Los peores errores de Scaramucci

Análisis Por
En tan sólo 11 días, el jefe de prensa del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cometió todos los desaciertos posibles convirtiéndose en el caso emblemático entre los comunicadores politicos del mundo para no repetir jamás.
Anthony Scaramucci pasará a la historia por no saber manejar el éxito de su nombramiento como jefe de comunicaciones de uno de los hombres más importantes del mundo y también por haber sido despojado de su cargo a muy pocos días de su nombramiento luego de cometer fatídicos errores y mostrando al comunicador politico que no hay que imitar jamás, veamos porqué.
Uno de los principales motivos fue por tener una pésima actitud hacia sus compañeros pero esta no fue su única equivocación, también contribuyó a ello el haberse mostrado como el salvador en las relaciones con la prensa pero que en pocos días terminó perdiendo el norte de la tarea asignada y dejando a la deriva las relaciones con los medios de comunicación.
Las dificultades de Scaramucci con los medios que cubre la información que se produce en la Casa Blanca, salieron a flote desde la campaña, época en que la prensa ya habiá sido calificada como «fake news» toda vez que se manifestó contraria a las ideas promulgadas por Trump.
El desencadenamiento de todos estos errores sacó del rin a Scaramucci y finalmente el anuncio de su renuncia al cargo fue realizado por su propio reemplazo la periodista, Sarah Huckabee Sanders.
Entre las más destacadas equivocaciones están los anuncios públicos de amor exgerado hacia su jefe el Presidente y las expresiones exageradas de amor que terminaron en insultos y amenazas.
En una sola semana Scaramucci insultó a los miembros de su equipo mostrando un estilo complicado, confrontacional, con actitudes, palabras y calificativos parecidos a las usados por el mismo presidente Trump. Sus frases rayan con el matoneo, tal como lo demostró con el jefe de personal a quien se refirió como «jodido, paranoico y esquizofrénico».
Adicionalmente, Scaramucci es una persona que amenaza permanentemente a sus subalternos con advertencias de perder el puesto o de ser eliminados del equipo con un dejo agresivo de querer limpiar la casa. Constantemente anuncia que pedirá la renuncia inmediata de quien cometa errores o falle.
Así mismo usa permenentemente un lenguaje vulgar e incendiario que deja escapar al menor detalle que se presente. Y para colmo de males en los actos públicos se destaca por aparecer en todas las cámaras casi por igual y hasta más que su propio jefe,  aspecto que ha sido fuertemente criticado por la prensa nacional e internacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*