MIGRANTES VENEZOLANOS Y LAS ELECCIONES DE 2018 EN COLOMBIA

Análisis Por

Un común denominador de los debates de las elecciones de las grandes potencias en los últimos años, han sido desde temas seguridad nacional, hasta el manejo de la economía, pero si algo los ha unido es la migración.

Personas escapan de los conflictos en Oriente Medio o África, buscando evitar la muerte o encontrar mejores oportunidades, como en Europa, dónde la llegada de una gran cantidad de inmigrantes ha sido caldo de cultivo para discursos de la extrema derecha, derrotada en las elecciones de Holanda, Austria, y encarnada hoy en el discurso de la candidata francesa Marine Le Pen. Está última con la promesa de generar grandes controles, retiro de Francia de la zona shengen, limitaciones para que los hijos de inmigrantes nacidos en Francia no sean considerados con esa nacionalidad.

Otro ejemplo es de la campaña a la Presidencia de los Estados Unidos, en la que salió victorioso el Magnate Donald Trump, quien tachando a los mexicanos de criminales, prometiendo un muro en la frontera (que todo indica será un hecho), y limitando el ingreso de migrantes de países de oriente medio, logró vencer el discurso demócrata.

Caso similar podría ocurrir en Colombia, y todo por cuenta de la crisis que vive el vecino Venezuela, donde el desabastecimiento, la criminalidad, y falta problemas de legitimidad de su actual Presidente, tienen en jaque a un país del cual no dejan de huir personas buscando mejores oportunidades, y teniendo como primera opción sus vecinos inmediatos.

TEMA DE CAMPAÑA

Precisamente sobre este tema el entonces Vicepresidente, y hoy pre-candidato presidencial de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, protagonizó lo que seria la versión Trump, de un discurso contra los migrantes venezolanos.

Sobre el famoso programa de casas gratis en Tibú, Norte de Santander, el Exvice afirmó: “no vaya a dejar meter los venecos, por nada del mundo… esto no es para los venecos”

Y remató afirmando: “No hay un sólo lugar en Colombia donde se permita que personas que no sean del país, se beneficien de programas sociale”

Dichas afirmaciones, terminaron en un cruce de palabras con el expresidente de la Asamblea de Venezuela Diosdado Cabello, quien no escatimo en insultos, mientras Vargas Lleras respondió y se quejó con la cancillería por no defenderlo.

Ahora la creciente migración ha puesto en alerta a las autoridades colombianas, quienes después tuvieron que desmentir al Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, quien afirmó en febrero que: “El año pasado entraron a Venezuela de Colombia 100.000 compatriotas colombianos”

Afirmación desmentida por Migración Colombia, quien con datos en la mano le recordó al mandatario del país vecino: “En 2015 se registraron salidas de más 371.521 colombianos hacia Venezuela, el año pasado se presentó una disminución a 109.580 personas. Una disminución de más del 70 % entre 2015 y 2016”

Por otra parte El Tiempo, reveló el estudio del Profesor Iván de la Vega, de la Universidad Simón Bolivar, que hablaría de unos 900.000 venezolanos en Colombia (incluyendo los que tienen doble nacionalidad), mientras en el dato del Banco Mundial, a través de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM), habla de cómo Colombia lidera entre una lista de 98 países, el que más venezolanos, llegan del éxodo en ese país. (El Tiempo, Marzo 2017).

Precisamente como parte de las problemáticas derivadas de este fenómeno, la Corte Constitucional falló esta semana a favor de unas Trabajadoras sexuales en un tradicional burdel de Chinácota, Norte de Santander, el cual fue clausurado por la Alcaldía.

Con el fallo, no solo regresaría el burdel, sino además se replantea el trato que se debe dar en este caso a la trabajadoras sexuales venezolanas que llegan sin papeles del vecino país, pues para la Corte: Se deben “Valorar las razones por las que decidieron venir a Colombia, los riesgos que corren si son expulsadas del país y la situación concreta que enfrentarían en Venezuela en caso de ser devueltas”

La decisión generó revuelo en la propia Alcaldesa Nubia Rosa Romero que ha dicho que acatará, pero “No entiendo porque se enfocaron en el tema de las venezolanas, y que les estamos vulnerando los derechos”, y “si es cierto que tengo problemas de venezolanos trabajando en Chinácota, porque ellos trabajan por menos de la mitad que la mano de obra”

El fallo, parece el inicio de un problema anunciado, con la llegada de cada vez más venezolanos a las grandes ciudades, y con mano de obra más barata, discursos como los del Exvicepresidente podrían dar de qué hablar en 2018.

¿Quedará la política de migración en manos de los discursos populistas en 2018?, ¿Cómo enfrentará Colombia una posible llegada masiva de Venezolanos justo antes de sus elecciones presidenciales? El tiempo corre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*