¿Qué está pasando con la Fuerza Pública en Tumaco?

Análisis Por

El 5 de octubre el país se estremeció ante los graves hechos en Tumaco, donde 6 campesinos fueron asesinados, y 20 personas más resultaron heridas. Hechos que bien pueden calificarse como una masacre contra personas que no estaban armadas.

Las diversas versiones han ido configurando todo tipo de opiniones, desde quienes acusaron a disidencias de las FARC, otros alegaron que los campesinos estaban armados, otros denigran a los campesinos cocaleros, sin considerar sus circunstancias de vida y elección, y otros han señalado de acuerdo a las versiones de los habitantes de la zona a la propia fuerza pública.

La versión en la cual miembros de la Policía participaron en el asesinato de estos campesinos comenzó con las versiones de habitantes y testigos, ellos afirmaron que ante el cerco humanitario para impedir la erradicación de cultivos, y ante la marcha de los campesinos, estos fueron atacados con gases lacrimógenos y ante la resistencia de los mismos, miembros de la Fuerza Pública habían abierto fuego indiscriminado contra ellos.

La Defensoría pidió una investigación especial ante estos hechos, el Ministro de Defensa se limitó en afirmar lo que le habían comunicado bajo la idea de que los uniformados actuaron para proteger a la población, el Presidente Santos luego de reuniones consideró que “nuestra Fuerza Pública no dispara contra civiles”.

La Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola, y Marihuana (Coccam), entregó la versión que llevaba a la idea de la represión contra  campesinos que no tenían armas de fuego. Y finalmente todo terminó por desatarse ante los propios miembros de la Comisión de Derechos Humanos que fue a la zona este domingo.

Miembros de la ONU, OEA, Funcionarios de la Gobernación de Putumayo, Guardia Indígena y medios de comunicación fueron testigos e incluso víctimas de la tensa situación, la Policía Antinarcóticos los habría atacado con gases lacrimógenos y con varios tiros al aire, en hechos que revelan un craso error en el manejo de la situación en la zona por parte de la autoridad policial.

El hecho denunciado por la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, y Somos Defensores, deja ver lo que podría ser el caso más grave de abuso de autoridad contra una Comisión Internacional y Funcionarios del Estado en plena implementación del proceso de paz.

Más que un llamado de atención sobre la imagen de orden público que dejan los hechos a los ojos del mundo en esta zona del país, demuestra también la necesidad de un mejor manejo en la forma como se realiza la erradicación de cultivos, los métodos para lograrlo, la negociación, y el papel de la fuerza pública en el post-conflicto.

Cabe preguntar al Presidente de la República, y al Ministro de Defensa ¿Qué está pasando con la fuerza pública en Tumaco? ¿La Policía Antinarcóticos está encubriendo su presunta responsabilidad en el asesinato de los campesinos?.

Ahora el Vicepresidente Naranjo confirmó que el ataque a la Comisión fue hecho por los uniformados, y el Director de la Policía Antinarcóticos ofreció excusas. Ahora ¿Qué medidas en concreto se tomarán? ¿Cómo impacta esto la lucha contra los cultivos ilícitos a través de este mecanismo?.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*