Petro con Morris: Del machismo a la división de la izquierda en Bogotá

Análisis Por

Las candidaturas a la Alcaldía de Bogotá presentan un terrible dilema, mientras la derecha parece aglomerarse con el candidato peñalosista Miguel Uribe Turbay, gracias a la jugada donde el Centro Democrático rompió los acuerdos con su candidata Ángela Garzón para negarle el aval, otra jugada terminó por romper a la centro-izquierda: El apoyo de Petro a Hollman Morris.

A la Colombia Humana no le bastó que el perfil de Morris incluya poca o ninguna experiencia en temas de gobierno, tampoco que reconocidas periodistas como María García de La Torre, afirme que fue acosada por él, ni que en la Fiscalía actualmente exista una denuncia por maltrato intrafamiliar en su contra, ni que su exesposa afirme que vivió 20 años de maltrato por parte de Morris.

Al final, al mejor estilo del uribismo, donde el expresidente Uribe decide con voz final, el senador Gustavo Petro, hizo lo propio y decidió apoyar al candidato. Por supuesto, son conocidas las renuncias que ha provocado en dicho movimiento, encabezadas por María Mercedes Maldonado, reconocida lideresa y exsecretaria de Habitat de la alcaldía del hoy senador.

Pero la decisión es firme, y Petro ha explicado que fue Claudia López la que rechazó un posible acuerdo con él, y que apoyaba a Hollman porque era el único que mantenía la agenda de la Colombia Humana, e incluso afirmó:

“El machismo no es de izquierda o derecha, es la cultura de la sociedad patriarcal. Implica lucha permanente el derrotarlo, una autorregulación. En la lucha contra el machismo no hay hombres puros, tenemos éxito y erramos una y otra vez, hasta que la cultura antipatriarcal domine.”

Es decir, con esa declaración, purgó la imagen de Morris, y justificó su decisión, omitiendo claro está, la declaración firmada por un importante grupo de mujeres de ese movimiento rechazó “las violencias contra las mujeres” (en un claro rechazo a Morris) y varias, entre ellas Maldonado, recordaron que los estatutos de Colombia Humana, tienen cero tolerancia sobre el tema.

El dilema

Al parecer, el senador Petro informó a los miembos de la lista del movimiento que hicieron conjuntamente con la UP, que no estaban obligados a dar su apoyo a Hollman Morris, y parece que ha intentado reducir el rechazo desde adentro que provoca su decisión, pero la división se está haciendo evidente.

Jorge Rojas, exsecretario de Integración Social de la alcaldía de Petro, que era el candidato de la UP, publicó una carta donde dejaba clara su afinidad con Colombia Humana, y su fallido intento de ser candidato a la alcaldía, culpó principalmente a Claudia López de violar el acuerdo alcanzado, y nada dice de la candidatura de Morris.

Por supuesto, a Rojas no se le ofreció un puesto en la lista de la CH al Concejo, o al menos nunca lo hizo publico, y su imagen al interior de CH quedó con la desautorización directa de Petro.

Mientras tanto, la excandidata vicepresidencial Angela María Robledo, afirmó ante los medios que no descarta un acuerdo con los verdes, y que no le entregarán tan fácil la ciudad “a la derecha”, haciendo entender que un apoyo a la candidatura de Morris era entregarle la victoria a Galán o Uribe Turbay.

Otros sectores han llamado la atención sobre al decisión de Petro, calificandola de poco democrática, parecida al estilo del expresidente Uribe, y sumamente divisiva, todo justo en el momento en el que la campaña entra a una difícil recta final, ¿Quedaría Claudia sin gasolina suficiente por culpa de una candidatura de Morris apoyada por Petro?

Lo más curioso, es que la misma grandeza que Petro le reclamaba a Fajardo para apoyarlo e impedir que el uribismo volviera a la presidencia, parece no ser coherente con su decisión de dejar a Claudia y debilitar esa candidatura

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*