Un caso de éxito en democracia interna de partidos

Análisis Por

En Colombia nos acostumbramos a leer sobre “la crisis de los partidos”, a mirar con descontento a las colectividades que muchos ciudadanos consideran que no representan sus ideales.

Y por eso cabe destacar el caso del Partido Liberal.

En nuestro país los partidos políticos han demostrado en las últimas elecciones dedicadas exclusivamente a su “democracia interna”, que no poseen un gran arraigo popular.

Quizás exceptuando los casos en los que un Partido pone a consideración una lista de personas para ser su candidato a la presidencia, la participación ha sido baja y la falta de identificación con las banderas de una colectividad es evidente. De hecho, el que una lista de precandidatos a la Presidencia por un partido convoque más votos que un proceso electoral para organizar un congreso o convención de una partido, dice mucho de esa llamada crisis, la idea de que estamos personificando la política, y matando las ideas.

Aquellos que creen que debemos sepultar las ideas colectivas, y rodear nombres de personas que supuestamente harán realidad esas mismas ideas, quizás están haciendo más apología a procesos como el venezolano, donde se dejó el sistema mismo a merced del carisma de UNA persona.

El experimento del Liberalismo fue preparar unas elecciones internas, con voto electrónico y presencial, lo cual dice mucho por varias razones, primero, porque estamos hablando de un partido antiguo, de los más antiguos del mundo, segundo, porque estamos hablando de un partido de gobierno, que bien podría pensar que no necesita innovar, y tercero, porque ante la crisis de los partidos en el continente ha sido más fácil ver el resurgir de nuevas fuerzas que intentos de modernización de las antiguas.

ELECCIONES QUE DEJAN EJEMPLO

Son tres las razones entonces por las que ese partido, lo queramos o no, hizo historia y nos da ejemplo.

1. AMPLIA PARTICIPACIÓN

Lejos de decir que los rojos se desvanecen, tendríamos que mirar cómo lograron ganar en las elecciones regionales de 2015, donde obtuvieron los resultados más altos en votaciones totales y mayor número de gobernadores, pero lejos de hacer una reflexión sobre ese tipo de elecciones es impresionante su participación rumbo a un Congreso Nacional.

Fueron más de 629 mil sufragantes, ojo, no de votos (pues existían varias listas para votar, en diferentes sectores lo que totaliza los votos en más de dos millones y medio), sino siendo objetivos, la cifra de sufragantes es histórica, la última vez en el año 2015 la mayor participación rumbo a un congreso de un partido fue la del Polo, con más de 400 mil sufragantes, no alcanzan el número de los liberales, lo que explicaría dos cosas, por un lado que los Liberales sí están organizados y tienen estructura, y por el otro que su capacidad de movilización es más significativa de lo que se cree, tomando en cuenta que no estamos en época de elecciones.

2. VOTO ELECTRÓNICO

Son pioneros, contrataron a una firma independiente (Ecoanalítica) y vigilados por la Registraduría habilitaron una plataforma a su censo de militantes para que votaran.

Ese voto electrónico lograron 385.622 sufragantes, llevando ese proceso a todos los rincones del país donde cada persona que fuera previamente inscrita podía entrar y participar sin esperar ir a la urna más cercana.

En un país que aún no logra implementar este tipo de votación de forma efectiva, los rojos dejaron ejemplo de que sí es posible hacerlo. También demuestran transparencia, con veedores nacionales e internacionales, y vigilancia de los entes de control. Un primer paso para acercarse aún más a sus militantes en lo digital.

3. DAN EJEMPLO DE DEMOCRACIA INTERNA

No podemos tapar el sol con un dedo, los liberales desde su último congreso han pasado un verdadero infierno jurídico, que hasta ahora ve la luz, demandantes tumbaron su Congreso de 2016, y sectores disidentes afirmaron que fueron desplazados.

Entonces ese partido hizo lo propio, permitió que personas que se habían alejado formarán listas para participar en este nuevo Congreso, como lo hizo uno de esos demandantes en el actual proceso, y con autos del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que certificaban jurídicamente que estaban cumpliendo al dejar que todos fueran incluidos, hicieron una votación al alcance de todos sus militantes.

Democracia interna de un partido no es que un dirigente elija por todos, sino que al menos un 50% de todo un Congreso Nacional Liberal esté formado por personas elegidas desde sus bases (el otro 50% como pasa en la mayoría de las colectividades corresponde al sector que ha tenido en el pasado participación política)

Más que el encargado de temas digitales de esa colectividad, hoy como profesional hago un llamado a mis colegas para que revisen las cifras, revisen estos mecanismos y se cercioren de todo esto.

El hecho de que un partido político de esta envergadura haga un esfuerzo (del cual he sido testigo), por convocar a sus bases, usar medios electrónicos, y mejorar radicalmente su participación, es un ejemplo para la democracia latinoamericana. Ni más ni menos.

Politólogo con Énfasis en Comunicación Política. Fue director del programa radial Politizate de Poliradio y Estratega digital del Partido Liberal Colombiano. Investigador en temas electorales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*