Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno Español

Análisis Por

No es producto de las elecciones, pero el Gobierno de España tiene nuevo presidente: Pedro Sánchez Pérez-Castejón, líder del PSOE tomó posesión luego de la primera moción de censura exitosa en la historia democrática de esa nación y que sacó por la puerta de atrás a Mariano Rajoy.

¿Qué pasó?

El Partido Popular (PP) que ostentaba hasta esta semana el poder, comenzó su debacle luego de varios escándalos de corrupción en diferentes niveles, Rajoy se enfrentó a una inmensa lluvia de críticas, mientras al mismo tiempo enfrentaba la crisis de Cataluña e impulsaba un importante número de reformas.

El caso gürtel, fue la estocada final, en 2007 comenzaron las denuncias sobre sobornos a funcionarios del gobierno para obtener beneficios en proyectos inmobiliarios, el empresario cabeza de la operación es Francisco Correa, cuyo apellido en alemán sería gürtel, traducción de cinturón (de ahí su nombre).

El 24 de mayo la condena fue ejemplar, Correa fue condenado a 51 años y 11 meses, por primera vez un partido político recibía una condena, en este caso el PP tendrá que pagar más de 245 mil euros, mientras su extesorero y su esposa también fueron condenados y deberán pagar una multa de 44 millones de euros, el primero pagará 33 años de prisión y su esposa 15 años.

El escándalo le cobró la presidencia y el liderazgo a Rajoy, y de llamarse a elecciones, como seguramente lo hará Pedro Sánchez, la balanza terminará por retirar la importante participación parlamentaria del PP.

Sánchez asume una presidencia en medio de una importante crisis, y sin mayorías absolutas con el PSOE, pero tiene la fortuna de tener a sus principales rivales debilitados, mientras el PP de Rajoy se hunde, un escándalo cubre a Pablo Iglesias del Partido Podemos, por la compra de una vivienda por más de medio millón de euros.

Su nuevo rival y opositor será el líder del partido Ciudadanos, Albert Rivera, quien podría concentrar la suficiente popularidad en las siguientes elecciones para darse como opción de poder. Por ahora, Sánchez asumirá e intentará mediar la crisis con su nuevo gobierno, pero ¿Se quedará?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*