Marta Lucía Ramírez y Claudia López: dos mujeres en orillas distintas a la presidencia

Análisis Por

Vivimos en un país, donde no debería extrañarnos que mujeres se lanzaran al ruedo presidencial, como tampoco que tuvieran éxito, pero el hecho es que ninguna mujer ha llegado a una segunda vuelta, ni aún a la vicepresidencia.

Ayer dos grandes de la política se lanzaron, en extremos distintos, y circunstancias distintas, y ambas mujeres.

Marta Lucía Ramírez inscribió oficialmente su comité para la recolección de las cerca de 400 mil firmas que necesita para ser candidata, aprovechó para echar dardos al Partido Conservador al que descartó al no encontrar opciones, y criticar a varios parlamentarios de esa colectividad.

Ramírez fue tercera en la elección de 2014, con más de 2 millones de votos, y siendo candidata oficial del conservatismo. Ahora en sus propias palabras busca ser la candidata de la “Alianza Pastrana – Uribe”.

Cabe resaltar que estuvo acompaña por los exministro Carlos Holguín Sardi, y Fernando Araújo, dos personas que estuvieron por mucho tiempo cercanas a Uribe durante su Gobierno. Mientras el propio Andrés Pastrana estuvo ausente.

Ramírez representa a un sector del conservatismo crítico del Gobierno de Juan Manuel Santos, que se ha opuesto al Acuerdo de paz, y que busca revivir el movimiento del Expresidente Pastrana a través de una acción legal amparada en el mismo Acuerdo de paz que rechazan.

Adicionalmente cabe destacar la trayectoria política de Ramírez, no solo como la primera Ministra de Defensa mujer de la historia, sino además como alguien que ha tenido que buscar ganar espacios en partidos tan tradicionalista como por el que acaba de renunciar, y haciendo una campaña presidencial que ha durado desde el final del gobierno Uribe.

Pero si Ramírez es el conservatismo más uribista, Claudia López sin lugar a dudas es de la centro – izquierda más opositora al proyecto del expresidente y ahora Senador.

Claudia López es el otro extremo, a diferencia de Ramírez es la primera vez que se lanza a la presidencia, y llegó a la Alianza Verde para lanzarse al Senado, ahora a través de ese partido logra la candidatura luego de derrotar en una encuesta contratada al Centro Nacional de Consultoría al veterano Antonio Navarro Wolf.

Para muchos sectores la victoria estaba cantada, de hecho aseguraron que la intención de Navarro siempre fue la de buscar volver a encabezar la lista al Senado de los verdes, si no la de lanzarse a la presidencia.

López buscará liderar un coalición de centro-izquierda, donde irónicamente se enfrenta solo a hombres, con más trayectoria política, que han ocupado más cargos públicos, y que ya han buscado la presidencia con anterioridad.

No será sencillo enfrentarse a exgobernador Sergio Fajardo, al Senador Jorge Enrique Robledo o al exjefe del equipo negociador Humberto De La Calle. López lo sabe, por eso su estrategia alrededor de una campaña que ha recolectado firmas para una consulta anticorrupción le dan oxígeno.

Claudia sin lugar a dudas ha ganado un espacio en el electorado, con solo tres años en el congreso y una larga hoja de vida enfocada en investigaciones académicas y libros.

Dos candidatas que no solo buscan terminar con el estigma de que ser mujer en Colombia, ya te hace débil en la carrera presidencial, sino además personas que a través de una voz sumamente firme desde sus orillas, han ganado a través de largas batallas espacios en la vida política del país.

¿Cómo terminará este camino?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*