Un nuevo capítulo de la novela de las circunscripciones especiales de paz

Análisis Por

El nuevo capítulo de la novela que intenta revivir las circunscripciones especiales de paz, parece un drama constante de fin de año para Gobierno y para el Presidente del Congreso.

Esta novela parece vivirse en tres partes, la primera cuando el Gobierno comenzó a tener problemas con el proyecto, que tramitaba en tiempos similares a los de la Jurisdicción Especial de paz, cuando finalmente parecía hundirse, la votación quedó 50 votos a favor y 7 en contra, lo que hizo archivar el proyecto.

La segunda parte fue la controversia generada luego de que el gobierno anunciara que el Proyecto sí fue aprobado, y que ante la ausencia de tres senadores presos (Musa Besaile, “Ñoño” Elías y Martín Morales), la votación necesaria para la aprobación es 50, que es la mayoría de 99.

Pero la presidencia del Senado en cabeza del Senador conservador Efraín Cepeda, rechaza esta tesis, y es donde viene la tercera controversia.

El Capítulo Judicial

En este capítulo, el Gobierno le hace la consulta al respecto al Consejo de Estado, quien le da la razón, y luego una tutela interpuesta para revivir la propuesta, le concede medidas cautelares a la víctima demandante, ordenando la promulgación de la ley, enviandola para su sanción a presidencia, decisión que no acata el presidente del Congreso, dejándola en nuevo limbo.

Luego llegó la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, con una acción de cumplimiento presentada por el Gobierno, en dicha decisión ordena una vez más al presidente del Senado promulgar la ley, dando 3 días para impugnar la decisión.

Cepeda impugnará, pero la decisión llega en el momento en el que inicia la vacancia judicial, es decir, el tema se va para el otro año, y mientras tanto esa corporación se blinda publicando la decisión de archivo en la Imprenta Nacional.

La controversia política

Ante la negativa del Presidente del Senado (que generalmente ha votado a favor de proyectos del Acuerdo de paz incluido este), se cree que su intención es la de simplemente blindarse jurídicamente ante una decisión polémica y nunca antes vista en el ordenamiento jurídico del país, pero también se cree que su cercanía al Ex vicepresidente Germán Vargas Lleras y su campaña, además de la posición crítica de su partido, hacen que Cepeda no esté interesado en revivir el proyecto.

Mientras tanto otros congresistas como el presidente de la Cámara baja, Rodrigo Lara, hacen política con el tema, primero, aduciendo que no apoyan la promulgación del Acto Legislativo y que la bloquearán desde la Cámara (¿Algo posible?), y segundo, anunciando que recurrirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para buscar que medidas cautelares blinden al Congresos de las decisiones judiciales que lo presionan para enviar el proyecto a sanción presidencial.

¿Qué pasará en el nuevo capítulo de este “novelón”? Lo sabremos el próximo año.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*