Se agudiza la crisis Correa vs. Moreno en Ecuador

Análisis Por

Lenín Moreno parecía iniciar su Gobierno con todo el respaldo posible. Si bien su victoria frente al opositor Lasso no fue brillante como las elecciones de Rafael Correa, Moreno llega con una mayoría legislativa, y una clase política que lleva 10 años consecutivos triunfando electoralmente.

Ahora esta fuerza parece empezar a confirmar su división. El Presidente Moreno retiró ayer vía decreto, todas las funciones de su Vicepresidente, lo que desde ya genera un mar de críticas al interior de la llamada “Revolución ciudadana” correista.

LOS MOTIVOS

El Presidente Moreno ya había anunciado que tomaría medidas frente a su vicepresidente, después de que la fiscalía le abriera una investigación preliminar por peculado, cuando ejercía como Ministro Coordinador de Sectores Estratégicos.

Además la oposición ha señalado al funcionario por el caso de Odebrecht para ese país, y han creado una inmensa presión para que las autoridades también tomen medidas.

Lo cierto es que lejos de interpretarse como un hecho para dar transparencia a la investigación, y como medida del Presidente Moreno a favor de la justicia, la ola ha sido de descontento dentro del mismo correismo, y de acusaciones de traición.

El Expresidente Correa ya había criticado antiguas decisiones del actual gobierno, y el mismo Jorge Glas en una carta que fue pública señaló su descontento con las decisiones del Presidente y en especial con el diálogo que había abierto con los antiguos contradictores de Correa.

El expresidente Abdala Bucaram ha sido una de las principales manzanas de la discordia, Glas se ha despachado al acusar al Presidente de acercarse a lo que consideran las antiguas familias económicas del país que lo sumieron en las crisis y de entregar la Corporación Nacional de Electricidad a esa familia, además de traicionar el proyecto de la “Revolución ciudadan”.

Moreno ya se había anticipado al ataque, y había manifestado que «¿Decir la verdad es traicionar? Díganme que decir la verdad es traicionar los principios de la revolución» y atacó al expresidente Rafael Correa de forma tácita al decir: «La persona que dice ‘así son las cosas’ ya no existe en el país»

UNA NOVELA QUE SOLO EMPIEZA

Esta situación solo comienza, ahora la fractura se da dentro del Partido que ha sostenido las mayorías del proyecto de Correa, lo que ha generado ataques y apoyos.

La pregunta del millón es ¿Cómo podría terminar esto?, quizás la respuesta como ya lo habíamos indicado esté en Colombia, donde el Presidente Santos pasó por una situación similar al abrir el dialogo con otros sectores y hacer un gobierno a su manera, lo que hasta hoy ha generado la opinión de que fue un “traidor” a la causa del expresidente Uribe.

Santos mantuvo las mayorías en el Congreso y al final ha tenido gobernabilidad a pesar de las situaciones adversas de una oposición más fuerte.

Pero aún falta ver cómo reaccionará Alianza País en bloque, y si la división obligará a Moreno a realizar alianzas con los hoy considerados partidos de oposición. Pero más importante aún si podría desembocar en una inestabilidad presidencial, muy al estilo de los exmandatarios inmediatos a Correa.

Recordemos que Ecuador ha sido conocido por un constante cambios de presidentes, hasta la llegada de Correa, quien trajo consigo una constituyente, le declaró la guerra a grandes empresarios, gozó de una inmensa popularidad.

De cambiar el escenario ¿Estará Ecuador listo para una transición de este tipo? ¿Su sistema presidencialista después de las reformas de Correa garantizará que no vuelva la inestabilidad? En parte las respuestas se las debemos a lo que haga el mismo Correa en los próximos meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*