Los votos del Atlántico: una batalla que quieren ganar los Char

Análisis Por

La batalla por los votos en Atlántico no es menos que titánica, en una lucha donde cada municipio, y cada voto barranquillero cuenta. Hacer una radiografía completa sería un extenso trabajo alrededor de las múltiples jugadas de cada casa política, pero tomaremos las principales.

En Atlántico existen diferentes caciques, la mayoría sectorizados y enfocados en diferentes regiones, pero entre ellos varios son grandes electores. Los Char los señores de Barranquilla, son quizás los más poderosos dentro de estos grupos, su influencia podría en estas elecciones llegar incluso hasta San Andrés, donde también pusieron candidato. Los Name son otro factor esencial en la mecánica del departamento, su mayor elector es el Senador de la U José David Name, y después están dos grandes electores caídos, Roberto Gerlein que se retira aduciendo problemas de salud y el liberal Álvaro Ashton quien se encuentra envuelto en líos con la justicia, entre otras cosas por paramilitarismo y por un escándalo donde se le acusa de entrar menores al Hotel El Prado.

El reinado Char quiere salir fortalecido

Los Char han hecho tratos en todo el departamento para mantener y aumentar sus congresistas, y buscan convertirse en el poder local más importante del país. Esto incluiría llegar con 3 senadores y cuatro representantes a la Cámara.

Su gran elector es Arturo Char, hijo del excongresista Fuad Char y hermano del alcalde de Barranquilla Alex Char. Además, quieren llegar con Luis Eduardo Díaz Granados, quien también tiene influencia en el Magdalena.

La estrategia está en tomar de los volados del partido conservador, y para eso se postula a Antonio Luis Zabaraín, esposo de la representante conservadora Inés López quien se retira. Eso sí, su influencia está en el Magdalena, donde fue alcalde de Ciénaga.

La lista de representantes a la Cámara que buscan llegar por los Char es amplia, entre los que se encuentra la hija del concejal de Barranquilla Karina Rojano, su padre a pesar de ser conservador decidió lanzarla por Cambio Radical en otro golpe a los azules.

José Gabriel Amar, es un cercano del alcalde de Soledad Joao Herrera, también aliado de los Char, y fórmula de Luis Eduardo Díaz Granados. Y claro está la cercana a los Char Lilibeth Llinás, hermana del diputado de Cambio Radical Adalberto Llinás y fórmula de Arturo Char, quien según la Silla Vacía recibiría además votos de la candidata goda Aída Merlano por cuenta de una alianza con los Char.

Con esto los Char mantienen el mayor número de alianzas para mantener el poder del Atlántico y le complican las curules al Partido Conservador y posiblemente a los Name.

La caída de Ashton

Con Ashton preso, y sumamente cuestionado, el Liberalismo le apuesta a Mauricio Gómez Amín, quien sorpresivamente es la cabeza de lista del Partido al Senado. Gómez además de haber recibido apoyo de los Char en el pasado, ha manifestado públicamente que no tiene problemas en una alianza con Germán Vargas Lleras en caso de que su candidato De La Calle no pase a segunda vuelta.

La llegada de Mauricio Gómez, como el nuevo político joven del Liberalismo en el Senado por la costa, es también el resurgir de un reemplazo de las estructuras de manejó Ashton y que lo hicieron reelegir por 19 años.

Su fórmula en el departamento es Alejandro Munarriz. De todas formas, los rojos también le apostaron a ganar, como en la candidatura de Jezmi Barraza hija del Diputado por Cambio Radical Sergio Barraza, y fórmula de la sobrina de Ashton, la candidata Fortich.

También estará Maria Luisa Pulgar hermana del Senador de la U Eduardo Pulgar, una verdadera toma de jóvenes y mujeres liberales que buscan abrirse paso en el departamento de los Char. Los Liberales han ganado tres veces consecutivas la Gobernación.

El quiebre de los Gerlein

La salida de Gerlein también parece significar la división de sus votos, no solo por los múltiples acuerdos en el Partido de La U y Cambio Radical con sus estructuras, como la candidata Karina Rojano que como indicamos más arriba es hija del Concejal Conservador Carlos Rojano, quien a propósito siempre apoyó a los Gerlein. Sino también al parecer, con el fin de esta casa que estaría relacionado con la decisión del hermano de Roberto Gerlein, Julio Gerlein, un gran contratista del estado, quien además sirvió de financiador de Roberto en múltiples ocasiones y que ahora apoyaría a la Representante Aida Merlano que salta al Senado.

Además de ese apoyo, Julio habría hecho un acuerdo con los Char, que incluye no tener fórmula formal a la Cámara en ese departamento y desplazar ese voto a la candidata de Cambio Radical Lilibeth Llinás, lo que deja desamparado a la fórmula de Robert Gerlein (quien pese a retirarse había alcanzado a recibir el aval), el candidato Roberto Rodríguez.

A menos que los independientes se levanten, los Liberales abarquen más votación o los conservadores quiebren las jugadas de los Char con los suyos y con la U, la victoria de los vargalleristas parece asegurada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*