Sin los Liberales se complica la Reforma Tributaria, ahora queda en manos de Cambio Radical y la U

Análisis Por

La Reforma Tributaria pasa a las plenarias de Senado y Cámara, pero llega desinflada, pues anoche las bancadas del Partido Liberal, reunidas en el apartamento de su director, el expresidente César Gaviria, decidieron que votarán negativamente el proyecto.

Con esto las cuentas para el gobierno se tornan ajustadas, pero no imposibles, la clave está en Cambio Radical, que llegó a una serie de acuerdos previos con 13 puntos presentados por Germán Vargas Lleras al gobierno, y un grupo de técnicos del exvicepresidente, buscando un punto de acuerdo que lleve a esa bancada a la aprobación del proyecto.

Aunque su apoyo no es definitivo, pero por el momento está cantado, y no faltan las voces contrarias a la Reforma, de lograrse ese apoyo, las probabilidades de la Tributaria cambian drásticamente.

Otra bancada crucial, será la del Partido de la U, que se encuentra dividido y probablemente deje en libertad a sus congresistas para votar el proyecto, sus votos son importantes, en especial en el Senado, donde las cuentas son más ajustadas sin apoyo del Liberalismo.

La apuesta del Gobierno es doble, por un lado, su visión económica que incluye evitar un revés a las medidas tomadas en la pasada Reforma llamada Ley de Financiamiento, y por el otro, demostrar que puede pasar proyectos en el congreso sin necesidad de dar representación política en el gobierno a los partidos y apunta de acuerdos.

Los puntos de la reforma

Varios puntos son propuestas en las que el Gobierno cree impulsarán la economía, entre ellas, las exenciones a empresas que críticos afirman benefician principalmente a las grandes, llegaría a los 9 billones según Fedesarrollo, y disminuye el recaudo de la nación.

Además, se reducen impuestos a las empresas de la economía naranja, y al ingreso de insumos y maquinaria, cubrimiento también al sector agropecuario y hotelero.

La renta exenta de los gastos de representación de magistrados, fiscales, y jueces de la República, es considerado una gabela que no ha sido vista con buenos ojos, pues era un beneficio que una ley anterior ya había retirado.

Los incentivos a las grandes inversiones para generar empleo, incluyendo el agregado a las Zonas Francas, e incentivos para contratar empleados menores de 28 años, son algunas de las propuestas en este punto, que esperan reducir el desempleo y aumentar las inversiones.

Por supuesto, esto incluye varias de las propuestas hechas por el presidente en medio del paro nacional, los tres días sin IVA, la devolución de este impuesto a los hogares más pobres, y la disminución del aporte en salud de los pensionados.

Todo lo anterior, solo es una parte de la reforma, pero mientras lo anunciado en medio del paro no ha calmado los ánimos alrededor del proyecto y su impopularidad, las exenciones solo han dado más gasolina a los marchantes.

Por eso, todavía no es claro que los partidos que aprueben finalmente la iniciativa salgan bien librados, claro está, que el gobierno ha usado la carta de pérdida de confianza inversionista, para advertir que, de no aprobarse, a partir de enero de 2020, las reglas del juego vuelven a cambiar, lo que hace que los inversionistas desconfíen y prefieran ir a otros lugares.

Sus opositores, ahora sumando al Liberalismo, afirman que la reforma debió resultar de un espacio de conversación más abierto, que incluya las peticiones ciudadanas en medio del paro, y que no tengan el costo político que representa hoy aprobarla, dándole un guiño a un gobierno que no está en su mejor momento.

La próxima semana se harían sesiones extras para terminar el trámite, y la navidad será de nuevo una Reforma Tributaria, no según los expertos, no detendrá la necesidad de hacer una nueva en 2020.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*