“NO SOY UN POLÍTICO, SOY UN SERVIDOR PÚBLICO”: FRANK PEARL

Análisis Por
En una llamativa entrevista internacional, el delegado del Gobierno para las negociaciones de paz con las Farc, Frank Pearl, dejó en claro que para alcanzar la paz se hace necesario fortalecer la legitimidad del Estado en el nivel público y a partir de la  modernización y dinamización de  la economía y del establecimiento de un modelo de justicia representativo.

Estas apreciaciones fueron dadas a conocer  al diario virtual español, ABC, afirmando que se requiere realizar un cierre que facilite la transición hacia un Estado posfirma de los acuerdos, dando con ello, el paso hacia un futuro cierto de paz por lo cual considera trascendental el respaldo legislativo que ha tenido la implementación de los acuerdos.

Respecto del fenómeno de  la corrupción develada recientemente como uno de los fenómenos que más afecta al gobierno y a la oposición, recordó la relevancia de luchar  contra este fenómeno que azota al pais en los diversos niveles y sectores públicos y privados.

Pearl criticó la forma de actuar del sector que se opone a la implementación de los acuerdos de paz quienes orientan sus acciones con fines electorales. Al respecto, dijo que “La oposición pone sus intereses electorales a corto plazo por encima del bien común”.

En esta misma entrevista Frank Pearl dejó en claro que no es un político más. Dijo a próposito, “No soy un politico, Soy un servidor público”.  En ese sentido ha participado en distintos momentos y procesos en búsqueda de la paz, entre otros, la desmovilización de los grupos paramilitares, como negociador plenipotenciario con las FARC y como jefe negociador con el ELN.

Al respecto, Pearl aclaró que Farc y Eln son diferentes “Las Farc tenían su poder en el número de hombres en armas, para confrontar las fuerzas legítimas del Estado, mientras que el ELN funciona como una confederación y su poder está en sus conexiones, en el heho de ser invisible”.

También reconoció que el contexto y el momento político de los diálogos de paz con el ELN es diferente pues este se realiza en medio de un periodo electoral que conducirá a la elección presidencial del próximo 2018.

Respecto del fenómeno Bacrim advirtió que el 85 % de quienes las conforman no habían sido paramilitares. Desde su punto de vista, la falta de oportunidades en algunas regiones de Colombia conlleva a que los jóvenes no encuentren fácilmente opciones de educación y participación en el mundo laboral tal como es el caso de “Los campesinos cultivadores de coca”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*