LA VIOLENCIA NO SE SOLUCIONA INVITANDO A MÁS VIOLENCIA

Editorial Por

Los medios de comunicación en general pedimos a nuestros columnistas que puedan expresarse de forma abierta y sincera sobre la realidad del país, desde su visión, lo cual, nos permite tener una gran diversidad de opiniones, todas ellas respetables, de la realidad y contexto del país y el mundo, pero, siempre y cuando se guarden las debidas normas de respeto y se hagan dentro de la legalidad.

En el caso del abogado Abelardo De La Espriella que en su última columna de opinión “justifica” en su concepto la muerte de Nicolás Maduro como un “un acto patriótico” e incluso “moralmente irreprochable” solo se rebaja al nivel del régimen que gobierna el vecino país. La Cancillería tiene razón al afirmar que este tipo de columnas y opiniones deben darse en un marco de respeto a la vida, y sin promover la violencia”.

Si queremos cesar la violencia de un régimen antidemocrático, ¿No es contradictorio hacerlo al invitar a más violencia?. Frente a la delicada situación que vive Venezuela, hablar de asesinatos y tramas, supuestamente “éticas”, sólo justifica y refuerza la posición beligerante de los diferentes sectores de un país sumido en la crisis.

Siempre hemos invitado al diálogo en el caso venezolano, y hemos resaltado en diferentes publicaciones la difícil situación que vive ese país, hacemos un llamado para encontrar soluciones pacíficas, y amparadas bajo el derecho. Que desde Colombia podamos ser ejemplo de un lenguaje tolerante, firme, pero que promueva la convivencia pacífica y la libertad de expresión, los mínimos de un país que intenta acercarse a la paz sustentable.  

1 Comment

  1. En lo que se referente al abogado De La Espriella estoy de acuerdo con la editorial. Pero en cuento a lo expresado con respecto al gobierno venezolano encuentro que no es objetivo, ya que oculta la gran verdad. Pues me cuesta entender que en una la Oposición haya ganado las elecciones legislativas con tal ventaja que tiene el control casi total de este organismo. Como también desconoce la editorial, que desde el DAS de Colombia se implementó un gran aparato paramilitar desestabilizador contra ese gobierno en la época de Jorge Noguera, asunto que fue denunciado por Rafael García, ex jefe de informática de este organismo quien participó directamente en este complot que hoy hace su trabajo. Pero además, no me explico cómo nadie se pregunta cómo un país que está muriendo de hambre, está afectado el mercado interno de los lácteos en Colombia a través del contrabando de la leche. O cómo ese mismo país sin nada que comer infectó al sector ganadero de Colombia de fiebre aftosa también a través del contrabando de ganado. No nos digamos mentiras. Ni la crisis llegó con el chavismo, ni el chavismo es la solución. La causa de la crisis venezolana se gestó en gran parte del último siglo, cuando los señores de la Oposición no fueron capaces de diversificar la economía pensando que la bonanza del petróleo iba a ser eterna. Por todo esto la solución al problema venezolano es un gran diálogo nacional que permita reorientar el país. Pero es claro que al gran capital lo que le interesa es profundizar la crisis para retomar el control de las reservas petroleras del hermano país. El factor humano les importa un bledo. También le recomiendo al editorialista ver un vídeo que se llama , publicado en internet para que se entere sobre las actividades de la Oposicón venezolana.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*