Reducir en un 70% los cultivos ilícitos, la apuesta del presidente Duque

Análisis Por

La preocupación por las hectáreas de coca sembradas en Colombia, ha provocado un audaz anuncio por parte del presidente Iván Duque: Reducir el total de área cultivada en un 70% los próximos 4 años.

Las cifras son simplemente alarmantes, según los Estados Unidos los cultivos actualmente llegan a 220 mil hectáreas, mientras según el Monitoreo de Cultivos Ilícitos de Naciones Unidas (Simci) son 171 mil.

Es decir, el total sembrado hasta el momento es más grande que toda la ciudad de Bucaramanga, que Tunja, o Villavicencio. Pero, ¿Cómo piensa el presidente alcanzar esa extraordinaria cifra de erradicación de cultivos?

En su primer “Construyendo País” en New York el presidente anunció fortalecer las medidas de interdicción aérea, marítima y terrestre. Mientras también puso de relieve el regreso del glifosato, mientras al mismo tiempo volvería un programa de sustitución voluntaria y desarrollo alternativo para campesinos.

Estos últimos puntos son fundamentales, pues como candidato el presidente afirmó que la sustitución voluntaria no podía ser la única salida, y que la sustitución por la fuerza debía usarse de forma eficaz. De hecho, ya comenzaron las pruebas con glifosato a través de drones que anunció el presidente Santos al finalizar su gobierno y que piensa implementar en forma el presidente Duque.

En una carta confidencial al Congreso, por parte del ministro de Defensa Guillermo Botero, y que ha sido publicada en varios medios, el plan contempla una estrategia enfocada en la frontera con Ecuador, y que sería llevada a otras regiones limítrofes como: El Darién, en Urabá, la Orinoquía entre Guainía y Vichada, el trapecio Amazónico, Putumayo y Catatumbo en Norte de Santander.

Pero anuncio vino con sostener otra idea que defiende el presidente: el decreto para incautar toda dosis de droga en las calles, y que firmaría esta semana.

A pesar de las fuertes críticas ante lo que parecería una Decreto que no disminuye de forma efectiva el consumo, el resto de medidas de la llamada política integral, necesitará el apoyo de los Estados Unidos, algo que Duque espera concretar con su reunión con el presidente Donald Trump, justo antes de intervenir en Naciones Unidas.

Una nueva estrategia contra el narcotráfico sumamente ambiciosa, ante un problema que necesita medidas urgentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*