP 2,5 es inferior a la recomendada por la OMS, pues la legislación colombiana es más laxa en determinar esta medida, lo que agravaría la medición si fuera hecha con el estándar internacional.

Se tiran la pelota

El alcalde Enrique Peñalosa criticó que la administración anterior extendió la vida útil de los buses, y luego se enfrentó a su antecesor el hoy senador Gustavo Petro en twitter por este tema, Petro comenzó respondiendo que: “No sea mentiroso señor @EnriquePenalosa nosotros dejamos en pleno proceso de licitación el cambio de flota con pliego de condiciones establecido alrededor de lograr que ganara la flota menos contaminante para la ciudad (…) usted  suspendió la licitación solo para que ganara Volvo”

A lo que el alcalde respondió: “Calumnia es recurso desesperado de los mediocres.Lo desafío a que presente un solo indicio de que yo me haya favorecido con la venta de un solo bus Volvo.Yo sí puedo demostrar como usted prorrogó licitación a buses con un millón de kms o trajo camiones basura usados contaminantes”.

¿Se soluciona en algo el problema? Definitivamente no, tanto la administración de Gustavo Petro, que al realizar la prórroga de contratos de la Fase I y II de Transmilenio aumentó la vida útil de estos buses de 240 mil kilómetros, como la administración actual, que adjudicó los contratos para la renovación de la Flota en su mayoría a buses diesel, perjudican a largo plazo una solución efectiva a este tema.

La contaminación no se eliminará con un pico y placa extendido, aunque cabe la pena señalar que no es cierto que sea el sistema Transmilenio y los buses SITP lo que generan la mayor carga de material particulado, si es una prioridad que el sistema masivo de la ciudad no use diesel, ni medios contaminantes para el transporte de los ciudadanos.

Se requieren políticas públicas de largo plazo, y un amplio esfuerzo por mejorar el transporte público de la ciudad, para que más personas dejen sus vehiculos contaminantes, y se decidan por una ciudad con mejor calidad del aire.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*