Nuevo debate en las Juventudes del Partido Liberal

Análisis Por

El Partido Liberal Colombiano, gracias a las decisiones tomadas en el más reciente Congreso Nacional Liberal, por fin logró avanzar en la definición de sus estatutos, luego de dos años de interinidad estatutaria, que casi nos lleva al borde de la extinción legal, sin embargo no sucedió así con la Organización Nacional de Juventudes Liberales, gracias a la manifestación de un conflicto bastante particular, durante el Congreso Nacional de Juventudes Liberales que se realizó entre el 27 y 28 de septiembre.

El conflicto suscitado fue bastante simple: la transición de los Estatutos de 2002 a los Estatutos de 2017.

De acuerdo con los Estatutos de 2002, el Parlamento Nacional de Juventudes que es el órgano de representación de las asambleas de juventud de todo el país, elige de entre sus miembros una terna de candidatos para la Dirección Nacional de Juventudes Liberales, de la que el pleno del Congreso Nacional del Partido debe elegir a uno.

De acuerdo con las programaciones, el Parlamento se instaló con todo el protocolo del caso el día 27 de septiembre, eligió su propia mesa directiva y empezó a sesionar. Sin embargo, el conflicto empezó a surgir desde el momento mismo en que se empezó a dilatar la sesión del Parlamento hasta altas horas de la noche, lo que hizo que se suspendiera la sesión y se retomara al día siguiente, 28 de septiembre en horas de la mañana, antes de la instalación del Congreso Nacional de Juventudes.

De acuerdo con los vídeos de la sesión del Parlamento, una minoría se alineó con la interpretación poco ajustada a la realidad que en ese momento el Señor Veedor Nacional del Partido Liberal Colombiano, manifestó en la sesión. Según el Veedor, un comunicado de prensa de la Corte Constitucional constituye notificación judicial, por lo que de acuerdo con sus palabras el Parlamento de Juventudes no existe, lo que haría “ilegal” su función. Y ahí fue Troya.

Luego de un fuerte alegato y de un ejercicio deliberativo, 26 de 47 Parlamentarios, entre los cuales hay abogados, algunos con maestría en Derecho constitucional y que ejercen son docentes universitarios, se alinearon con la jurisprudencia de que un comunicado de prensa emanado por la Presidencia de la Corte Constitucional no tiene efectos jurídicos (ver el siguiente enlace: http://www.corteconstitucional.gov.co/RELATORIA/Autos/2009/A283-09.htm) y decidieron de manera autónoma, libre e informada continuar con el derecho adquirido por la Resolución 3898 de 2017 firmada por la Secretaria General del Partido Liberal Colombiano y proseguir a cumplir con las funciones estatutarias de 2002. Resolución que aún hoy en día no ha sido ni sustituida ni derogada.

Sin embargo, la minoría de ese Parlamento, salió furibunda a instalar el Congreso Nacional de Juventudes Liberales, bajo el supuesto de que un comunicado de prensa de la Corte Constitucional es una notificación judicial que constituye sentencia ejecutoriada.

El Congreso en efecto se instaló, el Parlamento sesionó y cumplió con lo mandatado en la citada Resolución, eligió terna y radicó el acta sobre el medio día. Hasta esa hora, el Congreso Nacional del Partido Liberal aún no había cambiado sus Estatutos de 2002, por lo que hasta el mediodía de ese día 28, las dos instancias eran plenamente vigentes para tomar decisiones.

Sin embargo, la facción minoritaria del Parlamento que instaló el Congreso de Juventudes dilató la instalación de la sesión de la tarde hasta asegurarse que el pleno del Congreso Nacional aprobara los Estatutos nuevos del Partido, y argumentando el principio de autonomía juvenil, desconoció los derechos adquiridos de los Parlamentarios, los Estatutos de 2002 que blindaban el accionar el Parlamento y en horas de la noche del 28 de septiembre aclamó, sin verificación del quorum respectivo y saltándose todo proceso de votación necesario, una lista única para Dirección Nacional, Secretaría Nacional, representante ante la Junta Directiva del Instituto de Pensamiento Liberal y Veedor de Juventudes.

De esta forma, ese conflicto tan simple, que pudo haberse dirimido si las dos partes hubieran encontrado un camino de dialogo, partiendo del respeto y de la reciprocidad, ha sumido a la Organización Nacional de Juventudes Liberales en un limbo jurídico ya que existen tres personas que cumplieron con la obligación de presentarse ante la instancia que elegía la terna, adquiriendo así un derecho y existen cuatro personas que fueron aclamadas por un Congreso Nacional que dentro de sus funciones no tiene el procedimiento de aclamación para elegir dignidades.

Ahora, ¿cuáles pueden ser las salidas a esa crisis? Existirían dos.

La primera ya se dio y fue entregar la autonomía de las decisiones de la Organización Nacional de Juventudes a la Dirección Nacional Liberal, quien entra/entró/entrará a dirimir la discrepancia, especialmente entre los cuatro candidatos a la Dirección Nacional y entre los tres pretendientes a la Secretaría Nacional de Juventudes.

La segunda es convocar de manera extraordinaria al Congreso Nacional de Juventudes Liberales, para que sea el mismo Congreso en el que se dé el debate, se encuentren caminos intermedios, que no pueden ser otros que aceptar la jurisprudencia al respecto de los comunicados de prensa, respetar los derechos adquiridos y someter a votación la terna de candidatos a la Dirección, escuchar a los candidatos a Secretaría Nacional, que por el momento son dos: el Presidente de la Asamblea del Valle y el Presidente de la Asamblea de Antioquia y escuchar a la candidata y a la aspirante a candidata, una miembro de la Asamblea de Cundinamarca declarada en disidencia dentro de su propia Asamblea.

Ambas opciones tienen ventajas y desventajas, pero lo que si se hace necesario es que las partes entren en dialogo, se reconozcan mutuamente y empiecen a negociar, porque de lo contrario, la crisis se volverá insostenible.

Ojalá y los dirigentes de las partes tengan presentes que el partido debe estar por encima de los egos.

Zootecnista Universidad Nacional de Colombia, Candidato a Magíster en Producción Animal de la Universidad Nacional. Coordinador Nacional para asuntos de Paz de la Organización Nacional de Juventudes Liberales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*