BOGOTÁ: UN PROBLEMA DE GERENCIA PÚBLICA

Editorial Por

Los Bogotanos están agotados, y fastidiados con la constante pelea que afecta la forma como se administra en la ciudad, hoy no les hablaremos de la culpa de Petro, Peñalosa, o el pasado oscuro de Samuel Moreno. Lo cierto, es que la corrupción, ineficiencia y falta de previsión, parecen una constante en la forma como se administra en la ciudad.

El deprimido de la 94 demuestra lo indefendible, que existió: una corrupción que cuadruplicó el valor de su construcción, administraciones tardadas en su construcción, y una entrega que configura todos los males anteriores juntos. El hecho de que la inundación de tan importante obra recién entregada, dependiera de una persona, no vigilada, resume la ciudad que tienen que soportar los Bogotanos.

Lo mínimo esperado en esta ciudad, es que se deje de lado las batallas políticas, y nos concentremos en una mejor Bogotá. Como lo dijo Rafael Pardo cuando era candidato a está Alcaldía: “Esa pelea entre unos y otros tiene fregada a Bogotá y sin metro. Hay que ser serios con Bogotá y respetar a Bogotá” (Entrevista, El Tiempo, 18 de Octubre 2015).

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*