URIBE Y PASTRANA: CHISMES DE PASILLO

Análisis Por
La actitud mentirosa de Uribe y Pastrana pareciera no tener límite, esta vez, los exmandatrios pretenden hacer creer al país, sobre una supuesta cita con el recientemente posesionado, Presidente de los EEUU, Donald Trump, la cual resultaría ser una nueva farza.
Un saludo en un pasillo del pomposo complejo turístico Mar-a-Lago Club en La Florida, agitó el ambiente político a pocos días del viaje a Washington del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en cumplimiento de la agenda oficial que se dará en la Casa Blanca con su hómologo, Donald Trump.
El hecho fue calificado como escandaloso, toda vez que Uribe y Pastrana lideran en Colombia una obstinada oposición al gobierno colombiano y al proceso de paz con los grupos guerrilleros.
Aunque el asunto ha ido aclarando con los días y pese a que ninguno de los protagonistas se han referido al hecho, se mantiene la duda de ¿ qué podrían estar haciendo y hablando Álvaro Uribe y Andrés Pastrana con Donald Trump en su Casa Blanca de veraneo?
Desde ya se critica y se desmiente el fortuito encuentro como cita oficial.  Lo sorpresivo al final no fue si quiera el saludo, Trump -Uribe-Pastrana, sino el descrédito que se le ha dado al mismo, a nivel nacional e internacional por cuanto la descripción del  supuesto saludo es totalmente contraria a lo anunciado por Pastrana en su cuenta de Twitter quien dijo que se trató de una conversación “cordial y franca sobre problemas y perspectivas de Colombia y la región”.
En medio de una lluvia de opiniones, el que si llamó al orden fue el Vicepresidente de la República Óscar Naranjo quien exigió respeto a las reglas democráticas y a las relaciones internacionales de Colombia. Esta sería la primera postura recia del Vice a menos de un mes de su posesión en el cargo.

Sobre el tema Naranjo dijo: “Los protagonistas deben informarle al país de frente, de qué se trató el encuentro..si se trató de una reunión de tipo social o si este tuvo un alcance distinto…o si el contenido de la reunión compromete elementos de política exterior colombiana”. También pidió que se respete el manejo de las relaciones internacionales en manos del presidente y la canciller.
Por su parte el embajador de Colombia en el país del norte, Juan Carlos Pinzón, aclaró que “No hubo cita formal alguna gestionada por la Casa Blanca”.

Así mismo, El prestigioso canal, Univisión, explicó que desde la misma Casa Blanca, fue negado que Trump tuviera tal reunión con Pastrana y Uribe, como dieron a entender los exmandatarios colombianos. Según Univisión “Se trató de un saludo en un pasillo del Mar -a-lago y así lo aclaran fuentes de alto nivel del gobierno norteamericano”.
También se supo por la prensa internacional, que “En la Casa Blanca no se ha publicado una postura oficial sobre este saludo, mientras que dos funcionarios de alto nivel del gobierno norteamericano y una persona con conocimiento de las actividades privadas del presidente Trump negaron que la reunión hubiera sido planteada formalmente”.
Otro de los rumores generados en este caso  es si la supuesta reunión se realizó por iniciativa del senador Republicano de la Florida, Marco Rubio, miembro del Partido Republicano, Senador de la Florida desde el 3 de enero de 2011. Tiene raices cubanas y fue criado en Miami, y está casado con una colombiana. Fue precandidato presidencial en 2016 logrando una alta votación en el Estado de Columbia, Minessota, Puerto Rico. Siendo republicano se opuso al restablecimiento de las relaciones de Estados Unidos con Cuba.
En medio de tanta desinformación que rodea la dichosa reunión esta pareciera ser más una lagartada o un encuentro con el diablo, en un tiempo en que la mayoría utiliza para un encuentro con la reflexión y la paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*