Perdón y nunca más

Análisis Por

En un acto de responsabilidad internacional del Estado Colombiano en lo acontecido en el Palacio de Justicia, cuando hace 30 años el Movimiento 19 de abril se tomó el Palacio de Justicia y todo confluyó en un acto

de caótica violencia, el gobierno colombiano en cabeza del Presidente Juan Manuel Santos pidió Perdón a Colombia, por la forma como entonces se recuperó la sede de la justicia a sangre y fuego por parte de las

fuerzas militares en hechos que confluyeron en una masacre de 28 horas en pleno centro de la ciudad capital, tan sólo comparable con el llamado “Bogotazo”.

El acto de perdón tuvo como propósito ratificar la reconciliación como el camino para la paz política del presente gobierno para cerrar el conflicto de más de 50 años que ha azotado al país y que ha dejado más de

siete millones de víctimas. Es así como por primera vez se anunció al país que en cumplimiento a la reparación ordenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos el acto público es en reconocimiento de la

responsabilidad internacional del Estado, según la sentencia de ese tribunal internacional del 14 de noviembre de 2014.

“En este día y este lugar, frente a muchas de las víctimas de aquel suceso infausto (…) reconozco la responsabilidad del Estado colombiano y pido perdón” dijo el Primer Mandandatario. A la vez anunció que el acto se realizó en honor a todos los fallecidos entre ellos,  por las desapariciones forzadas de Carlos Augusto Rodríguez Vera, Cristina del Pilar Guarín Cortés, David Suspes Celis, Bernardo Beltrán Hernández,Héctor Jaime Beltrán Fuentes, Gloria Stella Lizarazo Figueroa, Luz Mary Portela León, Lucy Amparo Oviedo Bonilla, Gloria Anzola de Lanao, así como la guerrillera Irma Franco Pineda.  También por la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial del magistrado auxiliar Carlos Horacio Urán Rojas.

 

“Con estos hechos el Estado violó el deber de respeto y garantía a los derechos a la vida, a la libertad personal, a la integridad personal y al reconocimiento de la personalidad jurídica, consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y el artículo primero de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada”-manifestó el presidente.  Ante la magnitud de los cruentos acontecimientos del Palacio durante los días 6 y 7 de noviembre de 1985 tan sólo han transcurrido tres décadas de impune silencio frente a la forma como murieron allí muchísimas personas a muy corta distancia del Congreso de la República y

de la Casa de Nariño.

Según las investigaciones más de cien personas entre entre ellas quienes ejercían la justicia para entonces, 11 magistrados de la Corte Suprema de Justicia y 11 personas más que salieron vivas del lugar y luego fueron

desaparecidas.   Al final de los hechos tan sólo sobrevivieron el horror y los escombros. Por este caso tres exministros del gobierno de Belisario Betancur, fueron citados por la Fiscalía General de la Nación esta

semana  para declarar sobre las posibles irregularidades ocurridas en la retoma del Palacio de Justicia en hechos ocurridos el 6 y 7 de noviembre de 1985.

Las diligencias inician el 26 de noviembre y están citados, el ex ministro de justicia, Enrique Parejo, la exministra de Comunicaciones, Noemí Sanín y el exministro de gobierno Jaime Castro.  Las víctimas de los

desaparecidos en el Palacio, han pedido la investigación contra el expresidente Belisario Betancur.

Cuatro nuevas exhumaciones se realizarán en el caso de los desaparecidos en la recuperación militar del Palacio según anuncio del Fiscal Eduardo Montealegre quien recordó que son más de 10 las personas que 30 años después continúan desaparecidas.

El acto de perdón tuvo lugar en frente del Palacio de Justicia a partir de las 10:30 a.m., y en forma paralela se realizó una jornada de conmemoración de los 30 años del triste día en que se quemó el Palacio y la muerte se apoderó de aquel emblemático lugar.
“Con estos hechos el Estado violó el deber de respeto y garantía a los derechos a la vida, a la libertad personal, a la integridad personal y al reconocimiento de la personalidad jurídica, consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y el artículo primero de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada”-manifestó el presidente.  Ante la magnitud de los cruentos acontecimientos del Palacio durante los días 6 y 7 de noviembre de 1985 tan sólo han transcurrido tres décadas de impune silencio frente a la forma como murieron allí muchísimas personas a muy corta distancia del Congreso de la República y

de la Casa de Nariño.

Según las investigaciones más de cien personas entre entre ellas quienes ejercían la justicia para entonces, 11 magistrados de la Corte Suprema de Justicia y 11 personas más que salieron vivas del lugar y luego fueron

desaparecidas.   Al final de los hechos tan sólo sobrevivieron el horror y los escombros. Por este caso tres exministros del gobierno de Belisario Betancur, fueron citados por la Fiscalía General de la Nación esta semana  para declarar sobre las posibles irregularidades ocurridas en la retoma del Palacio de Justicia en hechos ocurridos el 6 y 7 de noviembre de 1985.

Las diligencias inician el 26 de noviembre y están citados, el ex ministro de justicia, Enrique Parejo, la exministra de Comunicaciones, Noemí Sanín y el exministro de gobierno Jaime Castro.  Las víctimas de los desaparecidos en el Palacio, han pedido la investigación contra el expresidente Belisario Betancur.

Cuatro nuevas exhumaciones se realizarán en el caso de los desaparecidos en la recuperación militar del Palacio según anuncio del Fiscal Eduardo Montealegre quien recordó que son más de 10 las personas que 3o años después continúan desaparecidas.
El acto de perdón tuvo lugar en frente del Palacio de Justicia a partir de las 10:30 a.m., y en forma paralela se realizó una jornada de conmemoración de los 30 años del triste día en que se quemó el Palacio y la muerte se apoderó de aquel emblemático lugar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*