¿Por qué la FARC estaría sufriendo una profunda división interna?

Análisis Por

El Partido Fuerza Revolucionaria del Común (FARC), está en su Consejo Nacional de los Comunes, luego de transcurrir más de un año de su fundación, y ante el anuncio del CNE y la Uiaf de revisar la forma como se ejecutó el presupuesto de ese partido, en especial para la última campaña electoral.

División

La división es evidente, aún no se sabe el paradero de Iván Márquez y Hernán Darío Velásquez (El Paisa), pero eso no significa que están necesariamente en las disidencias, pues como lo han afirmado otros miembros de la organización a diferentes medios, es probable que solo estén refugiados ante el temor de investigaciones o como le han llamado ellos “montajes” judiciales en su contra.

Aún así en su primer pleno, la FARC nombró a su Consejo Político Nacional de 15 miembros, manteniendo a Rodrigo Londoño (Timochenko) como presidente, y a Iván Márquez como Consejero Político, a pesar de su ausencia.

Pero la división es más profunda, en varias regiones del país excombatientes de base no están satisfechos con el trabajo realizado con el secretariado, y los sienten distantes en el Congreso. Por eso el Consejo Nacional busca encontrar una fórmula para generar más unidad.

Mientras tanto, disidencias como las de Gentil Duarte han venido usando el nombre de las FARC, como también los encapuchados que se tomaron la Universidad Nacional la semana pasada, y que a propósito solicitaron la reactivación del Partido Comunista Clandestino de Colombia, y afirmaron que la muerte de Alfonso Cano y de alias “El Mono Jojoy” fue producto de una traición interna para llevarlos a “vender a las FARC”.

Por supuesto, el partido ha reaccionado afirmando en un comunicado que: “Somos legítimos herederos de la FARC-EP” y que además “En el futuro, los conflictos y contradicciones inherentes al orden vigente deberán resolverse sin armas ni violencia”

Los motivos internos para tal división pueden ser múltiples, Márquez y el Paisa no han dado declaraciones sobre los motivos para aislarse de su propio partido, pero su clamor ante la captura de Santrich y su posible extradición podría se parte de ese motivo. Mientras tanto las disidencias en armas podrían perseguir múltiples fines, como control del territorio, y narcotráfico. Y colectivos o grupos como los que se tomaron la Nacional no ven en el actual Secretariado que firmó la paz, el sentido y discurso de líderes como Cano o Manuel Marulanda.

Desde un inicio se sabía que habrían disidencias, pero una ruptura y posible clandestinidad de una buena parte de la FARC, pone en peligro la implementación del Acuerdo. Y en conclusión, la tarea para revertir eso no está en el Consejo Nacional de los Comunes, sino en las acciones que tendrán que tomar luego de realizarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*