Sin Zuluaga, sin Ramos y ahora sin los cristianos: se comienza a definir “el que diga Uribe”

Análisis Por

Esta semana iniciaron finalmente las encuestas del Centro Democrático (CD) para elegir a su candidato presidencial. Pero el camino ha sido tortuoso, lleno de debate y traumatismos, que tiene a las bases que apoyan a cada candidato en un claro enfrentamiento.

Eso no significa división dentro del partido uribista, pero sí indica el descontento generalizado entre las bases por las jugadas que se dieron antes del cierre de la baraja entre los cinco precandidatos.

Los Congresistas Iván Duque, Paloma Valencia, María del Rosario Guerra, el excandidato vicepresidencial Carlos Holmes Trujillo y el empresario Rafael Nieto, serán finalmente los nombres de los cuales saldrá el ungido.

Entre las peleas se cuentan ataques como el de Nieto a Duque, al decir que el campo es para pequeños productores, insinuando que hablada del “exprópiese”, incluso se metieron en la pelea los Senadores Alfredo Maya y José Obdulio Gaviria. Mientras tanto al propio Nieto lo atacan por supuestamente no contar con el título de abogado y aún así defender a Colombia ante la CIDH en un contrato por más de 1000 millones de pesos.

Estos son los hechos que le ponen picante a la decisión y que marcan el inicio de las encuestas para definir al candidato:

 

  1. La salida de Óscar Iván

Al Senador Uribe no le gusta decir de frente a quien le cierra las puertas dentro del uribismo como posible candidato, al igual que lo hizo con Pacho Santos hace 4 años, esta vez buscó la salida más diplomática posible a un hecho bien sabido: que Uribe no quería ni a Zuluaga, ni ha Ramos en la baraja.

Esta salida ha tenido múltiples rumores. Desde afirmar que en la reunión del viernes donde se habló de la decisión, Rafael Nieto fue quien terminó sacando de taquito a Zuluaga (cosa que el mismo precandidato ha negado en sus redes sociales), hasta decir que Iván Duque quería aplazar la consulta a marzo si Zuluaga entraba.

El hecho es que la decisión de Uribe generó toda clase de peleas en las redes sociales, curiosamente muchos de los choques no son contra Uribe por tomar esa decisión, sino contra Nieto o Duque por supuestamente influir en su salida. Ahora el expresidente habla de un alto cargo directivo para Zuluaga dentro del CD como gesto de unidad, aunque falta ver si aceptará y si eso cae bien en las bases que lo han criticado en el pasado. Zuluaga es el candidato que más votos ha sacado en la historia de Colombia sin ser presidente.

 

  1. La salida de los cristianos

En una carta dirigida al expresidente Uribe, Claudia Rodríguez de Castellanos anunciaba la salida del grupo cristiano del MCI del Centro Democrático, y anunciaba que participarán de otra forma en la contienda.

Estos bien podrían terminar en las toldas de Cambio Radical  (de las cuales ya fueron parte), y a las cuales Carlos Alonso Lucio esposo de la Senadora  Viviane Morales e importante líder cristiano haría parte en apoyo a Vargas.

Portales como La Silla Vacía han revelado que la salida se da luego que el propio Uribe le negara a Claudia Rodríguez más y mejores posiciones al congreso. Un divorcio que se da luego de muchos años de relación entre este partido y el importante grupo cristiano.

 

Una carrera que parece favorecer a Duque

Existe cierto grado de incertidumbre sobre el resultado, pero lo cierto es que el Senador Iván Duque sería el beneficiado con este mecanismo en la medida que ha venido marcando mejor que sus compañeros en las encuestas.

Pero ante lo ocurrido en los próximo días falta ver si estos hechos afectan la recta final y terminan dando el aval a otro de los precandidatos.

Primero, falta esperar si el efecto Zuluaga ayuda a su virtual heredera y defensora hasta el final, la Senadora Guerra, aunque debido a que el 80% de los encuestados tenidos en cuenta,  no serán militantes según la metodología escogida, ya no quedaría tiempo para que Guerra se apodere de ese reconocimiento.

Y segundo, Aunque el rumor siempre ha caído sobre el favoritismo de Uribe a Duque, el chance para los demás competidores será mostrarse desde ya como el elegido, el aprobado por el expresidente y el más viable. Una tarea nada sencilla, pues todos en la baraja tienen cierta cercanía con el expresidente.

¿Quién será el vencedor?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*